Enlaces accesibilidad

Los mercados globales contienen la respiración ante la crisis de la inmobiliaria china Evergrande

  • La posible quiebra de la promotora inmobiliaria china recuerda a la caída de Lehman Brothers
  • No obstante, la OCDE ha apuntado que la conexión entre los mercados financieros es menor de la esperada

Por
Evergrande, el gigante inmobiliario chino, podría quebrar

Evergrande, el gigante inmobiliario chinose enfrenta este jueves al vencimiento del pago de intereses por valor de 84 millones de dólares, unos 71,6 millones de euros. Desde su caída en bolsa en los últimos días, la posible quiebra de la promotora inmobiliaria ha provocado una gran incertidumbre a nivel internacional y ha arrastrado a mercados bursátiles en todo el planeta. 

A la anterior cifra se les suman otros 47,5 millones de dólares (40,5 millones de euros) a devolver antes del próximo 29 de septiembre. Según el diario económico Caixin, la empresa debe en total más de 800.000 millones de yuanes (105.000 millones de euros), a devolver en los próximos doce meses, pero su liquidez actual asciende a un 10% de ese importe.

24 horas - Evergrande: el gigante chino que tambalea las bolsas occidentales - Escuchar ahora

Casi el 54% de sus activos eran proyectos inacabados

30 junio, la promotora contaba con unos activos valorados en 313.288 millones de euros, una cifra de la que casi el 54%, eran proyectos inacabados, mientras que únicamente 19.047 millones de euros eran inmuebles finalizados y en venta. Evergrande contaba ya entonces con una deuda de 2.000 billones de yuanes, unos 263.600 millones de euros, "además de una cantidad de deuda desconocida que no está en las cuentas".

De acuerdo con las cuentas del primer semestre de 2021, Evergrande registró un beneficio neto de 1.389 millones de euros, un 28,9% menos que en el mismo periodo de 2020. Además, los ingresos se contrajeron un 16,5%, hasta 222.690 millones de yuanes (29.351 millones de euros) y cerró el primer semestre con efectivo y equivalentes de efectivo por valor de 11.437 millones de euros, un 45,3% menos que un año antes.

No obstante, del pasivo total de la firma (259.119 millones de euros), 75.360 millones de euros eran préstamos y 125.359 millones eran cuentas a pagar a proveedores. Una situación que, según ha apuntado Caixin, ha conllevado que muchas instituciones crean "que el gigante inmobiliario está al borde de una reestructuración de deuda o incluso de una bancarrota".

Dos meses de manifestaciones

La posible quiebra de la promotora inmobiliaria china no pilla por sorpresa a los manifestantes, que llevan dos meses acudiendo a las inmediaciones de la sede de Evergrande, en la localidad suroriental de Shenzhen.  "Durante los últimos dos meses, cientos de personas se han estado reuniendo en el Zhouye Houhai Center", ha informado Caixin.  El perfil de los manifestantes era variado: desde albañiles empleados en los proyectos de la empresa a inversores y proveedores.

La versión facilitada por el medio de comunicación coincide con las imágenes que se han estado propagando por las redes sociales en los últimos días. En vídeos como el publicado por el usuario Jingzhou Tao a través de su cuenta en Twitter pueden observarse a cientos de personas con pancartas reclamando devoluciones de préstamos vencidos y de productos financieros. De acuerdo con Caixinla policía ha tenido incluso que desplegarse "con escudos antidisturbios" en algunas ocasiones. 

¿Cómo afectará realmente al sector bancario?

Desde el banco británico Barclays consideraron que "un posible impago de Evergrande podría traducirse en un lastre en el sector inmobiliario", aunque se apresuraron a añadir que "está lejos de ser el 'momento Lehman' de China", en referencia a Lehman Brothers, la entidad estadounidense cuya quiebra llevó a la crisis financiera de 2008.

En un informe publicado este lunes, el banco británico desglosó cómo, a la vista de las cifras del sistema bancario chino, "es difícil argumentar que las perdidas de préstamos de Evergrande supongan un riesgo sistémico al sector bancario". "En una situación límite, incluso si los mercados de capital se cerraran a todas las empresas inmobiliarias chinas, los reguladores podrían hacer que los bancos les prestaran a esas compañías, manteniéndolas a flote y ganando tiempo para buscar una salida", recogió el documento.

Solo tendrá consecuencias sistémicas si el Gobierno chino lo permite

Por su parte, el economista jefe de la firma de inversión francesa AXA Investment ManagersGilles Moëc, opinó que "la corrección de los excesos en el sector inmobiliario solo tendrá consecuencias sistémicas si el Gobierno chino lo permite".

La OCDE estima que el impacto será menor del esperado

De acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE),  el impacto del impago de la deuda de Evergrande será limitado debido a las interconexiones entre el país asiático y el resto del mundo. "La conexión entre los mercados financieros de China y otros mercados financieros es mucho menor de la que vemos en el mundo occidental", ha explicado la economista jefa de la OCDE, Laurence Boone. 

Según Boone, las autoridades chinas tienen la capacidad "monetaria" y "fiscal" para amortiguar cualquier posible impacto de la quiebra de Evergrande. No obstante, la economista también ha reconocido que, aunque el impacto debería ser bastante limitado, existirán "excepciones para algunas compañías".

Este martes, el club de países ha revisado las perspectivas de crecimiento económico de las principales economías avanzadas. En el caso de China, la OCDE ha dejado sin cambios sus proyecciones de PIB, que se sitúan en el 8,5% para 2021 y en el 5,8% para 2022.

Noticias

anterior siguiente