Enlaces accesibilidad
Economía

Los accidentes laborales mortales aumentan a 708 en 2020 pese a la pandemia, un 1,9% más

  • El repunte está relacionado con los accidentes mortales registrados durante la jornada de trabajo: 595, un 9,8% más
  • Los fallecimientos in itínere o durante el trayecto al puesto de trabajo se redujeron un 26,1%, hasta los 113

Por
Recreación de un accidente laboral
Recreación de un accidente laboral. Getty Images

Los accidentes laborales causaron 708 muertes en 2020, 13 más que en 2019 -un aumento del 1,9%- a pesar del parón de actividad y la reducción de la movilidad debido a la pandemia de coronavirus.

Según los datos de siniestralidad laboral publicados por el Ministerio de Trabajo, este repunte está relacionado con los accidentes mortales registrados durante la jornada de trabajo -595, un 9,8% más-, ya que los fallecimientos in itínere o durante el trayecto al puesto de trabajo se redujeron un 26,1%, hasta los 113.

Trabajo ha detallado los accidentes laborales derivados directamente de la COVID-19, que supusieron en 2020 un total de 9.858 bajas, la inmensa mayoría (9.066) en el sector sanitario y el resto, en asistencia en establecimientos residenciales (490), administraciones públicas y defensa (228) y otros.

El dato de accidentes mortales incluye los 21 asociados a la enfermedad que corresponden a las siguientes comunidades autónomas y provincias: 5 en Andalucía (2 en Granada, 2 en Jaén y 1 en Sevilla), 2 en Aragón (ambos en Zaragoza), 8 en Castilla-La Mancha (1 en Albacete, 4 en Ciudad Real, 1 en Cuenca y 2 en Toledo), 2 en Castilla y León (ambos en Salamanca), 1 en Cataluña (en Barcelona) y 3 en Madrid.

Mayoría de infartos, derrames u otras causas naturales

En el cómputo global de accidentes laborales mortales producidos durante la jornada de trabajo, la mayoría fueron infartos, derrames u otras causas naturales (228), seguidos de aplastamientos y amputaciones (95) y golpes o caídas (82).

Los accidentes mortales en jornada fueron más frecuentes en hombres que en mujeres (565 frente a 30, respectivamente) y crecieron sobre todo en el sector agrario (un 57,9%) y la industria (20,2%), ya que en la construcción bajaron un 12,8%.

Por lo que respecta a los accidentes mortales en el trayecto al trabajo, fueron sobre todo accidentes de tráfico (106) y más frecuentes entre hombres (91) que entre mujeres (22).

El aumento de los fallecimientos contrasta con el fuerte descenso experimentado por los accidentes laborales con baja, que en 2020 se situaron en 485.365, un 23,6% menos que en 2019, una caída que se produjo tanto en los incidentes durante la jornada (22% menos) como in itínere (33,6%).

La reducción se observa además tanto en los trabajadores por cuenta ajena -454.967 bajas, un 24,3% menos- como en los empleados por cuenta propia -30.398, un 12,2% menos-.

Del total de siniestros, 428.474 accidentes se registraron en el lugar de trabajo y 56.891 fueron siniestros in itínere. Los primeros cayeron un 22%, mientras que los segundos lo hicieron en un 33,6% respecto al mismo periodo del año pasado. Los accidentes leves con baja en el puesto de trabajo de los asalariados sumaron 424.374 en 2020, un 22,1% menos, y los graves fueron 3.505, un 16,7% menos que a un año antes.

Todos los tipos de lesiones se redujeron en 2020 más de un 20% -sobre todo los accidentes de tráfico, que cayeron un 28,5%-, de manera que las más habituales siguieron siendo las derivadas de sobreesfuerzos y golpes.

Suben los accidentes en el sector sanitario, bajan en la hostelería

En cuanto a los sectores de actividad, solo aumentaron los accidentes en el ámbito sanitario -41.971, un 3,4% más-, mientras que se redujeron a la mitad en la hostelería. En 2020 también cayeron con fuerza los accidentes laborales sin baja, hasta los 518.979, un 28,3% menos.

En un comunicado, el secretario confederal de Salud Laboral de CCOO, Pedro J. Linares, ha considerado "inadmisible que con una ralentización de la economía como la que vivimos, los accidentes de trabajo experimenten un crecimiento", por lo que ha instado a realizar "cambios profundos" en la protección de la salud.

Desde UGT, se ha calificado de "alarmante" el repunte de los accidentes mortales en 2020, un dato ilógico para el sindicato si se tiene en cuenta el descenso de la actividad propiciado por la pandemia. Por ello, UGT reclama al Gobierno la apertura de una mesa de diálogo social en materia de siniestralidad laboral con el objetivo de acordar medidas urgentes que pongan fin a esta situación. "El Gobierno ha de implicarse y dejar de mirar hacia otro lado ante esta lacra social", ha advertido.

Noticias

anterior siguiente