Enlaces accesibilidad
Coronavirus

COVID a dos velocidades: Europa contiene los contagios pese a que aún suben en la mayoría de países

Por
Coronavirus: situación actual en Europa
La segunda ola del coronavirus golpea con fuerza a los países de Europa coincidiendo con la llegada del frío. ISTOCK

Europa fue el epicentro mundial de la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2 en la primavera y con la llegada del otoño y el invierno, los países del hemisferio norte están experimentando una pronunciada segunda ola que en algunos está siendo incluso más fuerte que la primera. Los países de la Unión Europea y de Europa en general, así como los de Norteamérica, se encuentran en un claro ascenso que en el viejo continente solo en los últimos días ha conseguido frenarse.

Casi todos los países de Europa han aplicado de nuevo severas restricciones a la movilidad y están logrado un descenso de los contagios diarios de COVID-19. Aun así, las cifras siguen siendo altas y por ello la mayoría de los gobiernos se muestran reacios a aliviar unas medidas que están logrado ralentizar la transmisión de la enfermedad, no así aún la presión asistencial y los fallecimientos. Por eso, y pese a las noticias esperanzadoras de los buenos resultados de las futuras vacunas, advierten de que la celebración de las fiestas navideñas también tendrá que ponerse en cuarentena.

Europa sigue siendo el segundo continente más golpeado por la pandemia. De los diez países con más positivos, cinco son europeos: Francia, Rusia, España, Reino Unido e Italia. Y la segunda ola de la pandemia está siendo mucho más mortífera que la primera en al menos 17 países europeos, según los datos de la Universidad Johns Hopkins en 33 estados, incluyendo a Turquía.

¿Cómo está la situación actual de la pandemia de COVID-19 en los principales países europeos? Lo repasamos a continuación.

Países que están logrando reducir los contagios

Mientras América presenta un fuerte ascenso de positivos y supera los 24 millones (se aprecia una tercera ola en Estados Unidos) y unos 700.000 muertos con coronavirus, Europa vive en términos generales un descenso de casos, hasta los 15,6 millones, con más de 360.000 fallecidos, aunque su cifra diaria de muertes crece más rápido que la americana. 

De hecho, el director para Europa de la OMS, Hans Kluge, daba una significativa y dramática cifra: cada 17 segundos una persona muere en Europa por COVID-19, y tan sólo la semana pasada se registraron más de 29.000 fallecimientos por esta causa en el continente. Europa cuenta con el 26 % de todas las defunciones por coronavirus ocurridas en todo el mundo, y el 27 % de los casos de infección, según los datos de la Universidad Johns Hopkins.

Pese a que en España los contagios en la segunda ola empezaron antes que en el resto de Europa y dieron al traste en seguida con la llamada "nueva normalidad", la situación actual es relativamente menos mala que en otros países europeos. España está reduciendo la velocidad a la que se han incrementado los casos en las últimas semanas, y es ahora del 1 % o menos, según ha informado el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, mientras en el Reino Unido es del 1,72 %, en Francia es del 1,36 % y en otros países como Italia es del 2,97 % o el 2,28 % al que crece Alemania como promedio en los últimos siete días.

Una comparación que no debe confundirnos, ha subrayado Simón, porque la situación de Europa "es un problema también para España". "O lo solucionamos entre todos o difícilmente lo superaremos", sentenció. 

Francia

Francia se ha convertido este mes en el país de Europa con más casos de coronavirus, un súbito ascenso ante el que el gobierno de Emmanuel Macron reaccionó imponiendo un nuevo confinamiento del 30 de octubre al 1 de diciembre. Las autoridades sanitarias han considerado este viernes que se ha superado el pico de la segunda ola, y se espera que el presidente francés anuncie la próxima semana las pautas del desconfinamiento.

Tras haber alcanzado picos de más de 50.000 casos diarios o de 45.000 esta semana, en las últimas jornadas, el toque de queda y el confinamiento van surtiendo efecto y la incidencia del coronavirus se reduce en Francia, aunque la presión asistencial continúa siendo muy alta, con más de 2.000 hospitalizaciones diarias, según el ministro francés de Sanidad, Olivier Véran.

Las defunciones se elevan a más de 48.000 desde el inicio de la pandemia, la incidencia está en torno a los 200 casos por cada 100.000 habitantes, aunque es más alta en los mayores de 65 años, por lo que las autoridades llaman a "no reducir los esfuerzos" pese a reconocer la "significativa degradación" de la salud mental de los franceses por la incertidumbre económica y sanitaria o el aislamiento derivado de la pandemia. Esta semana se divulgó que los estados depresivos se han doblado en Francia en solo seis semanas, entre septiembre y noviembre, al pasar del 10 al 21 % de la población.

Bélgica

Las medidas restrictivas próximas al confinamiento domiciliario o el confinamiento mismo están sirviendo para doblegar la curva de forma más expeditiva, como se comprobó en la primera ola o como se ha visto ahora, primero en Israel o Irlanda y, más tarde, en Países Bajos, Bélgica y República Checa.

Bélgicael país del mundo de más de un millón de habitantes con mayor número de fallecidos por COVID-19 en relación a su población, sufrió tambien el pico de contagios más vertiginoso y elevado del continente. Pero adoptó un cierre estricto a partir del 2 de noviembre cerrando los comercios no esenciales, prolongando las vacaciones escolares y obligando al teletrabajo y ha logrado también un descenso significativo de los casos, al tiempo que el número de ingresos hospitalarios ha bajado un 25 %.

Irlanda

Los irlandeses esperan que el confinamiento de seis semanas decretado hace un mes, el pasado 21 de octubre, que está consiguiendo aplanar la curva de contagios, dará paso a unas Navidades relativamente normales. Al comienzo de este último confinamiento, más suave que el de marzo, la incidencia de la COVID-19 acumulada durante 14 días se situaba en los 300 casos por cada 100.000 habitantes y se diagnosticaban unos mil nuevos contagios cada día. Un mes después, la incidencia es de 110, un número que en Europa solo mejoran dos países aún más septentrionales, Islandia (60) y Finlandia (57).

República Checa

La República Checa es uno de los países de Europa que está registrando muchas más muertes en esta segunda oleada de la pandemia que en la de la primavera, un fenómeno que también se observa en otros como Polonia, Austria, Suiza, Rumanía, Hungría, Bulgaria, Grecia, Croacia o Lituania, entre otros. A comienzos de octubre, el país centroeuropeo se convirtió en el de mayor tasa de contagios de la Unión Europea, por lo que tuvo que reimponer el estado de alarma y endurecer las restricciones.

Aunque intentó evitarlo, la República Checa tuvo que dar varios pasos más y, tras ordenar el cierre de los colegios, bares y restaurantes, dispuso la misma medida para los comercios no esenciales a partir del 22 de octubre a fin de evitar el colapso de la atención sanitaria. También prohibió los desplazamientos por el país salvo para visitar a familiares, trabajar o comprar productos de primera necesidad, además de añadir el toque de queda y limitar los horarios comerciales de los establecimientos que seguían abiertos. 

Cinco días después, el 27 de octubre, alcanzó su pico de contagios y ha mantenido un descenso sostenido en un país que supera los 480.000 casos y casi llega a 7.000 fallecimientos desde que empezó la pandemia. El Parlamento ha prorrogado hasta el 12 de diciembre el estado de emergencia.

Suecia

Suecia, el país más castigado de Escandinavia y hasta hora con la política más laxa frente a la COVID-19, presenta una gráfica que le lleva a decretar en plena segunda ola más restricciones y a limitar las reuniones públicas a ocho personas desde la próxima semana, lo que se suma a la prohibición de vender alcohol desde las 22:00 horas y el cierre de bares, restaurantes y clubes nocturnos a las 22:30.

Y es que, según datos del Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC), Suecia presenta 567 nuevos casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, más del doble que Dinamarca y más que España y el Reino Unido.

Países que aún no doblegan la curva de contagios 

Reino Unido

El Reino Unido, que es el país europeo con más muertes con coronavirus, con más de 54.000 y cerca de 1,5 millones de casos, atraviesa una larga meseta en su curva de contagios que no consigue domeñar, y en la que suma más de 20.000 contagios al día desde hace un mes. Desde el 5 de noviembre, Inglaterra cumple un confinamiento que se prevé mantener al menos hasta el 2 de diciembre, con el cierre de establecimientos no esenciales, incluidos pubs, bares y restaurantes, aunque con los colegios y universidades abiertos. 

Medidas diversas se mantienen también en Gales, Escocia e Irlanda del Norte, pero los efectos del confinamiento aún no se evidencian en la curva de nuevos casos del Reino Unido. El primer ministro británico, Boris Johnson, que enfermó y estuvo ingresado en la UCI en abril, ahora está en cuarentena por haber sido contacto estrecho de un contagiado. La sensación es que el país no logra avanzar. Incluso las negociaciones del Brexit se han tenido que suspender por un caso de coronavirus en el equipo europeo de negociadores. Los responsables de salud pública ingleses esperan que la bajada de contagios llegue la semana que viene.

Alemania

Alemania observa con preocupación cómo ha crecido a toda velocidad el ritmo de contagios en el último mes, en especial en los últimos diez días, en los que rara vez se ha bajado de los 20.000 nuevos casos diarios y se rebasarán los 900.000 casos, más de 100.000 de ellos en los últimos siete días. Las autoridades alemanas contabilizaron un nuevo máximo de 23.648 nuevos contagios en las últimas 24 horas, un nuevo récord de infecciones diarias, según los datos del Instituto Robert Koch (RKI).

El 2 de noviembre entró en vigor un nuevo parón de la vida pública -más suave que el decretado en primavera- del que se esperaba fuera un "rompeolas" que aplanase la curva de nuevos contagios, con el objetivo de lograr una incidencia acumulada por debajo de 50 por 100.000 habitantes. Las restricciones actuales se traducen en el cierre de la gastronomía, el ocio nocturno, el deporte en sitios cerrados y la vida cultural durante al menos todo noviembre y la apuesta por mantener abiertas las escuelas y guarderías en la medida de lo posible.

Italia

Italia, que fue el epicentro europeo de la pandemia en la primera ola, lleva todo el mes de noviembre sin apenas bajar de los 32.000 nuevos contagios diarios, con un récord de 753 fallecidos el miércoles, que marcó un máximo inédito desde principios de abril. Con las últimas cifras, Italia acumula más de 1,34 millones de casos desde el inicio de la pandemia, la tasa de incidencia acumulada es de 732 casos y los muertos son más de 48.500. Como en la primavera, Lombardía encabeza la lista de regiones con más casos nuevos, uno de cada cuatro del conjunto del país.

En consecuencia, el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, advierte de que habrá que celebrar la Navidad de manera "sobria" y con distancia social, pues una semana de intensas reuniones familiares, de amigos o compañeros de trabajo significará pagar en enero con el aumento de la curva de contagios. "Bailes, celebraciones, besos y abrazos no serán posibles", ha dicho Conte.

Italia es de los pocos países que actualiza cada día una lista con los médicos fallecidos a causa del coronavirus, que esta semana ha superado la cifra de 200 facultativos muertos desde el inicio de la pandemia. Los dos con los que se superó ese umbral estaban colegiados en la región de Apulia, al sur del país, un odontólogo de 58 años y un médico de continuidad asistencial de 62. Según la OCDE, se han contagiado más de 30.000 profesionales del sector sanitario en lo que va de pandemia.

16 países que aún no han frenado el aumento de contagios

Además de los anteriores, todavía son numerosos los países de Europa que no han llegado al pico de contagios. Fuera de la Unión Europea, Rusia y Ucrania están alcanzando cifras máximas de casos diarios, pero tampoco han conseguido doblegar su curva otros como Portugal, Grecia, Croacia, Malta y Chipre, en la parte meridional; en la central también siguen sin alcanzar el máximo de la segunda ola en Hungría, Rumanía y Bulgaria; y en el norte siguen en tendencia ascendente Dinamarca, Noruega, Finlandia y los países bálticos de Estonia, Letonia y Lituania.  

Rusia contabilizó el jueves nuevos máximos de los contagios diarios y muertes por la COVID-19 desde el estallido de la pandemia, según informaron las autoridades locales. El número de los contagiados confirmados en el último día ascendió a 23.337, mientas los decesos se situaron en 457. Rusia es el quinto país del mundo con más casos de coronavirus confirmados después de Estados Unidos, India, Brasil y Francia.

En esa misma jornada del jueves, Ucrania registró el récord de 13.630 casos diarios, con lo que la cifra total de los contagios ascendió a más de 600.000, según el último recuento de la Universidad Johns Hopkins. El Gobierno ucraniano tiene vigentes cuarentenas de fin de semana, un paso que, advierten los expertos, podría no ser suficiente para frenar la pandemia si continúa el aumento de contagios.

Portugal

El país vecino, modelo de control y gestión rápida de la pandemia hasta el verano, se encuentra ahora en un contexto en el que no ha alcanzado su pico máximo de contagios, que podría llegar la próxima semana. En consecuencia, el Parlamento portugués votó el viernes la prórroga del estado de emergencia hasta el 8 de diciembre. El jueves, el país registró un nuevo récord diario con 6.994 positivos (6.489 el viernes) y la tasa de ocupación en las UCI dedicadas a pacientes COVID es de más del 84 %.

Desde el 4 de noviembre, Portugal vive su segundo confinamiento, que se aplica a los municipios de mayor incidencia acumulada del coronavirus (a partir de 240 casos por cada 100.000 habitantes), y que afecta al 70 % de la población del país. Desde la semana que viene, de las 308 comarcas del país, más de 200 estarán en toque de queda, incluidos Lisboa y Oporto, por lo que sus vecinos no pueden salir a la calle, salvo excepciones, de 23:00 a 5:00 horas de lunes a viernes y de 13:00 a 5:00 horas los fines de semana.

Portugal acumula desde marzo 249.498 positivos y 3.762 fallecidos y prevé que el pico máximo de muertos de esta segunda ola se alcance durante la segunda semana de diciembre.

Grecia

14 horas - Grecia confina a la población durante tres semanas ante la presión en los hospitales - Escuchar ahora

Grecia, que este sábado cumple dos semanas de confinamiento, todavía no ha conseguido doblegar la curva epidémica y los hospitales se encuentran en estado de alarma, con tan solo un 18 % de camas de UCI disponibles. Tras una primera ola casi inexistente en primavera, arrastra ahora una segunda muy dura con la gráfica de contagios en pleno ascenso, que eleva la cifra total desde el comienzo de la pandemia a más de 87.000 casos en un país de menos de 11 millones de habitantes, y con la cifra de fallecidos disparada a lo largo de todo este mes.

Por ello, desde esta semana, el país ha endurecido sus medidas con el cierre de los colegios y escuelas infantiles hasta al menos el 30 de noviembre.

Noticias

anterior siguiente