Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La Organización Mundial de la Salud asegura que el riesgo de la variante ómicron, que ha provocado sentimientos de dejà vu en todo el mundo, es alto. Con todo, el director regional de la institución sanitaria confía en las vacunas e insiste en acelerar la inoculación a lo largo y ancho del planeta para que no haya porcentajes tan desiguales de población con la pauta completa. En la misma línea se posiciona el ejecutivo de Sudáfrica, donde la nueva cepa es ya la predominante en algunas provincias.

Consultamos con nuestros corresponsales la situación epidemiológica en los distintos puntos del planeta y la propagación de esta nueva variante.

Las calles de Bruselas han sido, un nuevo fin de semana, escenario de las protestas de los anticovid que se oponen a las restricciones por la pandemia. Miles de personas han recorrido sus calles para mostrar su oposición a la posible obligatoriedad de la vacuna y el pasaporte covid, tras registrarse un nuevo récord de incidencia acumulada desde el comienzo de la pandemia. La manifestación comenzó de forma pacífica pero registró, a su término algunos enfrentamientos con el amplio dispositivo policial.

FOTO: Policías antidisturbios se enfrentan a manifestantes en el centro de Bruselas. Kenzo TRIBOUILLARD / AFP

El denominado 'freno de emergencia' aprobado por los países europeos para todos los vuelos procedentes de Sudáfrica no ha evitado que se den casos de ómicron en Alemania, Austria, Bélgica, República Checa, Dinamarca, Italia, Países Bajos, Portugal y España. Europa descarta un cierre de fronteras interiores para evitar la transmisión entre países de la variante ómicron. La presidenta de la Comisión, Úrsula Von der Leyen, ha pedido prepararse para lo peor, pero ha destacado que el continente está bien preparado.

En los Países Bajos se busca a miles de viajeros de vuelos llegados desde países del sur de África para hacerles pruebas. Alemania estudia posibles nuevas restricciones nacionales. En Italia se han confirmado cuatro casos de la nueva variante. En el Reino Unido, se reúne el G7 de salud para analizar respuesta ante el reto mundial que se abre ahora. El Gobierno británico va a implantar restricciones y esta tarde ha anunciado la vacunación con la tercera dosis de vacuna partir de los tres meses. Ya se han detectado 11 casos de esta nueva cepa: 6 en Escocia, 5 en Inglaterra. En Estados Unidos, el presidente Joe Biden insiste en que las vacunas son la mejor respuesta frente al virus y recuerda que la vacunación tiene que llegar a todo el planeta. En Israel se han detectado varios casos de la nueva variante y es el primer país que cierra por completo sus fronteras e impone cuarentena obligatoria a los israelíes que regresan al país.

Hay más de una decena de países con casos confirmados en cuatro continentes. La mayoría están en Europa con más de una veintena de contagiados en ocho países. Cada vez más estados toman medidas para frenar el avance de ómicron. Israel y Marruecos cierran sus fronteras a la entrada de extranjeros. Reino Unido convoca una reunión urgente del G7.

FOTO: Varios pasajeros con mascarilla en una estación del metro de Londres. Tolga Akmen / AFP

Cinco mujeres mestizas han denunciado al Estado belga por crímenes de lesa humanidad.  Han crecido sin conocer sus orígenes y culpan de ello al Gobierno, que envió a la fuerza a muchos mestizos de las colonias a orfanatos a cambio de subvenciones. "Es una herida profunda en nuestra vida, echada a perder, hecha añicos", cuenta una de ellas. "Vinieron acompañados de militares y obligaron a mi madre a dejarme partir", narra otra. 

FOTO: GETTY IMAGES

Unas 35.000 personas se han manifestado en Bruselas en contra de las restricciones adoptadas para frenar la pandemia, en una marcha en la que se han producido incidentes entre la policia y los participantes. Y de nuevo ha habido protestas en Austria en contra del confinamiento de toda la población que se inicia este lunes. También se han manifestado contra la vacunación obligatoria anunciada por el Gobierno a partir del 1 del febrero.

Foto: Kenzo TRIBOUILLARD/AFP

El anuncio de nuevos confinamientos, la obligatoriedad de la vacunación y de los pasaportes COVID han provocado manifestaciones en diferentes países de Europa. La mayoría pacíficas, como en Zúrich, Roma, Zagreb o Skopie, aunque en Países Bajos se produjeron incidentes contra el confinamiento parcial. En Austria, tras las manifestaciones contra el gobierno convocadas por la extrema derecha, muchas personas han aprovechado para realizar compras antes de que entre en vigor el confinamientototal este lunes. La nueva ola de coronavirus en Europa amenaza nuevamente con colapsar los hospitales, como ocurre en Berlín. En Alemania hay casi 43.000 contagios nuevos este domingo.

FOTO: Un grupo de personas participan en una protesta en Bruselas (Bélgica) contra las restricciones por la pandemia de coronavirus. HADRIEN DURE / BELGA / AFP-

España mantiene el tipo, de momento, en la pandemia de coronavirus. Aunque sigue el aumento de la incidencia, estamos lejos de las cifras que registran países de nuestro entorno. Toques de queda, cierre del ocio nocturno y de teatros, del deporte... Parece que todas esas expresiones quedaban ya para la historia de la pandemia, pero atención a cómo esta Europa.

En Bélgica, reunión hoy para implantar las restricciones de nuevo y se avecinan unas Navidades, un año más, marcadas por la pandemia. Austria o República Checa registran máximos de contagio. También Alemania: más de 50.000 infecciones al día. Este jueves, se reúnen las regiones, los lander, para establecer las restricciones. Italia y Francia mantienen situaciones más estables, más parecidas a la española. El caso de Irlanda es particular, la alta tasa de vacunación no ha evitado que suban los contagios.

Con los corresponsales de Radio Nacional en Bruselas, María Carou; en centro Europa, Gabriel Herrero; en Reino Unido, Sara Alonso; y en París, Antonio Delgado.

Bélgica anunciará hoy nuevas medidas para hacer frente al incremento de casos de coronavirus. No se descarta volver al teletrabajo obligatorio y cerrar el ocio nocturno. En Alemania han vuelto a alcanzar un máximo de contagios y de fallecidos. Hay un tercio de la población que no se ha vacunado y que ahora llena los hospitales. En Berlín, Sajonia y Babiera han eliminado el ocio para quienes no se pinchen los sueros: no pueden acceder a bares y restaurantes, aunque tengan prueba negativa. Y sobre la mesa sigue el debate de la vacunación obligatoria.

Bajo el hashtag en las redes sociales "Balancetonbar"- "Denuncia a tu bar" -  el movimiento feminista de Bruselas ha convocado este viernes un boicot total a bares y discotecas...En la plaza Albertine, en el corazón de la capital belga, decenas de jóvenes han reclamado que se ponga fin a la violencia contra las mujeres...Denuncian que desde octubre han aumentado los casos de chicas drogadas o agredidas sexualmente en locales de ocio... Decenas de jóvenes han contado a través de las redes sociales su experiencia... Denuncias que en las últimas semanas se han traducido también en protestas en la calle. "Se culpabiliza a las víctimas porque han bebido, se dice a las chicas que vayan con cuidado con sus vasos, ya ha llegado el momento de decir a los hombres dejad de drogar a las mujeres", explica esta activista... La fiscalía ha iniciado una investigación pero las organizaciones feministas de Bélgica denuncian que las autoridades no se han tomado lo suficiente en serio el problema... La campaña "Balancetonbar" se ha extendido a Francia en ciudades como París, Lille o Toulouse. 

Estamos en la época de más consumo del año y el atasco de comercio mundial no tiene visos de mejorar. Miles de contenedores siguen parados en los puertos de Asia, Estados Unidos o Europa, porque no hay trabajadores suficientes para retirar los productos. TVE lo ha podido comprobar en el puerto de Amberes, uno de los más importantes del mundo. Foto de archivo del puerto de Amberes. EFE/EPA/OLIVIER HOSLET.

El segundo mayor puerto de Europa, el de Amberes, está sufriendo el atasco marítimo que afecta a casi todo el mundo. Nuestra corresponsal en Bélgica, María Carou, nos cuenta que la mayoría de los barcos entran el puerto con uno o dos días de retraso. Hay mucha demanda, muchos productos que transportar y pocos contenedores. “El precio de los contenedores se ha llegado a multiplicar por 10, es una locura”, asegura Lennart Verstappen, el portavoz del puerto. Sin embargo, el atasco no afecta a todos. Nuestro corresponsal en Francia, Antonio Delgado, ha comprobado que el puerto de Le Havre, el primer puerto del país, se está beneficiando de la congestión que sufren otros.

La gestión de las inundaciones que asolaron Centroeuropa el pasado mes de julio ha sido uno de los temas recurrentes en la campaña electoral alemana. Dos meses después, TVE ha vuelto a la zona donde el agua se llevó la vida de casi 200 personas, en Alemania y en Bélgica. Allí se han encontrado imágenes parecidas a las de entonces, con casas al borde del derrumbe y escuelas abandonadas. 

Foto: EFE/Jens Wolf

En el Reino Unido, más de 100.000 personas han dado un toque de atención a las autoridades políticas para que busquen fórmulas asumibles para poder llevar a los pequeños a la guardería. Una guardería en Londres puede costar más de 15.000 euros al año. En Francia, los precios de las guarderías privadas son prohibitivos, incluso para un país donde el salario mínimo está por encima de los 1.500 euros. Esa cifra es lo que puede costar una guardería privada: entre 1.500 y 2.000. Sin embargo, existen alternativas para el elevado porcentaje de quien no logra plaza en una guardería pública. Hay otras modalidades para el cuidado de los niños de 0 a 3 años, como la regulación del cuidado de niños en viviendas. En Alemania, los precios en las guarderías de 0 a 3 años varían en función de la renta. Sistema parecido al español es el que opera para las guarderías en Bélgica. Hay privadas y públicas, en todas se paga, pero los precios no son tan prohibitivos como en otros países. En Israel, los precios de las guarderías son altos. Hay madres que deciden no trabajar para cuidar a varios niños, en una suerte de pequeñas guarderías en casa. Eso sí, hay centros públicos donde se paga en función de la rentac, a pesar de todo hay que pagar, que tiene como el belga, algunas similitudes con el español. El papel de las familias ultraortodoxas, donde el hombre se dedica a los estudios religiosos -sin un trabajo y más de dos hijos por familia-, obliga a las madres a buscar formas de financiación para el cuidado de los pequeños.

Con los corresponsales de Radio Nacional en Londres, Sara Alonso; París, Antonio Delgado; Berlín, Gabriel Herrero; Bruselas, María Carou; y Jerusalén, María Gámez.