Enlaces accesibilidad
Coronavirus

Illa acusa a Casado de "retroceder" y no tener "argumentos sanitarios" para su abstención al estado de alarma

Por
Illa pide al PP que decida si quiere ser "una oposición constructiva o está con la ultraderecha"

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha cargado con dureza contra el líder del PP, Pablo Casado, por la abstención que ha anunciado de su grupo al estado de alarma de seis meses que se aprobará previsiblemente este jueves en el Congreso. A su juicio, Casado "retrocede" respecto a su discurso hace una semana en la moción de censura, no tiene "argumentos sanitarios" y la "verdadera razón" de su abstención es su "ausencia de sentido de Estado".

El ministro ha defendido este jueves en el Parlamento la prórroga del estado de alarma que aprobó el Gobierno el domingo hasta el 9 de mayo, pese a las críticas en los últimos días por su duración de buena parte de la oposición, que también ha cargado contra el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, por no ser él quien defienda el estado de alarma en el pleno.

Ante las reticencias de los partidos por su duración, Illa ha recordado el compromiso del Ejecutivo de revisar el estado de alarma el 9 de marzo -dentro de cuatro meses- y que sea la conferencia de presidentes la que decida, en caso de que el Consejo Interterritorial de Salud avale la buena evolución de la pandemia, retirar el estado de alarma. También ha recordado que Sánchez comparecerá cada dos meses en el Congreso para dar cuentas de esta herramienta constitucional y él mismo lo hará en el Congreso cada 15 días y en la comisión de Sanidad cada mes.

La prórroga de seis meses saldrá previsiblemente adelante con el respaldo de la mayoría de la investidura, de Ciudadanos y la abstención del PP. Precisamente Illa se ha dirigido a su líder, Pablo Casado, a quien ha advertido de que debe elegir entre formar parte de la "oposición constructiva" actuando como un "partido de estado" o situarse "con la ultraderecha". "Debe decidir si quiere consolidar la posición política que estrenaron el pasado jueves -cuando Casado rompió con Vox durante la moción de censura-", ha proseguido, añadiendo después: "Espero que por el bien de todos, apoyen el estado de alarma".

En su turno de respuesta y tras anunciar Casado su abstención, el ministro ha reprochado que "la verdadera razón" del sentido del voto del PP es su "ausencia de sentido de estado". Ha criticado además que Casado no tiene "ni un argumento sanitario" para defender su poición y ha asegurado, comparando el debate de este jueves con el de la moción de censura hace una semana, que Casado ha "retrocedido": "Casado censura a Casado".

Casado votará "abstención crítica" y acusa a Sánchez de gobernar "a golpe de decreto"

Tras Illa, ha tomado por sorpresa la palabra Pablo Casado -estaba previsto que lo hiciera la portavoz, Cuca Gamarra-.Sánchez le ha dejado un papelón hoy señor Illa, un número de ventrílocuo", le ha espetado al minitro, a quien ha pedido dimitir, después de las críticas que Illa ha vertido sobre él: "A usted le han pasado un papel para intentar hacer de tertuliano, achacando al PP que no tenemos argumentos científicos y es algo bastante lamentable".

El líder ‘popular’ ha defendido la “abstención crítica” de su partido, enfrentando con “patriotismo” la lucha contra la pandemia y para no avalar un “atropello legal” con una prórroga que “hurta” al Congreso la posibilidad de levantar el estado de alarma y se “parapeta” en las comunidades autónomas. En este sentido, ha incidido en que acudirá a la Comisión de Venecia para defender la separación de poderes; y una vez más, ha criticado que el Gobierno no ha “negociado nada” ni ha reformado la ley de salud pública, como llevaba meses pidiendo el PP.

A su juicio, Sánchez pide un estado de alarma de seis meses porque le gusta "gobernar a golpe de decreto", "sin contrapeso legislativo" y "sin control judicial" para "gobernar como quieren porque gobiernan muy mal".

Illa: "La situación que vivimos es de emergencia"

Entre los motivos que ha expuesto el ministro para la prórroga del estado de alarma, Illa ha asegurado que "casi todo el territorio español" está en niveles de "riesgo alto o muy alto" a nivel epidemiológico ya que la incidencia acumulada en los últimos 14 días es de 452 por cada 100.000 habitantes y buena parte de España supera el 15% de ocupación hospitalaria. "Varios territorios están por encima del 35% de ocupación en las UCI, es una presión asistencial importante y tenemos que reducirla con medidas contundentes", ha alertado.

El "horizonte al que hay que ir avanzando", ha dicho, es reducir la incidencia por debajo de 25 casos por cada 100.000 habitantes, con menos de un 4% de positividad en las pruebas y del 5% de ocupación en las UCIS.

También ha pedido a toda la población hacer un "esfuerzo más", pronosticando que "llega un invierno largo" y las fiestas navideñas van a ser "distintas". La situación, ha dicho, es de "incertidumbre" hasta que no se puedan aplicar las primeras dosis de una vacuna y ha recordado que no se puede confiar en la "inmunidad de grupo": "Nos queda un camino largo de convivir con el virus y tenemos que ser prudentes".

"Los meses de otoño e invierno son temporadas de virus respiratorios como la gripe, con altos ingresos sanitarios", ha recordado Illa. Ha dicho que cada año se producen, sin contar con el coronavirus, 13 millones de infecciones respiratorias entre diciembre y marzo y que las "enfermedades respiratorias agudas" crecen "de manera muy importante" en el primer trimestre del año, llegando a complicarse en algunas personas y a requerir atención hospitalaria. "A todo esto, le añadimos que partimos en octubre con una alta presión asistencial por el coronavirus, tenemos que ser prudentes", ha advertido.

Durante su intervención, el ministro ha defendido las actuaciones del Ejecutivo durante los ocho meses de pandemia. "Ahora hay pocas dudas de que el estado de alarma fue decisivo". Ha lamentado, sin embargo, que el plan de desescalada asimétrico y coordinado con las Comunidades autónomas que aprobó el Gobierno no se pudo completar como quería el Ejecutivo con una última prórroga del estado de alarma: "Esta Cámara no consideró dar apoyo a la propuesta y quiero recordar que algunas comunidades autónomas pedían finalizar la alarma".

De cualquier modo, ha recordado que desde el fin del estado de alarma anterior, y también ahora, son las comunidades y ciudades autónomas las que tienen las competencias para contener y controlar el virus y que el Gobierno, con el estado de alarma, les ofrece la herramienta legal para restringir la movilidad, confinar parte o la totalidad del territorio limitando las entradas y salidas y aplicar un toque de queda con un margen horario -entre las 22:00 y las 00:00 y hasta un margen entre las 05:00 y las 07:00 horas-. 

También ha recordado que han sido diez comunidades y las dos ciudades autónomas las que pidieron al Gobierno la declaración del estado de alarma antes de que éste lo decretase el pasado domingo.

Por último, Illa ha incidido en que el Gobierno ha dado no solo las herramientas jurídicas -el estado de alarma- sino materiales -equipos sanitarios y rastreadores- y tecnológicos. En este sentido, ha anunciado que desde este viernes habrá una nueva versión de la aplicación Radar COVID, que ya tiene más de cinco millones de descargas en España, compatible con los sistemas de rastreo de otros países europeos, entre ellos Alemania, Irlanda, Dinamarca, Letonia o la República Checa.

Noticias

anterior siguiente