Enlaces accesibilidad
Coronavirus

Sánchez acepta comparecer cada dos meses y ofrece revisar el estado de alarma el 9 de marzo

Por
Sánchez rebaja el estado de alarma a cuatro meses

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha propuesto a la oposición revisar el estado de alarma el 9 de marzo en una conferencia de presidentes autonómicos y levantarlo si la pandemia de coronavirus mejora. También ha aceptado comparecer en el Congreso para dar cuentas sobre esta herramienta cada dos meses, tal y como ha pedido este miércoles ERC.

Ambas cesiones las ha hecho Sánchez tras las críticas de la oposición por la extensión del estado de alarma, cuya prórroga hasta el 9 de mayo se debate el jueves en el Congreso, y por la falta de control parlamentario que supone una prórroga de seis meses. Una falta de control que contrasta con el estado de alarma de marzo, cuando Sánchez acudió a pedir en el Congreso cada dos semanas cada próroga hasta junio. 

Sánchez ha hecho un primer ofrecimiento durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso, que ha rectificado después, para que el Consejo Interterritorial de Salud revise el 9 de marzo el estado de alarma y éste se levante si así lo estipula. 

Pero fuentes parlamentarias del PP han criticado posteriormente que es el Parlamento el que decide un estado de alarma, no un Consejo en el que, además, el PSOE tiene mayoría. "Sánchez propone un estado de alarma de 6 meses y sustituir al Parlamento por el Consejo Interterritorial, ¿lo siguiente será que Ferraz tome las decisiones?", han criticado.

Así que Sánchez ha aceptado que, en lugar del Consejo Interterritorial, se celebre una conferencia de presidentes el 9 de marzo y se decida en ella si se levanta el estado de alarma, según ha podido saber TVE. 

El presidente del Ejecutivo también ha aceptado comparecer cada dos meses para dar cuentas del estado de alama, tal y como ha pedido este miércoles ERC en un escrito dirigido al Congreso, en el que ha aceptado que se revise el estado de alarma el 9 de marzo.

Durante el debate de la sesión de control, Sánchez ha llegado a decir que Casado y el PP incurren en "error tras error", llegando a "denigrar un instrumento constitucional legítimo como es el estado de alarma". "Lo ha llegado a calificar como dictadura constitucional, pero o es dictadura, o es constitucional. Las dos cosas son imposibles", ha apostillado.

El PP insiste: ocho semanas de alarma y comparecencia cada 15 días

Ninguno de los dos anuncios -la revisión y la comparecencia bimensual- ha convencido al PP, que ha registrado este miércoles en el Congreso una petición para que el estado de alarma dure ocho semanas, hasta el 20 de diciembre, y para que Sánchez comparezca cada 15 días.

También emplazan al presidente para acometer los cambios jurídicos para afrontar la situación por medio de legislación ordinaria  y "evitar la excepcionalidad del estado de alarma", según fuentes populares.

Además, en las últimas horas, el Grupo Parlamentario Popular ha mantenido contactos con formaciones políticas salvo Bildu "para garantizar el control parlamentario" y no descarta "apoyar proposiciones de resolución de otras formaciones políticas destinadas a salvaguardar el control parlamentario".

"Por la presión de la oposición, el Gobierno se ha visto en la obligación de rectificar y decir ahora que estaría dispuesto a un control de dos meses", prosiguen las mismas fuentes, que consideran la rectificación de "totalmente insuficiente". Han pedido además que sea Sánchez quien defienda este jueves en el Congreso la prórroga del estado de alarma. 

Casado ofrece 8 semanas de estado de alarma y Sánchez 4 meses revisables

Ante las críticas de Sánchez vertidas sobre su partido, Casado ha defendido que el PP no ha dejado de "arrimar el hombro" en ningún momento, apoyando el estado de alarma durante lo dos meses más graves de la pandemia, proponiendo varios pactos en materia de sanidad, educación o empleo y ya recordado que el PP lleva meses pidiendo al Gobierno un ‘plan B’ jurídico para reformar la Ley Orgánica de Salud Pública de 1986 con la que afrontar la pandemia por medio de leyes ordinarias.

Ciudadanos pide una alarma de tres meses y comparecencia mensual

Ciudadanos, por su parte, ha presentado una enmienda al estado de alarma planteado por el Gobierno para que dure tres meses, "suficientes para dar estabilidad a las medidas sanitarias y certidumbre a los ciudadanos".

También piden que Sánchez comparezca "al menos una vez al mes" ante el pleno del Congreso "para rendir cuentas": "Este control al presidente del Gobierno no será óbice para que se realicen los plenos y las sesiones de control semanales de carácter ordinario". A su vez, Cs exige que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, comparezca "al menos una vez cada 15 días".

En el escrito establecen asimismo que los presidentes de las comunidades autónomas que adopten "cualquier medida limitativa de derechos fundamentales" deberán comparecer ante la Comisión Constitucional del Congreso dentro los veinte días siguientes a su adopción y mensualmente por el tiempo que ésta dure.

"De esta forma, en Ciudadanos consideramos que, por una parte, se da estabilidad a las medidas sanitarias y certidumbre a los ciudadanos y negocios, y, por otra, se redoblan los mecanismos de transparencia y control parlamentario, como garantías fundamentales ante cualquier restricción extraordinaria de derechos", ha informado la formación.

Arrimadas critica un estado de alarma sin control parlamentario

La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha defendido durante la sesión de control al Gobierno que el estado de alarma que aprobó el Gobierno el domingo es "muy mejorable". "El Gobierno ha decretado el estado de alarma, pero no toman las riendas. Es necesario para tomar medidas restrictivas, pero no vale cualquier estado de alarma", ha proseguido, preguntando después al ministro de Sanidad, Salvador Illa, por qué no ha desarrollado "un plan nacional" que lidere la respuesta a la pandemia y en su lugar "ha relegado la respuesta a las comunidades autónomas".

El PNV, por su parte, ha presentado una enmienda al estado de alarma para que enclaves como el Condado de Treviño, que está en territorio alavés pero pertenece a la provincia de Burgos, tenga que aplicar las restricciones que se aprueben para Álava, en la misma línea que la registrada en el anterior estado de alarma.

Más País y Compromís también han dirigido al Parlamento ottra propuesta conjunta para que Sánchez comparezca mensualmente ante el Pleno de la Cámara durante el tiempo que dure el estado de alarma ante la segunda ola del coronavirus.comunidades autónomas", y la CUP ha reclamado una tasa COVID-19 para los patrimonios de más de un millón de euros, entre otras cuestiones.

Noticias

anterior siguiente