Enlaces accesibilidad

Coronavirus

Sánchez no logra convencer al sueco Löfven sobre el fondo europeo: "Todos tendremos que hacer renuncias"

Por
Sánchez no logra convencer al sueco Löfven sobre el fondo europeo

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el marco de su gira europea para buscar apoyos que blinden la posición de España en la negociación sobre el fondo de reconstrucción, se ha reunido este miércoles con el primer ministro de Suecia, el socialdemócrata Stefan Löfven, una de las economías que representan la posición más dura respecto a las condiciones del 'rescate' y al que no ha logrado convencer sobre la necesidad de que las ayudas se basen mayoritariamente en transferencias a fondo perdido.

"El fondo debe ser de créditos, no de subsidios", ha insistido el primer ministro sueco en una rueda de prensa posterior al encuentro, donde también ha asegurado que será "muy difícil, aunque no imposible" llegar a un acuerdo en la reunión que se celebra en Bruselas este fin de semana.

Todos tendremos que hacer renuncias

Sánchez, por su parte, ha señalado que el Ejecutivo español mostrará en la negociación una posición de "empatía" respecto a otros gobiernos y ha abierto la puerta a ceder en algunas de las posiciones: "Todos tendremos que hacer renuncias", ha admitido, al tiempo que ha recalcado que España no se niega a los créditos, pues ha aceptado desde el primer momento la propuesta de la Comisión Europea que contiene una cuantía de 250.000 millones de euros en préstamos con devolución.

"Tenemos que amoldarnos a la situación, ya que uno de los grandes contribuyentes se ha ido", ha dicho el primer ministro sueco en relación a la salida de Reino Unido de la Unión Europea. No obstante, los dos han coincidido en que la reunión ha sido "muy fructífera" y que el "único objetivo" de ambos de cara a la cumbre de este fin de semana es llegar a un acuerdo. 

14 horas - Sánchez no convence al primer ministro sueco sobre el fondo de recuperación - Escuchar ahora

Apuesta por las reformas

El presidente del Gobierno también ha reconocido que España está comprometida con las reformas, otra de las 'líneas rojas' de los llamados países 'frugales' y entre los que se encuentran Países Bajos, Dinamarca y Austria, además de Suecia. Según Sánchez, la pandemia ha acelerado alguno de los cambios a los que nos estábamos enfrentando antes de su llegada como la transición ecológica y digital y "la sociedad española está comprometida con ello".

En la misma línea, el presidente sueco se ha mostrado partidario de abordar la cuestión del cambio climático cuanto antes, ya que "no ha desaparecido por la pandemia", así como de "resolver juntos" cuestiones como encontrar un tratamiento eficaz frente al virus. "Los retos comunes también requieren soluciones comunes, es la mejor manera de abordarlo", ha sentenciado.

En su discurso, Sánchez también ha agradecido la "solidaridad del pueblo sueco" con España al suministrar respiradores durante la "difícil" situación que atravesó el país durante la pandemia.

Puntos en común con Macron

Tras el encuentro con Löfven, y antes de regresar a España, Sánchez ha viajado a París para celebrar una reunión bilateral con el presidente de Francia, Emmanuel Macron, y finalizar así la gira europea.

Fuentes del Ejecutivo a RTVE han asegurado que ha habido "muy buen conexión" con el líder francés y que ambos comparten la necesidad de que haya un acuerdo en julio, que sea "ágil y eficiente" y que la gobernanza que se imponga sirva para acelerar las reformas. Asimismo, han dicho las mismas fuentes, las subvenciones no son caridad sino ayudas para la inversión.

Francia y España mantienen una postura muy similar de cara a las negociaciones que tendrán lugar en Bruselas. En este sentido, París considera a Madrid "un socio y aliado" en la negociación, tanto sobre el presupuesto comunitario para el periodo 2021-2027 como en lo referente al plan de recuperación.

Sánchez y Macron defienden las subvenciones en el fondo europeo poscoronavirus

Finaliza la gira europea de Sánchez

La primera parada de la gira europea de Sánchez tuvo lugar este lunes en La Haya con el primer ministro holandés, Mark Rutte, quien reconoció que será difícil alcanzar un acuerdo sobre el fondo de recuperación, ya que hay grandes diferencias entre países respecto a su dimensión, la proporción de préstamos y transferencias o el periodo de ejecución. Posteriormente, en su encuentro en Berlín, la canciller alemana, Angela Merkel, también admitió que existen "notables divergencias" entre los países, si bien expresó su voluntad de alcanzar un acuerdo durante el mes de julio.

A dos días de la primera reunión que los jefes de Estado y de Gobierno mantendrán con presencia física en Bruselas, todavía siguen abiertas muchas cuestiones sobre el diseño final del fondo de reconstrucción para relanzar las economías europeas tras la pandemia de coronavirus.

Así, la propuesta de la Comisión Europea -en línea con los deseos de España o Alemania- pasa por una cuantía de 750.000 millones de euros, de los que 500.000 serían transferencias y 250.000 préstamos, y donde unos 140.000 millones irían a parar a las arcas españolas. Mientras, para los 'frugales', la única forma de dar su respaldo a un futuro fondo al que puedan acceder los países más afectados por la COVID-19 es que este paquete solo sea en concepto de préstamos a devolver y con reformas nacionales.

La condicionalidad para acceder a las ayudas también es otra cuestión abierta que los líderes tendrán que resolver. Mientras que países como España quieren que se ciña a mecanismos que ya existen, en los que la Comisión Europea tiene la última palabra para aprobar el desembolso de los fondos, los más austeros exigen un mayor control por parte del resto de socios. En este sentido, fuentes del Ejecutivo español aseguran que no van a aceptar una troika, ni vetos de otros países.

Noticias

anterior siguiente