Enlaces accesibilidad
Coronavirus

La UE no logra cerrar un acuerdo sobre el plan de reconstrucción y retomará la negociación en julio

Por
Los líderes de la UE se citan en julio tras constatar sus diferencias sobre el plan de reconstrucción

La cumbre de los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) celebrada este viernes para debatir las características del fondo de recuperación económica tras la pandemia de coronavirus ha finalizado -tal como se esperaba- sin acuerdo, lo que obliga a celebrar un segundo encuentro a mediados de julio en Bruselas para seguir negociando.

"Estoy totalmente comprometido a comenzar inmediatamente las auténticas negociaciones con los Estados miembros y espero tener una cumbre física a mediados de julio en Bruselas", ha dicho el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, al término de la reunión por vídeoconferencia, que ha tenido una duración de cuatro horas.

La cita ha servido para poner de manifiesto que aún hay divergencias importantes entre países pero también puntos en común. Según Michel, el encuentro de este viernes era una "primera ocasión para negociar" y en él se ha observado que "hay un consenso emergente" en diferentes partes de la propuesta de estímulo, lo cual es "muy positivo", si bien hay otros elementos que necesitan "más negociaciones" por lo que ha instado a "no infravalorar las dificultades".

Hay acuerdo en que se necesita una respuesta ambiciosa que combine solidaridad, inversiones y reformas

Al encuentro también ha asistido la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, quien ha destacado que los líderes de la Unión Europea "están de acuerdo en que se necesita una respuesta ambiciosa que combine solidaridad, inversiones y reformas", aunque asegura que debe hacerse de forma "urgente" por la necesidad de su puesta en marcha.

En la misma línea que Michel, la presidenta de la Comisión ha reconocido que hay también diferencias en asuntos como el tamaño global del futuro presupuesto, el equilibrio entre los préstamos y las subvenciones del fondo de recuperación, los nuevos recursos, los criterios para repartir el dinero del fondo y los descuentos del presupuesto. Si bien, ha destacado que el encuentro "ha sido muy positivo".

Enrique Feás (Instituto Elcano): "Lo ideal para España es que sea un acuerdo suficiente y las transferencias sean elevadas"

Sánchez pide alcanzar un acuerdo "pronto"

Al término de la reunión de los Veintisiete, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha asegurado en una nota de prensa que confía en que Charles Michel presente lo antes posible una “negotiating box” a los líderes, un documento de negociación basado de manera amplia en la propuesta de la Comisión Europea, cuyo contenido será discutido en un próximo encuentro con el objetivo de lograr un acuerdo a lo largo del mes de julio.

Sánchez respalda que el Fondo de Recuperación esté ligado a los presupuestos 2021- 2027, tal y como propone la Comisión Europea y que se centre en los sectores y áreas geográficas más perjudicados por la pandemia de COVID-19.

El presidente del Gobierno ha pedido que el acuerdo esté en vigor el 1 de enero de 2021 porque, “cuanto más tiempo perdamos, más profunda será la recesión”. Para ello, ha dicho, será necesario "superar las diferencias y tratar de encontrar un terreno común que envíe una señal en la misma dirección" ya que, de no ser así, "todos perderemos”.

España forma parte de los países que apuestan por que las ayudas del fondo lleguen en forma de transferencias a fondo perdido, mientras que los países más auteros como Holanda o Austria son partidarios de aumentar el volumen de ayuda concedida en forma de préstamos.

En este sentido, el Gobierno austríaco ha asegurado este viernes que esta primera cumbre ha sido solo "el comienzo de una larga negociación" y ha insistido en pedir que el plan se base en créditos, y no subvenciones, claramente limitados en el tiempo. "Tenemos una responsabilidad hacia nuestros contribuyentes y por eso rechazamos que se cree por la puerta de atrás una unión de deuda", ha afirmado el canciller federal, el conservador Sebastian Kurz.

La Eurocámara no aceptará una rebaja a las cifras iniciales

También se ha pronunciado sobre la cuantía del fondo el presidente del Parlamento Europeo (PE), David Sassoli, quien ha defendido ante los líderes de la UE que el paquete de recuperación tras la pandemia es un punto de partida y que la Eurocamará no aceptará "cualquier rebaja" a las cifras iniciales.

El PE deberá dar su visto bueno al paquete final que acuerden los líderes de los Estados miembros y los eurodiputados vinculan por el momento su aprobación a que no se rebaje la dotación que ha planteado Bruselas. De continuar con esa cuantía propuesta por la Comisión Europea, España podría recibir más de 140.000 millones.

En su intervención, Sassoli ha recalcado que la propuesta de la Comisión, que suma 1,85 billones de euros entre el plan de recuperación y el presupuesto plurianual comunitario, es "ambiciosa" pero solo "araña la superficie de lo que hay que hacer". "No aceptaremos ninguna concesión ni rebaja de la posición inicial. Ésta debe ser nuestro punto de partida, el objetivo es mejorarla, para asegurar que las importantes decisiones que tomamos ahora benefician a todos", ha dicho el presidente de la Eurocámara. 

Otro criterio que vigilará el Parlamento serán las nuevas fuentes de recursos propios, es decir, nuevos impuestos como la tasa Google recaudados a nivel europeo. En una carta a los líderes, los jefes de filas de cinco grupos políticos indicaron que esa propuesta deberá ir acompañada de provisiones legales vinculantes y un calendario de cuándo se irán introduciendo estas nuevas tasas en los próximos siete años.

Desde el Partido Popular europeo, su secretario general, Antonio López-Istúriz, ha asegurado que su formación quiere que haya consenso en torno al paquete de ayudas de la Unión Europea para hacer frente a la crisis del coronavirus, pues ha señalado que si "no sale adelante, tendremos un gran problema".

López-Istúriz asegura que el PP europeo quiere "consenso" en torno al paquete de ayudas por el coronavirus

El plan inicial del Ejecutivo comunitario, ahora en manos de los países, consiste en un marco financiero plurianual (2021-2027) de 1,1 billones de euros y un plan de recuperación de 750.000 millones: 500.000 millones en transferencias a fondo perdido y 250.000 en préstamos que deben devolverse.

"No olvidemos que prestar apoyo únicamente en forma de préstamos tendría un impacto asimétrico en el endeudamiento de cada uno de los Estados miembros y sería más costoso para la Unión en su conjunto. Tenemos ahora la oportunidad de remodelar Europa y hacerla más justa, más ecológica y más previsora", ha esgrimido Sassoli.

Noticias

anterior siguiente