Enlaces accesibilidad

Coronavirus

Rutte admite que el acuerdo sobre el fondo de reconstrucción será difícil: "Esto es política, nunca es fácil"

Por
El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, junto al primer ministro de Países Bajos, Mark Rutte, durante su visita en La Haya
El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, junto al primer ministro de Países Bajos, Mark Rutte, durante su visita en La Haya Bart MAAT/ANP/AFP

En la primera de las cuatro visitas que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, realizará esta semana para acercar posturas de cara a la negociación del fondo de reconstrucción europeo -que tendrá lugar este viernes y sábado en Bruselas-, el primer ministro holandés, Mark Rutte, ha reconocido que el acuerdo será difícil, ya que hay grandes diferencias entre países respecto a su dimensión, la proporción de préstamos y transferencias o el periodo de ejecución.

No va a ser fácil llegar a un acuerdo sobre el fondo

Así se ve en los vídeos difundidos por varios medios del momento en el que Rutte esperaba a Sánchez delante de su residencia oficial. Ante las preguntas de los periodistas sobre si creía que habría una solución, el primer ministro holandés respondía: "eso espero".

Distintas fuentes habían asegurado que Rutte instaba a España "a buscar una solución" a la crisis del coronavirus dentro de las fronteras nacionales y no en la Unión Europea (UE), como se trata de hacer ahora. Sin embargo, desde Moncloa han aclarado que en realidad su respuesta fue "tenemos que encontrar una solución"

Una semana fundamental para "un acuerdo histórico"

Por su parte, según fuentes del Ejecutivo a RTVE, Sánchez ha trasladado al primer ministro holandés la importancia de alcanzar un acuerdo en julio sobre la base de la propuesta de la Comisión y cuya gobernanza sea ágil y eficiente. "Estamos ante una semana fundamental que debe desembocar en un acuerdo histórico para que Europa salga de esta crisis provocada por el nuevo coronavirus fuerte, más resiliente, más verde y más digital", han señalado.

El propio Sánchez ha escrito un mensaje en su cuenta de Twitter tras finalizar el encuentro donde ha recalcado que es "vital" lograr un acuerdo cuando antes, ya que "perder más tiempo solo retrasará la recuperación".

La Haya es la primera parada de la gira que el presidente español tiene previsto realizar esta semana para acercar posturas de cara a su negociación. Este martes, Sánchez se reunirá con la canciller alemana, Angela Merkel, en Berlín y el miércoles con el socialdemócrata Stefan Löfven, primer ministro de Suecia, en Estocolmo y con el presidente francés, Emmanuel Macron, en París ese mismo día.

Tras la visita de Sánchez, el primer ministro holandés se reunirá también este lunes con su homólogo italiano, Giuseppe Conte, con el que también tratará el mismo asunto y preparará el encuentro de Bruselas del próximo 17 y 18 de julio.

Rutte ya señaló que no se siente presionado por estas reuniones con los líderes de los países del Sur de Europa y subrayó que "no está hecho de plastilina y puede gestionar" los intentos de presión por parte de sus colegas europeos, pero aseguró que para Holanda "es importante que se concreten reformas económicas" para hablar del fondo de reconstrucción.

Holanda, en contra de las transferencias

Así, la propuesta de la Comisión Europea pasa por una cuantía de 750.000 millones de euros, de los que 500.000 serían transferencias y 250.000 préstamos, y donde unos 140.000 millones irían a parar a las arcas españolas. Mientras, para los holandeses, la única forma de dar su respaldo a un futuro fondo al que puedan acceder los países más afectados por la COVID-19 es que este paquete solo sea en concepto de préstamos a devolver y con reformas nacionales.

Tanto España como Italia defienden que el periodo de ejecución de los fondos sea de cuatro años, mientras que los más reacios al fondo quieren limitarlo a dos. Además, desde el Gobierno español apuestan por las transferencias y no ven razonable que los planes de reformas tengan que recibir el visto bueno unánime del Consejo, como quiere, por ejemplo, Países Bajos.

En este sentido, Sánchez recordó que España no será solamente beneficiario del fondo, ya que tendrá que contribuir a él en un 9 %, frente al 6 % que aportarán los holandeses.

Noticias

anterior siguiente