Enlaces accesibilidad

Coronavirus

Bruselas empeora sus previsiones con una caída de la economía española de hasta el 10,9 % este año

Enlaces relacionados

Por
Bruselas empeora hasta el 10,9 % el desplome de la economía española en 2020

La Comisión Europea estima que el impacto que provocará el coronavirus en la economía española será mucho más severo de lo que estimó a principios de mayo. El organismo prevé una caída del Producto Interior Bruto (PIB) español del 10,9 % este año, más de un punto y medio de diferencia respecto a la prevista hace dos meses (9,4 %). Ya entonces nuestra economía estaba entre las grandes afectadas, tan solo superada por Grecia (-9,7 %) e Italia (-9,5 %).

En este caso, España será el segundo país de la Unión Europea (UE) más golpeado por la crisis este año, solo superado por Italia (-11,2 %) y en línea con la caída del 10,6 % que registrará Francia. "El brote severo de la pandemia en España y las medidas de confinamiento han resultado en una contracción de actividad sin precedentes en la primera mitad del año, siendo el sector de servicios el más afectado", explica el Ejecutivo comunitario en sus previsiones macroeconómicas de verano.

14 horas - Bruselas empeora sus previsiones y cree que la economía española caerá un 11% en 2020 - Escuchar ahora

No obstante, la recuperación será levemente más positiva en 2021 que lo inicialmente previsto, ya que nuestra economía crecerá un 7,1 %, una décima más que lo estimado hace dos meses. "La actividad debe continuar recuperándose durante la primera mitad de 2021 y luego moderarse gradualmente en la segunda mitad", señalan desde Bruselas.

En el caso de la zona euro, el PIB caerá este año al 8,7 % -un punto más que lo estimado-, mientras que la recuperación también mejora de forma ligera en comparación con las previsiones de hace un par de meses.

Sin cambios en la previsión de desempleo

En esta ocasión el Ejecutivo comunitario no ha modificado las previsiones del resto de indicadores, como el desempleo, el déficit o la deuda. Así, según lo estimado en mayo, el paro alcanzará en España el 18,9 % de la población activa este año y descenderá ligeramente en el próximo ejercicio al 17 %.

Según la Comisión Europea, los Expendientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) "han ayudado a limitar las pérdidas de trabajo a gran escala hasta ahora", sin embargo, el impacto "desproporcionado" de la crisis en los sectores intensivos en mano de obra dará como resultado "un aumento significativo en la tasa de desempleo", y es probable que ese incremento sea mayor "una vez que se eliminen los ERTE", aseguran.

Asimismo, aunque no se espera que el consumo privado recupere niveles anteriores a la crisis en un horizonte próximo, "debería recuperarse más rápidamente que otros componentes de la demanda", debido al ahorro que se produjo durante el confinamiento y que esperan que, en parte, contribuya a reacrivar el consumo durante los próximos meses. Además, desde Bruselas esperan que la inversión se recupere "más lentamente debido a la débil demanda, la alta incertidumbre, la escasez de liquidez y la rentabilidad deteriorada".

En lo que respecta a las exportaciones, se prevé que disminuyan este año "debido a los débiles ingresos del turismo internacional", y que vuelvan a ser positivas el próximo año a medida que el sector comience a recuperarse.

Un fondo de reconstrucción necesario

Estas cifras llegan en un momento donde se debate en el seno de la Unión Europea la puesta en marcha de un fondo de recuperación de un montante de 750.000 millones de euros y basado principalmente en transferencias.

De la aprobación de dichas ayudas dependerá que España acelere la salida de la crisis y que pueda sufragar buena parte de los gastos ocasionados desde la expansión de la pandemia. Según los cálculos de la Comisión, nuestro país podría recibir hasta 140.000 millones de euros.

Durante una rueda de prensa posterior a la publicación del informe, el comisario de Asuntos Económicos ha destacado "las políticas rápidas y decisivas" de los países "para amortiguar el golpe para nuestros ciudadanos", si bien sigue existiendo "una creciente divergencia, desigualdad e inseguridad".

Por ello, ha recalcado, "es muy importante" alcanzar un acuerdo "rápido" sobre el fondo de recuperación propuesto por la Comisión, "para inyectar confianza y financiación en nuestras economías en este momento crítico", ha explicado.

Mayor optimismo

El empeoramiento de las proyecciones no es tan severo como el que han publicado otros organismo en las últimas semanas. Por ejemplo, el FMI prevé que España registre una caída del 12,8 % este año, mientras que el PIB se recuperaría en 2021 un 6,3 %.

Mientras, el Banco de España ha dibujado tres escenarios posibles para salir de la crisis sanitaria: en el de recuperación temprana el PIB caería un 9 % este año, si la recuperación es gradual podría bajar un 11,6 % y si es muy lenta el desplome alcanzaría el 15,1 %.

Noticias

anterior siguiente