Enlaces accesibilidad
Coronavirus

El Banco de España empeora sus previsiones con una caída del PIB de hasta el 15,1% este año

Por
El Banco de España prevé una recesión más dura con una caída del PIB del 15,1 %

La incertidumbre asociada al coronavirus ha hecho que el Banco de España dibuje tres escenarios posibles para salir de la crisis sanitaria, en el de recuperación temprana el PIB caería un 9 % este año, si la recuperación es gradual podría bajar un 11,6 % y si es muy lenta el desplome alcanzaría el 15,1 %.

Las previsiones (en pdf) indican que en cualquier caso la economía española volverá a crecer en 2021 pero con distinta intensidad, un 7,7 % en el primer escenario, un 9,1 % en el segundo y un 6,9 % en el tercero. Una recuperación que con un ritmo variable, se mantendría en 2022 (2,4 %, 2,1 % y 4 %). De todos modos, el PIB real a finales de 2022 se situaría por debajo del proyectado en diciembre de 2019.

14 horas - El Banco de España empeora sus previsiones con caídas del PIB de hasta el 15,1% en 2020 - Escuchar ahora

La caída del PIB en el primer trimestre fue del 5,2 %, a pesar de que la movilidad estuvo restringida solo durante la segunda quincena de marzo. El informe preve un retroceso económico "notablemente superior" de abril a junio, debido a que las limitaciones a la actividad se prolongan hasta el final del periodo. La economía tocaría fondo y el desplome podría triplicar (16 %), o cuadruplicar el del primer trimestre (21,8 %).

La caída del PIB en España es mayor que la media de la eurozona pero también será más intensa la recuperación posterior. La entidad lo explica por un confinamiento "más prolongado e intenso", una economía "más orientada a servicios con una interacción social elevada, como el turismo", donde pesan más las pymes, con más temporalidad en el mercado laboral y con una respuesta fiscal algo menor.

La contribución de la demanda externa al crecimiento será ligeramente negativa en 2020, positiva en 2021 y neutral al final del horizonte de previsión.

El paro se dispara

La entidad que gobierna Pablo Hernández de Cos dibuja un panorama desolador para el empleo. El paro podría dispararse por encima del 24 % y en ningún caso bajaría por debajo del umbral del 17 % en los próximos dos años. Así, si la recuperación es temprana la tasa de desempleo acabaría este ejercicio en el 18,1 %, si es gradual en el 19,6 % y en el escenario de riesgo repuntaría cuatro puntos más hasta el 23,6 %.

El año que viene el paro se situaría en la mejor previsión en el 18,4 %, el el 18,8 % en la estimación central y en el 24,7 % en el peor de los casos. En 2022, las cifras mejorarían ligeramente, un 17,1 % si la recuperación es temprana, un 17,4 % en el escenario central y un 22,2 % en el de riesgo.

En mayo, descendió ligeramente el porcentaje de asalariados en ERTE, aunque aún superan el 20% del empleo, con casi tres millones de trabajadores afectados. Además 1,4 millones de autónomos recibieron la prestación por cese de actividad. La recuperación de la afiliación y la salida de trabajadores de los ERTE es algo mayor en las provincias en fase de desescalada más avanzada.

El documento matiza que las medidas de apoyo al empleo serían "plenamente efectivas" si la recuperación es temprana pero si es gradual "la pérdida de puestos de trabajo podría tener un carácter más persistente" sobre todo entre los trabajadores temporales.

Caen los precios pero se encarece la comida

En el ámbito de la inflación, los precios de consumo caen en general durante la pandemia, pero se encarecen los alimentos por el aumento de su demanda y los incrementos de costes al verse alterada su provisión. En abril, las restricciones al movimiento de los individuos y a la actividad debilitaron la demanda de bienes y servicios. Los precios energéticos retroceden aún más debido al fuerte abaratamiento del petróleo.

Así, el Banco de España prevé que se produzca deflación a final del año y que oscile entre una y tres décimas negativas, según el escenario. En 2021, con una recuperación temprana se situaría en el 1,3 %, si es gradual en el 1,2 % y sería del 0,9 % en el escenario de riesgo con ligeros incrementos al año siguiente (1,6 %, 1,5 % y 1,2 %).

Impacto sobre las cuentas públicas

La fase de emergencia de la pandemia, en la que los gobiernos tuvieron que actuar rápido y con medidas indiscriminadas, "parece estar llegando a sus fases finales", pero el Banco de España advierte de que "los desarrollos epidemiológicos continuarán condicionando enormemente las perspectivas económicas globales durante un período que puede ser bastante prolongado".

La crisis tendrá un gran impacto sobre las finanzas públicas. El déficit de las AA.PP. se elevaría este año hasta el 9,5 % en el primer escenario, un 11,2 % en el segundo y un 14 % en el peor de los casos. La mejora de la actividad económica en 2021, junto con el levantamiento de las medidas contra el Covid-19, darían lugar a una reducción del déficit del 5,8% y del 6,8 % del PIB, que superaría el 10 % en el escenario de riesgo.

La deuda aumentaría aproximadamente entre 20 y 25 puntos porcentuales de PIB, hasta situarse cerca del 115 % y del 120 % en cada uno de los dos escenarios de 2020 y permanecería en niveles muy elevados en los dos años siguientes (111,7 % y 112,5 %, en el primero, y 115,9 % y 118,7 %, en el segundo). En el escenario de riesgo se dispararía por encima del 130 % y se situaría en el 131,8 % en 2022.

Noticias

anterior siguiente