Enlaces accesibilidad
Coronavirus

Desescalada en Portugal: peluquerías y tiendas de barrio abrirán a partir del próximo lunes

Por
Portugal comienza su desescalada el próximo lunes con un plan específico por sectores

El Primer Ministro portugués, António Costa, ha anunciado este jueves un plan sector por sector para levantar gradualmente las medidas de bloqueo impuestas hace seis semanas para combatir el brote de coronavirus COVID-19 en el país.

El 2 de mayo será el último día que Portugal se encuentre en estado de emergencia, al día siguiente pasará al de "calamidad", que implica medidas menos restrictivas pero continuará con el control de los desplazamientos. 

Tres fases con fechas marcadas para la desescalada

El 4 de mayo, comenzará un plan con tres fases para activar de nuevo la economía del país. Se trata de un plan por sectores en el que el próximo lunes podrán abrir pequeños comercios como peluquerías o tiendas de barrio de hasta 200 metros y siempre con el uso obligatorio de mascarillas y geles desinfectantes. Durante esta fase también dejará de ser gratuito el transporte público. 

En esta primera fase los deportes individuales, como el golf y el tenis, pueden reanudarse mientras los vestuarios no estén en uso. Jardines y bibliotecas también podrán volver a abrir.

Si el brote continúa disminuyendo la segunda fase comenzará el 18 de mayo podrán volver a su actividad locales de hasta 400 metrosguarderías o bares con la posibilidad de tomar la temperatura. Cines, teatros o gimnasios también podrán abrir a partir de esta fecha, aunque manteniendo el distanciamiento entre personas. 

También el 18 de mayo, los estudiantes de 11º y 12º año (16 y 17 años), los únicos que volverán a la escuela este curso, retomarán las clases presenciales el 18 de mayo bajo estrictas restricciones, incluyendo el uso obligatorio de mascarillas. Ese día también se abrirán las guarderías. El resto de clases escolares continuarán de forma online hasta final de curso, como será el caso de un millón de alumnos de primaria.

El deporte colectivo, en espacios cerrados o de contacto, sigue restringido con una excepción, el fútbol profesional, que se reanudará a puerta cerrada el fin de semana del 30 y 31 de mayo para completar las jornadas pendientes de la primera y segunda división de la Liga y la Copa de Portugal.

La última fase estaría prevista para junio y recogería la posibilidad de abrir hoteles y playas. También durante este período se levantarán las restricciones a las celebraciones comunitarias religiosas, ya que con anterioridad cada Ayuntamiento se ha encargado de establecer un límite d epersonas permitido para los funerales. 

[Compara el plan de desescalada de Portugal con el de España y otros países]

Portugal presenta un plan de desescalada por sectores

"Sabemos que este proceso tiene riesgos", ha señalado Costa durante la rueda de prensa. "Sabemos que a medida que abrimos varias actividades, el riesgo de transmisión aumentará". Aunque ha agregado que "nunca se avergonzará de dar un paso atrás si es necesario para la seguridad de los portugueses".

Costa ha asegurado que flexibilizar las medidas de bloqueo "no nos libera del deber cívico de mantener tanto distanciamiento social como posible".

Además, Costa ha resaltado que son conscientes de que "hasta que haya una vacuna disponible en el mercado debemos seguir viviendo con COVID-19" y añadió que "mientras haya COVID, nuestras vidas no pueden ser normales".

[Así son las cuatro fases de desescalada en España]

La curva desciende mientras se roza el millar de muertos

Portugal suma un total de 989 fallecidos por COVID-19 con un total de 25.045 contagiados, mientras la curva epidemiológica, que llegó a su pico entre el 23 y el 25 de marzo, sigue descendiendo a unos días de que se inicie la "desescalada", ya que el estado de emergencia concluye el 2 de mayo.

Según ha explicado la directora general de Salud de Portugal, Graça Freitas, el objetivo de las autoridades será el de plantear un escenario de equilibrio entre las medidas sanitarias y el bienestar social y económico de los portugueses.

Para controlar la expansión del virus, Portugal ha practicado desde el pasado 1 de marzo casi 400.000 test de diagnóstico, el 80 % a lo largo del mes de abril y tiene en su haber un stock de un millón de kits para hacer las pruebas a la población.

Por otro lado, para conocer la eficacia de las medidas del desconfinamiento progresivo, el Gobierno de Portugal, según han explicado Freitas y Sales, medirá el impacto que tendrá en la sociedad, al igual que lo hicieron con las medidas del estado de emergencia.

[¿Por qué a Portugal le ha afectado menos la pandemia?]

Cicatrices en la economía

La pandemia dejará una huella duradera en la economía  de Portugal una vez reactiven los sectores. Uno de cada cinco trabajadores en Portugal ha sido despedido desde que comenzase la pandemia.

Como consecuencia el desempleo que se ha disparado a 380.832 personas, solo 10.000 por debajo del pico del país en 2008.

El Fondo Monetario Internacional ya vaticinó que el Producto Interior Bruto (PIB) del país se contraería un 8% este año.

Noticias

anterior siguiente