Enlaces accesibilidad

Coronavirus

¿Cuántos test de coronavirus se realizan en el mundo?

Por
Una enfermera hace un test rápido a una mujer en Murcia
Una enfermera hace un test rápido a una mujer en Murcia. EFE / MARCIAL GUILLÉN

Determinar qué porcentaje de la población ha sido infectada por el coronavirus COVID-19 es una de las medidas más importantes a la hora de contener la propagación de la pandemia en todo el mundo, según ha advertido la Organización Mundial de la Salud incesantemente desde el inicio. Pero la naturaleza desconocida de la pandemia sorprendió a buena parte de las autoridades mundiales, que han ido incrementando la capacidad de detección de la enfermedad a medida que la misma paralizaba la actividad de sus ciudadanos.

Así, España ha puesto en marcha robots para analizar 10.000 tests al día y el ministro de Sanidad, Salvador Illa, anunció el jueves que se han realizado 930.230 pruebas de diagnóstico desde el inicio del brote, lo que ha llevado a la detección de casos asintomáticos que hasta ahora habían pasado desapercibidos de las cuentas oficiales. Y mientras, Italia supera desde hace una semana el millón de test y ya realiza más de 60.000 pruebas diarias. 

No recomendado para menores de 12 años ¿Cómo funcionan los test para detectar el coronavirus?
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad TVE

Hola, soy Luis, y esto es El método.

Habéis visto lo que decía el jefe supremo de la OMS.

Test, test y test

Pero por qué.

Hoy os propongo que le demos una vuelta a porqué deberíamos hacer

lo que nos recomienda tan encarecidamente

el buen doctor, Pedro.

Bueno, eso además de intentar enterarnos

de un poquito de la biología

que está detrás de esos ensayos.

Una cosa os prometo;

no van a ser ni clases ni tampoco entrevistas áridas,

sino conversaciones, muchas veces con amigos

qué, prometo, se entenderán perfectamente.

Empezamos con alguien que combina,

el don de ser catedrático de microbiología,

con el de ser uno de los mejores divulgadores

que tenemos en español: Ignacio López Goñi.

Ignacio, quiero que me ayudes.

Necesito aclararme con este asunto del test.

A ver: que si rápidos o lentos

que si genéticos o inmunes.

A ver, ¿cuántos tipos hay y para qué sirven?

Tenemos dos tipos de tecnología ¿no?

Una tecnología que va dirigida a detectar

el genoma del virus,

y que por lo tanto, se toman muestras

para ver si tienes físicamente el virus,

en esa muestra biológica.

En estos test genéticos

lo que se hace es

amplificar el genoma del virus

hasta que lo puedas detectar

mediante lo que se denomina uba PCR

Y luego hay otro tipos de test que son los test serológicos,

que lo que van dirigidos es a detectar tu respuesta inmune

frente al coronavirus.

Hay lo que se toma normalmente es una muestra de sangre,

y, este tipo de test van dirigidos

a ver si tú has producido anticuerpos frente a ese virus.

Bien, estos son dos tipos de test, pero es que,

según la velocidad hay un tercer tipo.

Los que se llaman test rápidos

que usan una tecnología parecida

a la de los test de inmunidad para detectar trocitos del virus

en, por ejemplo, una muestra de saliva.

Mirad este vídeo

que han hecho los amigos del Instituto Carlos III

Aquí nos lo explican, mirad.

¿En qué consisten los test rápidos?

Primero se toma una muestra del paciente.

Esta muestra se procesa

y se coloca en algo que recuerda un predictor

Después con técnicas de inmunología da positivo o negativo

según si detecta trocitos del virus.

Este proceso tarda unos quince minutos,

mucho menos que las pruebas genéticas

Bien, ahora ya todo claro: tres tipos de test.

Para detectar detección en curso tenemos,

uno genético y lento

y uno inmunológico y rápido.

Y para detectar quien ha pasado la enfermedad;

Uno inmunológico,

para cuando la velocidad ya nos ha dejado de importar.

Y ahora tengo dos noticias: una buena

y una, no tan buena.

Pero mejor que nos ayude, para comprenderlas,

el doctor, Miguel Álvarez Tejado.

El trabaja en Rocher diagnostic,

una de las compañías que más rápidamente desarrolló un test

y que ahora está produciendo los kits para todo el mundo.

Miguel, quiero que nos ayudes a darnos una idea de...

cuál ha sido la velocidad de respuesta de la ciencia

ante esta crisis.

Esta situación que estamos viviendo en estos momentos es,

única en la historia moderna,

aunque ha habido alguna situación similar,

pero no en el momento histórico en el que estamos;

En tres semanas se ha sido capaz de,

analizar la secuencia del virus,

desarrollar un test que es específico, robusto,

que es sensible, que permite detectar el virus en muy pocas copias.

Un test de este estilo para que le pongamos medida,

normalmente hace falta entre dieciocho y veinticuatro meses,

para desarrollarlo.

Miguel, me encanta poder celebrar la ciencia

y más en una circunstancia así.

Pero todavía nos queda trabajo por delante ¿verdad?

Bueno, los virus tienen una propiedad intrínseca, que les hace,

enormemente evolutivamente muy adaptables,

y es que, las polimerasas con las que ellos se replican.

Es decir, doduplican su material genético

y les hace expandirse dentro de los hospedadores que tienen

se equivocan.

Ah, una cosa: no solo el que tiene boca se equivoca,

el que tiene polimerasa, también.

Las polimerasas de las que hablaba Miguel,

son proteínas, máquinas celulares

que se encargan de copiar el material genético.

Cuando hacen copias del virus pues a veces comenten errores,

poco a poco estos pueden hacer que los test

que son superespecíficos,

no lleguen a reconocerlos.

Pero, yo me sigo haciendo una pregunta;

A ver, si nuestro objetivo es vencer al virus,

frenar la curva.

Qué más nos da luego hacernos los test o no

esos serológicos para saber quién estuvo enfermo.

Quiero dcir,

si tú o yo

hemos estado quince días, un mes encerrados

o lo hemos pasado o no

¿qué más da?

Bueno, pues eso también tiene una respuesta

y mucha miga.

Una vez hayamos pasado la peor parte de la epidemia o la pandemia,

para qué queremos hacer los test serológicos.

Ahora mismo cuando la epidemia está en marcha

lo que nos interesa es diagnosticar la presencia

de si hay virus o patógenos, sí o no.

Pero con el tiempo lo que nos va interesar, es calcular,

cuantas de las personas,

cuantas personas de a comunidad, en la población

son susceptibles de ser infectados por el virus

o si adquieren una inmunidad una vez que han sido contagiados.

Esto va a ser muy importante en las investigaciones futuras,

por ejemplo, de vacunas

si las vacunas van a tener que ser anuales

o cada cinco años o cada diez años,

o van a ser vacunas que solamente te tengas que vacunar

una vez en tu vida

y ya te provoquen una inmunidad duradera.

Por ejemplo, las vacunas del sarampión.

Te dan tus dosis que están establecidas

y ya no te tienes que volver a vacunar.

Es decir, que no solo nos servirá para conocer, realmente,

el tamaño de la epidemia que fue

o la mortalidad real del virus.

Que de esto seguro que hablamos en otro episodio,

sino que será fundamental

para controlar que podamos mantenerlo a raya.

Me queda claro que hay

tres tipos de test con aplicaciones diferentes,

que la ciencia ha sido superrápida estudiando al virus

y desarrollando pruebas diagnósticas,

bueno y también, que esta situación

esto es, histórico,

comprimiendo años de investigación y desarrollo

en apenas semanas.

Ah, y por cierto, también qué, suficiente lío tienen ya

atendiendo o produciendo test,

como para que tú, o yo por tomárnoslo a cachondeo

vayamos a infectar, más todavía.

La ciencia y la medicina están haciendo su parte.

Ahora, tú y yo hagamos la nuestra: frenemos la curva.

Nos vemos en el próximo episodio.

Subtitulado por: María Sánchez Grano de Oro

¿Cómo funcionan los test para detectar el coronavirus?

Alemania, el país con más test por población

En Europa, Alemania es el país que mayor número de pruebas diagnósticas ha realizado, con 1.728.357 según los datos del Instituto Koch del 15 de abril. Italia acumula 1.244.108 a fecha de 17 de abril, frente a los 365.589 pruebas que había realizado Francia hasta el 12 de abril o las 438.991 del Reino Unido el 17 de abril. Turquía ha realizado más de medio millón de test con 78.546 casos diagnosticados y Letonia, 32.837 pruebas con 1.535 positivos. 

Estados Unidos, el país con mayor presencia del COVID-19 ha realizado hasta la fecha 3.420.394 pruebas y registra más de 679.000 casos confirmados a 17 de abril. 

Por lo que respecta a China, se desconoce el número exacto de pruebas que han realizado las autoridades, a pesar de que mantiene su estrategia de análisis de contactos de personas con infectados. De hecho, el 16 de abril había identificado a 772.909 personas que estuvieron en contacto con algún paciente, de las que 8.970 fueron puestas bajo observación médica. 

A más test, ¿más casos?

Establecer una correlación directa entre el número de pruebas realizadas y el número de positivos es prácticamente imposible si se tiene en cuenta que una persona puede requerir de varios test desde que se infecta hasta que da negativo. Sin embargo,  el momento exacto en el que las autoridades sanitarias de cada país han decidido realizar los test puede determinar la batalla contra el virus. Es el caso de Corea del Sur que, con una población que ronda los 51 millones de personas, apenas supera los 10.000 positivos y las 230 muertes tras realizar 546.463 pruebas. 

[La exitosa estrategia de Corea del Sur para contener la pandemia]

Este éxito fue posible "seguramente por su experiencia previa con el [virus] del SARS: ellos pudieron hacer un control muy estricto de la enfermedad al principio y rápidamente aislar [a los contagiados] y a todos sus contactos", explica el epidemiólogo de la Sociedad Española de Epidemiología, Pedro Gullón. Quizá así se entiende que el país asiático tenga una tasa de positividad del 1,95%, frente al 13,86% de Italia o el 19,65% que se ha registrado España, "que ya tenía mucha transmisión comunitaria cuando empezó a hacer el estudio de contactos: era demasiado tarde". 

Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso - La importancia de hacer test a los asintomáticos que pueden contagiar - Escuchar ahora

De hecho, el aumento de pruebas ha incrementado el número de casos oficiales, porque los datos hasta ahora "infrarrepresentaban la realidad del impacto del COVID-19, porque solo se hacía pruebas a personas graves y a las que iban al hospital", de modo que podrán salir a la luz "personas que no teníamos controladas" y asintomáticos.

La importancia en la 'desescalada'

La importancia de los test de diagnóstico difiere según el momento de la epidemia. En los casos de España e Italia, "estamos en la fase de mitigación y sirven para seguir la curva epidemiológica, para conocer y comparar los datos de antes y después", pero hará más falta durante la llamada 'fase de desescalada', "cuando empiece a haber más contacto social: es muy importante que seamos capaces de detectar tempranamente un caso para poder aislarlo lo antes posible", subraya el epidemiólogo, quien además insiste en la importancia de reforzar los servicios de salud pública para realizar dicho seguimiento. 

Además, la detección de más casos por el incremento de pruebas diagnósticas podría reducir la tasa de letalidad del virus, que los expertos han fijado en torno al 4,5%. Esta varía en función de los países: en España ronda el 10%, mientras que Italia supera el 12%.

Metodología y fuentes

Para calcular el índice de positividad de las pruebas de COVID-19 se han tomado los datos de población de 2018 de los países ofrecida por el Banco Mundial, a excepción de España, que toma como referencia la cifra del INE en junio de 2019. El número de pruebas diagnósticas realizada por los países, los casos positivos y las defunciones provienen de los distintos ministerios de Sanidad y, en el caso de Estados Unidos, de la universidad John Hopkins. 

Noticias

anterior siguiente