Enlaces accesibilidad

Montoro anuncia que el viernes no se aprobarán los Presupuestos para 2018

  • El Gobierno "no tiene seguridad en los apoyos" para sacarlos adelante
  • Rajoy confía en aprobarlos en un "tiempo razonable", a comienzos de año
  • Necesita el apoyo del PNV, atento a cómo se resuelve el conflicto en Cataluña

Por
Montoro anuncia que los Presupuestos para 2018 no se aprobarán este viernes

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha anunciado que este viernes no se aprobarán los Presupuestos Generales del Estado para 2018 porque el Gobierno "no tiene seguridad en los apoyos" para sacarlos adelante, si bien ha afirmado que "con certeza" habrá Presupuestos y confía en que queden definitivamente aprobados a comienzos del próximo año.

Montoro ha hecho estas declaraciones en los pasillos del Senado antes de comparecer en la sesión de control al Gobierno. "No tenemos seguridad en los apoyos y evidentemente preferimos tener seguridad en los apoyos antes de aprobarlos en el Consejo de Ministros y remitirlos al Congreso", ha indicado Montoro respecto a los motivos por los que tampoco se aprobará este viernes el proyecto de ley de Presupuestos de 2018.

A lo largo del día ya se había ido deslizando esta posibilidad, que habían avanzado tanto la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, como el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, que quitaba presión a la negociación de los 'populares' para conseguir los apoyos: "No es necesario marcarse una fecha", dijo Hernando.

Rajoy confía en presentarlos "en un período razonable"

El Gobierno ya había retrasado una semana la aprobación del proyecto de ley de presupuestos, que estaba previsto para el pasado viernes, con el fin de apurar la negociación.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tras una reunión con el presidente de EE.UU., Donald Trump, en la Casa Blanca, ha insistido en que están buscando el acuerdo "negociando con otros partidos", que confía en que podrá presentar "en un periodo de tiempo razonable" el proyecto de presupuestos y ha dejado claro que no contempla "en ningún caso" adelantar las elecciones aunque no recabe los apoyos necesarios para ellos.

La Constitución, en su artículo 134.3, fija que el "Gobierno deberá presentar ante el Congreso de los Diputados los Presupuestos Generales del Estado al menos tres meses antes de la expiración de los del año anterior". Eso pone como fecha límite el próximo 30 de septiembre.
Posteriormente, el proyecto afronta el trámite de enmiendas en la Cámara Baja y después se envía al Senado para su tramitación, donde pueden incorporarse modificaciones adicionales.

La tramitación parlamentaria se prolonga durante unos tres meses por lo que aprobarlos después del 30 de septiembre hace casi inevitable que el 1 de enero se prorroguen las cuentas de 2017 hasta que entren en vigor los nuevos presupuestos.

La negociación puede llegar hasta enero

Montoro ha recordado que sobrepasar esta fecha límite para remitir al Congreso los Presupuestos ha ocurrido "con mucha frecuencia", de forma que se han aprobado incluso con el siguiente ejercicio ya iniciado, al ser algo que "depende de la formación de Gobierno y sus condiciones".

Para el ministro, la prórroga automática de los presupuestos a partir del 1 de enero supone "una garantía para todos", dado que en España "no puede producirse una situación de ausencia de Presupuestos como en otros países", en los que cuando no hay capacidad política para aprobar los PGE se produce un "vacío".

"No es una situación atípica, es la típica de un Gobierno en minoría, un Gobierno tiene que recabar apoyos", ha agregado. De esta forma, el Gobierno seguirá negociando para recabar los apoyos suficientes para aprobar los Presupuestos, que espera que sean al menos siete, los mismos que ya respaldaron el techo de gasto de 2018: PP, Ciudadanos, PNV, UPN, Foro Asturias, Coalición Canarias y Nueva Canarias.

"No tenemos las fechas, no debemos establecer un calendario, pero habrá nuevos Presupuestos del Estado con toda certeza", ha asegurado Montoro.

También el ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, se ha mostrado "optimista" y "convencido" de que verán la luz y permitirán salir a España del brazo correctivo de Bruselas del procedimiento de déficit excesivo.

Cataluña, en el telón de fondo

En el fondo de esta decisión del Gobierno subyace la actual crisis política en Cataluña y la situación a la expectativa del PNV, cuyos votos fueron fundamentales para aprobar los Presupuestos de este año y volverán a serlo, dada la negativa del PSOE a apoyar las cuentas del Ejecutivo de Mariano Rajoy.

Los nacionalistas vascos condicionaron su respaldo a las cuentas del Gobierno a la respuesta que desde Madrid se diera al referéndum catalán. Para ellos, en estos momentos, no hay un clima adecuado para mantener un diálogo con el Gobierno de España en torno a los presupuestos del próximo año.

En ese sentido, el PNV no está preocupado por las consecuencias de una falta de acuerdo, ya que, ha asegurado el portavoz del Ejecutivo vasco, Josu Erkoreka, si no hay un acuerdo para los presupuestos de 2018, se prorrogarían los de este año, lo cual no creen que afecta a partidas que ya están negociadas y que afectan a los intereses vascos.

"La prórroga permitiría en muchos casos dar respuesta a compromisos ya adquiridos" con partidas específicas, por ejemplo en materia de infraestructuras, ha manifestado. Ha insistido al respecto que lo acordado "acordado está" y debe ser cumplido y ha remarcado que el juego de la prórroga presupuestaria "aporta un margen importante para asumir los compromisos" adquiridos.

El PNV enviará una delegación a la manifestación que la plataforma a favor del derecho a decidir Gure Esku Dago ha convocado para este sábado en Bilbao a favor de los "derechos civiles y políticos y de las libertades democráticas, y en solidaridad con Cataluña", bajo el lema 'Democracia. Libertad para decidir'.

Noticias

anterior siguiente