Enlaces accesibilidad

El Consejo Económico y Social dice que el consumo doméstico "es casi de supervivencia"

  • "La capacidad de resistencia" de las familias en España "está casi agotada"
  • El presidente del CES, Marcos Peña, destaca el cambio en el empleo
  • Esta mejoría es "insuficiente para hablar de recuperación", señala el CES
  • Paliar la situación de desigualdad del país costaría hasta 3.000 millones

Por
A woman walks out of a supermarket in downtown Madrid
Un supermercado en Madrid REUTERS REUTERS

El presidente del Consejo Económico y Social (CES), Marcos Peña, ha afirmado este miércoles que la recuperación económica tardará en llegar a los hogares españoles y que la capacidad de consumo de las familias "está casi agotada" y "es casi de supervivencia". Además, ha alertado del deterioro social y la desigualdad que lastran la situación de España por culpa del elevado desempleo.

En rueda de prensa para presentar la memoria del órgano consultivo del año 2014, Peña ha incidido en que el consumo de los hogares españoles "es casi de supervivencia" en la actualidad ya que la mayoría de los ingresos se destinan a vivienda y a alimentación "y ahí se acaba el consumo". Este es el motivo por el que las familias "tardarán en notar" las mejoras económicas.

El informe recoge que, desde 2006, se ha producido un "fuerte aumento de la importancia de la vivienda", al mismo tiempo que "el capítulo de la alimentación, pese a su reducción en los últimos años, se ha situado en el segundo componente más grueso con un 15% del gasto medio de los hogares". Estos datos, según Marcos Peña, "reflejan la deriva hacia un modelo de supervivencia en el consumo familiar con un fuerte peso de los gastos esenciales".

"En este contexto, no parece que el ritmo de crecimiento observado en el gasto en consumo de los hogares sea sostenible en el corto plazo, al menos, hasta que no se consolide la recuperación de la renta bruta disponible, para lo cual se precisa una mejora sustancial del mercado laboral, dado que las rentas salariales suponen en torno al 70% de la renta bruta disponible de los hogares", subraya el informe.

Lucha contra la desigualdad

Asimismo, el presidente del CES ha advertido sobre la situación de desigualdad que vive España -que en su opinión "es una seña de identidad de nuestra época"- y ha sostenido que para combatirla es necesario "blindar" los sistemas de protección, principalmente la sanidad y las pensiones.

En este sentido, ha apuntado que la desigualdad "es una consecuencia del desempleo" y ha agregado que la estructura del paro en España es "particularmente maligna", con un "colectivo muy numeroso de desempleados cuya reinserción no será una tarea en absoluto sencilla".

En este punto, ha señalado que distintos informes cifran en entre 900 y 3.000 millones de euros la cuantía necesaria para paliar la situación de desigualdad que vive el país.

No obstante, Peña ha instado al Gobierno y a los agentes sociales a que concluyan la elaboración del mapa sobre la situación de la desigualdad en el país "de forma inmediata y que, después, se actúe de manera acorde". "Tenemos que saber exactamente qué es lo que tenemos", ha señalado.

Bunas noticias, pero insuficientes, en el empleo

La memoria del CES pone de manifiesto que se ha producido un cambio positivo en el empleo, "aunque insuficiente para hablar de recuperación". En este sentido, el presidente del CES, Marcos Peña, ha señalado que el empleo que se está creando en la actualidad "es el que destruimos durante la crisis" y ha lamentado que España tiene un mercado de trabajo que "destruye muchísimo empleo muy rápido y de forma desorientada, y luego hace lo mismo al crearlo".

También ha recordado que el "destrozo" que la crisis ha hecho en el empleo en España "es de una magnitud que somos incapaces de comprender", ya que se pasó de más de 20 millones de ocupados a cerca de 16,5 millones. "Aunque ha dejado de llover, el destrozo tardaremos en recuperarlo", ha subrayado antes de reiterar que la situación es mejor ya que la ocupación se sitúa ahora en el entorno de los 17,5 millones.

El paciente está mejor, pero no deja de tener problemas

Por lo tanto, "el paciente está mejor, pero no deja de tener problemas", ha declarado Peña en relación a la economía española. España posee un tejido productivo "complicado", con más de 1 millón de empresas con menos de 5 trabajadores. En este contexto, el responsable del CES ha hecho hincapié en la formación del capital humano, ya que el desempleo es más alto (60%) en aquellos sectores de la población con niveles de estudios básicos.

Asimismo, el colectivo situado por encima de los 45 años es el que "más sufre", ya que supera los 2 millones de desempleados, de los que la mitad lleva más de dos años en paro. De esta cifra, el 65% solo posee formación básica por lo que la recolocación en el mercado laboral "es más difícil".

En esta línea, Peña ha señalado que 2014 ha sido un año "confuso" en cuanto a políticas activas de empleo. El presidente del CES ha indicado que el 85% del presupuesto en materia de desempleo está destinado a prestaciones y el 15% a políticas activas. De este modo, ha recomendado cambiar estos porcentajes, ya que "la única forma de animar el mercado y formar a las personas" reside en esas políticas.

Críticas al uso de la evolución del paro "como garrote político"

Por otro lado, Peña ha criticado que se utilice la evolución del paro "como garrote político" y ha denunciado que en España se conozcan datos sobre la evolución del empleo "16 veces al año". "Los datos más razonables son los que analizan el conjunto del año", ha dicho.

Sobre la situación política tras las elecciones del pasado 24 de mayo, Peña defendió que "el crédito político es más importante que el crédito financiero" y ha sostenido que lo "fundamental" para el crecimiento y la estabilidad es la "predictibilidad", ya que, de lo contrario, "las instituciones flaquean".

Noticias

anterior siguiente