Enlaces accesibilidad

La ejecución de James Foley eleva a 39 los periodistas asesinados en Siria desde 2011

  • Un total de 1.576 profesionales de la información han muerto desde 1992
  • Siria encabeza la lista de los países más peligrosos para ejercer el periodismo
  • Los secuestros de periodistas aumentaron un 129% en 2013

Por
EE.UU. reconoce su fracaso en una operación para liberar a Foley y otros rehenes en Siria

Un total de 39 periodistas han sido asesinados en Siria en el ejercicio de su profesión desde que en 2011 comenzó la guerra civil, doce de los cuales eran extranjeros, según Reporteros sin Fronteras (RSF). Sólo en lo que va de año, diez profesionales de la información han muerto en el país sirio, donde este martes el yihadista Estado Islámico de Irak y del Levante (EI) asesinó al fotoperiodista estadounidense James Foley, secuestrado desde 2012 por los extremistas. 

Según RSF, un total de 44 periodistas han muerto en todo el mundo en 2014 en el ejercicio de su profesión. La base de datos del Comité estadounidense para la Protección de los Periodistas (CPJ) cifra en 1.576 los periodistas y trabajadores de medios de comunicación muertos desde 1992. 

Siria, donde desde hace tres años se libra una guerra entre las Fuerzas Armadas Sirias y numerosos grupos rebeldesencabeza en la actualidad la lista de los países más peligrosos del mundo para los periodistas, según los datos de RSF.

Tras el asesinato de Foley, esta organización recordó este miércoles que tres periodistas extranjeros siguen capturados en Siria y no hay noticias de otros cuatro. Entre los secuestrados está el también estadounidense Steven Sotloff, al que, en el vídeo de la decapitación de Foley difundido por los yihadistasel Estado Islámico amenaza con asesinar si EEUU continúa sus ataques en Irak. Su vida "depende de la próxima decisión de (el presidente estadounidense, Barack) Obama", según dice el verdugo en la grabación.

El Departamento de Defensa estadounidense anunció este miércoles, una vez que las autoridades del país confirmaron la veracidad del vídeo de la decapitación del fotoperiodista, que a principios de este verano lanzó en Siria una operación para liberar a rehenes estadounidenses en manos del EI, pero reconoció que la misión no tuvo éxito porque no se acertó en su localización.

El EI usa la violencia para silenciar a reporteros en Siria e Irak

El CPJ, con base en Nueva York, ha asegurado este jueves que los combatientes del yihadista EI, escisión de Al Qaeda, "usan la violencia y la intimidación para silenciar a todos los reporteros independientes en las áreas bajo su control" y ha señalado que este grupo está involucrado en el asesinato de numerosos informadores en Siria e Irak.

El CPJ ha expresado su preocupación por los periodistas, en su mayoría sirios, que son rehenes del EI. Según sus datos, el número de periodistas que fueron raptados en Siria desde el comienzo del conflicto asciende a 80, mientras que 20 continúan privados de su libertad, aunque la organización no dispone de cifras exactas ni de secuestrados ni de asesinados por los yihadistas.

Entre los rehenes, el Comité ha citado siete casos de periodistas sirios, secuestrados en la segunda mitad de 2013 en distintas zonas del norte de Siria.

Por su parte, RSF ha precisado que, según sus cifras, una veintena de reporteros sirios están en manos de grupos armados, además de una treintena de profesionales de la información que permanecen detenidos por las autoridades de Damasco pese a la amnistía anunciada por Bachar al Asad en junio pasado.

Gervasio Sánchez: "El EI hace escenografía del horror para su publicidad"

El periodista Gervasio Sánchez, miembro de Reporteros sin Fronteras, ha afirmado este jueves en una entrevista en el canal 24h de TVE que, entre los países más peligrosos para informar, "Siria se lleva la palma, pero en Afganistán o Irak también hay muchas posibilidades de tener serios disgustos con los grupos armados". Ha indicado que le siguen "Somalia, México o Colombia, donde se sigue matando a periodistas de forma brutal, y en los últimos tiempos Ucrania".

Gervasio Sánchez: "Siria se lleva la palma como el país más peligroso para ejercer el periodismo"

Sobre el asesinato de Foley, Sánchez ha recordado que "no es la primera vez que esto ocurre" y ha indicado que "en la última década ha habido varios casos de periodistas occidentales que han sido decapitados por grupos armados como Al Qaeda o el EI, que hacen este tipo de escenografía del horror que tiene gran impacto visual y que busca publicidad de sus actos".

En referencia a Steven Sotloff, el otro periodista estadounidense secuestrado, el reportero ha explicado que las negociaciones con el grupo yihadista para liberar a rehenes "son un galimatías complicado". No obstante, ha denunciado que "ha habido posibilidades de ayudar a Jim Foley y no se ha tomado una decisión en esa línea".

Sánchez ha recordado también los secuestros de los reporteros españoles Marc Marginedas, Ricardo García-Vilanova y Javier Espinosa, capturados por el EI en 2013 en el país sirio. Marginedas fue liberado en marzo de este año, después de seis meses de cautiverio. García-Vilanova y Espinosa, puestos en libertad ese mismo mes, pasaron 194 días retenidos por los extremistas.

Los secuestros de periodistas se incrementaron un 129 % en 2013

Los secuestros de periodistas se incrementaron especialmente el pasado año, según el informe de RSF. Un total de 87 profesionales de la información fueron capturados en todo el mundo, lo que supuso un aumento del 129% respecto a 2012. La mitad, 49 periodistas, fueron capurados en Siria, donde se ha convertido “en una práctica sistemática”, especialmente en el norte del país. De estos periodistas capturados o en paradero desconocido en territorio sirio, 19 eran extranjeros.

Además de los secuestrados, 75 periodistas fueron asesinados en 2013, otros 37 periodistas ciudadanos (intenautas según la denominación de RSF) murieron en el ejercicio de sus funciones, 177 fueron encarcelados y 2.160 recibieron amenazas o fueron agredidos físicamente por informar.

Para la ONG, Siria representa "la escalada del horror", donde "la represión sangrienta del régimen de Bashar el Asad y la presencia de grupos armados islamistas de Al Qaeda" han convertido el país en un cementerio. Para los periodistas, si hay algo que diferencia la cobertura de Siria de otros conflictos, como el de Irak, es que los informadores son objetivo de ambos contendientes

Noticias

anterior siguiente