Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La comunidad musulmana se ha rebelado contra el presidente francés Emmanuel Macron, por defender la publicación de las caricaturas de Mahoma que provocaron el asesinato de un profesor en París. Las protestas, amenazas y boicot contra Francia se han extendido por Irak, Bangladesh, Pakistán, Irán, Jordania o Kuwait. En Turquía, el presidente Erdogan ha llegado a acusar a Macron de tener problemas mentales y de perseguir a los musulmanes.

La primera vez que una publicación se atrevió a lanzar una imagen de Mahoma, en 2005, terminaron ardiendo embajadas y consulados en Siria y Líbano. Meses después, algunos medios europeos también las publicaron y hace cinco años, la sede de la revista Charlie Hebdó fue el escenario de 12 muertes por la publicación de unas viñetas. Según la investigadora sobre radicalización Caorla García-Calvo, los yihadistas bucan la polarización extrema y se nutren de esta práctica prohibida: el islam no permite dibujar a Mahoma.

El presidente Enmanuel Macron y el Gobierno de Francia han decidido fortalecer la seguridad en las escuelas e incrementar la vigilancia de la propaganda islamista radical en internet. Esta es la principal conclusión del Consejo Nacional de Seguridad celebrado este domingo en el Elíseo tras el asesinato de un profesor este viernes.

Macron ha exigido "acciones concretas" y que no se dé respiro a quienes se oponen al orden republicano. Los ministros del Interior y de Justicia han presentado "un plan de acción contra las estructuras, asociaciones o personas cercanas a círculos radicalizados ", que difunden llamadas al odio y que podrían incentivar ataques como el asesinato del profesor, decapitado este viernes en la calle, por enseñar a sus alumnos unas caricaturas de Mahoma.

Miles de personas han llenado la plaza de la Republica en París para condenar el último atentado islamista. Francia continúa conmocionada por el asesinato del profesor Samuel Patí, decapitado el viernes por haber enseñado a sus alumnos unas caricaturas de Mahoma. Ya son once los detenidos.

Miles de personas se han concentado en distintas ciudades de Francia para rendir homenaje a Samuel Paty y han destacado la importancia de defender los valores republicanos y laicos en un momento especialmente crítico. La convocatoria ha surgido de los sindicatos de enseñanza y el profesorado y ha sido secundada por la revista Charlie Hebdó .

A la concentración se ha sumado el primer ministro que poco después en un tuit con un "no tenemos miedo, no nos dividiréis", recogía uno de los momentos más emotivos de la concentración cuando miles de personas cantaban la marsellesa.

La escuela donde fue asesinado Samuel Paty, a 50 kilómetros de París, ha amanecido este domingo llena de ramos y velas. A partir de ahora llevará el nombre de Samuel Patí.

Mientras tanto continúan las investigaciones para saber si el asesino recibió ayuda o alguien le convenció y le dio instrucciones para decapitación. Continúan detenidos, además de familiares del asesino, el padre de una alumna que a través de sus redes sociales hizo un llamamiento a la movilización contra el profesor para que fuera expulsado por mostrar una imagen de Mahoma desnudo ha explicado el fiscal antiterrorista.

Otro de los detenidos es un conocido activista radical islamico, Abdelhakim Sefrioui, francés de origen marroquí que acompañó al padre de la alumna a denunciar a Paty tanto a la comisaría como a la escuela. Y contribuyó al hostigamiento contra el profesor en las redes sociales.

Las caricaturas de Mahoma se publican de nuevo en la portada de la revista satírica Charlie Hebdo. Se trata de los 12 dibujos publicados en 2006 que mostraban a Mahoma llevando una bomba y acompañado por dos mujeres vestidas de negro. La reedición coincide con el inicio del juicio de los yihadistas que atentaron contra la revista hace 5 años.