Enlaces accesibilidad

Israel y Palestina intercambian acusaciones ante la ONU mientras asciende el número de muertes

  • Siete palestinos y un israelí han muerto en ataques cruzados este sábado
  • El Consejo de Seguridad de la ONU ha celebrado una reunión de urgencia

Por
Casi dos millones de gazatíes se enfrentan a otra noche infernal

Los representantes de Israel y Palestina se han cruzado acusaciones este viernes en una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU convocada de urgencia tras el inicio de la incursión terrestre israelí en Gaza.

Mientras, otros siete palestinos han muerto durante la madrugada del viernes al sábado a causa de un ataque de las fuerzas de Israel en la duodécima jornada de ofensiva israelí sobre la franja de Gaza.

Del otro lado, tres israelíes han muerto y cuatro han resultado heridos.  Uno de los fallecidos ha muerto tras el lanzamiento de una andanada de cohetes procedentes de Gaza hacia la región de Dimona y los otros dos han perdido la vida en un choque armado con milicianos palestinos que trataban de adentrarse en Israel desde la franja de Gaza, confirmaron a Efe fuentes militares.

El ataque a Gaza se ha dirigido a un grupo de personas que se encontraban a la salida de una mezquita de Khan Younes, según ha explicado el portavoz de los servicios de urgencia Ashraf al-Qudra, que ha añadido que tres de los fallecidos eran miembros de una misma familia.

Palestina: "la agresión israelí es injustificable"

"Hemos pedido esta reunión de emergencia (...) por la crisis existencial a la que se enfrenta el pueblo palestino bajo ocupación israelí", ha explicado el representante palestino ante la ONU, Riyad Mansur.

Según ha denunciado, "cada momento que pasa, la vida de otro niño, madre o padre palestino es cruelmente arrebatada por las fuerzas de ocupación israelíes".

Mansur ha asegurado que los ataques del Ejército israelí han matado en las últimas 24 horas a más de 40 palestinos, entre ellos "muchos niños", han destrozado viviendas e infraestructuras y han desplazado a miles de familias.

"Esta salvaje agresión israelí no puede justificarse por ningún medio", ha defendido el diplomático palestino, que ha acusado a Israel de cometer "crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad, terrorismo de Estado y violaciones sistemáticas de los derechos humanos".

Mansur ha asegurado que si el Consejo de Seguridad de la ONU no actúa para proteger a los civiles palestinos, las autoridades acudirán a la Justicia internacional.

Israel: "Hamás rechazó cualquier oportunidad"

Mientras, el embajador israelí ante la ONU, Ron Prosor, ha asegurado que su Gobierno no ha tenido más remedio que entrar finalmente en Gaza para "restaurar la calma para el pueblo israelí y degradar las capacidades terroristas de Hamás".

"Hicimos todo en nuestra mano para evitar esto. El primer ministro Benjamín Netanyahu tomó la valiente decisión de aceptar cada alto el fuego ofrecido, incluso mientras los israelíes estaban bajo ataque, pero Hamás rechazó cualquier oportunidad", defendió.

Prosor, en una larga exposición ante el consejo, ha pedido a la comunidad internacional apoyo para evitar más violencia por parte del movimiento islamista y para "acabar con la amenaza terrorista que cierne su sombra sobre el pueblo de Israel".

El embajador ha recordado que desde Gaza se han lanzado en el último mes más de 1.500 cohetes contra Israel, que también ha recibido fuego desde Siria, el Líbano y el Sinaí.

"La gran moderación de Israel se ha encontrado con una agresión desatada", ha denunciado Prosor, que ha acusado a Hamás de terminar con sus ataques con la última tregua humanitaria.

"Ningún país del mundo toleraría un asalto así contra sus ciudadanos y no puede esperarse que Israel lo haga. Estamos actuando únicamente para defender a los israelíes de constantes ataques terroristas", ha reiterado.

División en la comunidad internacional

Prosor ha aprovechado su larga intervención para criticar a la comunidad internacional por haber apoyado el Gobierno de unidad nacional palestino y ha pedido a todos los Gobiernos que respalden el derecho de Israel a defenderse.

Así lo ha hecho la embajadora de EE.UU., Samantha Power, que, en línea con lo expresado horas antes por el presidente Barack Obama, ha señalado que los ataques por parte de Hamás son inaceptables.

Otros miembros del consejo, como Rusia y China, han censurado claramente la actuación por parte israelí, calificando también de "inaceptables" los ataques contra civiles palestinos en Gaza.

La mayoría de los países que han intervenido en el debate han llamado a la negociación de un alto el fuego cuanto antes, un esfuerzo que tratará de apoyar el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, en una visita por a Oriente Próximo.

El subsecretario político de Naciones Unidas, Jeffrey Feltman, que ha representado a Ban en la reunión, ha condenado el lanzamiento "indiscriminado" de cohetes desde Gaza y ha asegurado que la preocupación de Israel por su seguridad es "legítima", pero ha criticado la "dura respuesta" que está dando a los ataques.

Noticias

anterior siguiente