Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

En Israel, la pandemia ha impactado de lleno con más de 300.000 contagios. Pero es la comunidad ultraortodoxa la más afectada: concentra el 40% de las infecciones totales. La corresponsal de RNE en Oriente Próximo, Cristina Sánchez, se ha acercado a uno de los bastiones de esta comunidad. Bnei Brak, al sur de Tel Aviv, es uno de los más poblados, con familias de más de 10 miembros en la misma vivienda, sin internet ni televisión, que siguen las directrices de sus líderes religiosos. El responsable local de Salud señala que esa forma de vida comunitaria ha sido el principal problema del aumento de contagios.

Ahora está más controlada, señala, pero allí se ha vivido el confinamiento más largo del país. Al término de este, el domingo abrieron, por orden de los rabinos y en contra de las medidas del Gobierno, las escuelas religiosas. Esto ha suscitado críticas contra el primer ministro, Benjamin Netanyahu, al que acusan de claudicar ante la comunidad ultraortodoxa con los que gobierna en coalición. Los dos partidos con los que cuenta en el Ejecutivo han amenazado varias veces con abandonarlo por las medidas restrictivas.

Israel empieza su segunda desescalada. Tras cuatro semanas de confinamiento severo, la población israelí presencia la apertura de guarderías, comercios sin atención al público y servicios para llevar. Varios municipios, de mayoría ultraortodoxa, deberán esperar hasta el miércoles para emprender el desconfinamiento por sus elevados índices de morbilidad. Los ciudadanos han podido disfrutar este domingo de parques y playas y lo límetes de movimiento han quedado suprimidos. Información de la corresponsal Cristina Sánchez

Miles de ultraortodoxos han asistido al funeral de un rabino en Ashdod, en el suroeste de Israel. Muchos sin mascarillas y sin respetar la distancia de seguridad. Las autoridades habían dado permiso para que asistieran unos 300, pero se llegaron a congregar 5.000. Israel no logra contener los contagios, disparados a pesar de las estrictas medidas sanitarias, y se apunta precisamente a la comunidad religiosa ultraortodoxa.

Compartimos las explicaciones del día de Yom Kipur, celebrado el pasado 28 de Septiembre y el más sagrado del calendario hebreo. El significado de esta celebración espiritual, donde junto a la reflexión se hace un ayuno completo. Melodía litúrgica: "Kol Nidrei", primera oración del Día de Yom Kipur, en esta ocasión sentimos el op 47, de Max Bruch, en la interpretación de Perla Gonilski, en piano y Marcelo Bru en chelo, del CD Melodías Jasídicas y Sefaradíes.

En la relación entre Israel y Palestina una de las etapas más violentas fue la que se conoció como Segunda Intifada. Tuvo un alto coste humano, social y económico y algunas de sus consecuencias se siguen notando. Este martes se cumplen 20 años de su inicio. La visita a esta explanada de las mezquitas por parte del entonces líder del Likud Ariel Sharon desató la ira de los palestinos.  Comenzaron entonces sangrientos enfrentamientos en los que se cometieron todo tipo de atrocidades por parte del ejército israelí y por parte de los palestinos, con atentados suicidas. 

Murieron más de 5.000 personas, la mayoría palestinos y civiles. Algunos apuntaron a todo un plan trazado por el entonces líder palestino Yaser Arafat. Otros consideran que el levantamiento era inevitable tras los fracasos de paz de Camp David y los Acuerdos de Oslo. En cinco largos años de Intifada, Sharon terminó siendo primer ministro, y la muerte de Arafat supuso un vuelco en la dirigencia palestina, que se fracturó entre Al Fatah y Hamás.

Otra de las consecuencias de aquella segunda Intifada fue la construcción de vallas y muros. Israel los considera imprescindibles para su seguridad. Para los palestinos y buena parte de la comunidad internacional simbolizan un régimen de segregación, de "apartheid".

El Gobierno de Israel ha aprobado endurecer el confinamiento parcial iniciado hace sólo seis días después de que ayer una de cada ocho pruebas realizadas diera positivo por coronavirus. A partir de mañana viernes, la actividad económica se reducirá al mínimo esencial y se limitarán las reuniones y el movimiento a un kilómetro de la vivienda. El objetivo es reducir la curva de contagios en plenas festividades judías.

Francia ha decretado, entre otras medidas, el cierre de bares y restaurantes a las diez de la noche. En REino Unido entran hoy en vigor medidas parecidas. Bélgica, por el contrario, comenzará a relajar algunas restricciones a partir de octubre. El gobierno de Israel ha anunciado el endurecimiento del confinamiento parcial que vive el país desde el viernes. En Yemen, los rebeldes hutíes impiden la llegada de ayuda humanitaria y contra el Covid tras cerrar el aeropuerto de Sanaa. La presidenta de la Comisión Europea comienza hoy a negociar con Polonia, Hungría y República checa el plan migratorio propuesto ayer. Italia considera esa propuesta insuficiente. En Estados Unidos hay nuevos disturbios por racismo al no atribuirse a nadie la muerte a tiros de una mujer negra en Lousville, Kentucky, por parte de agentes de policía.

Los hospitales en Israel están al límite por el repunte de los contagios de COVID-19 en el país, y en los últimos días ya se han llenado las UCI. "Estamos preocupados, especialmente por los que están en situación crítica", asegura un médico. En las últimas horas se han contabilizado casi 7.000 nuevos contagios, récord en toda la pandemia. El Gobierno admite que el segundo confinamiento no es suficiente y estudia endurecer las restricciones de movilidad. [Coronavirus: última hora en directo]

Los palestinos han calificado de "insulto" el pacto entre Emirátos Árabes, Baréin e Israel para restablecer sus relaciones diplomáticas. "Es una puñalada, una traición", ha dicho el presidente palestino Mahmoud Abbas, mientras que desde Hamas, que gobierna Gaza, lo han descrito como una "humillación". Según han explicado, los acuerdos no solo suponen un revés a la creación de un futuro Estado palestino, si no que refuerza la amenaza del presidnete israelí Netanyahu de anexionarse parte de Cisjordania.

La velocidad de transmisión de la COVID-19 es superior a la del peor momento en marzo: según la OMS, solo la semana pasada hubo mas de 300.000 nuevos pacientes en el continente. En el noreste de Inglaterra están prohibidas las visitas a familiares y amigos y los bares y restaurantes cierran a las 22:00 horas, medidas que se espera que se amplíen este lunes a otras zonas; el primer ministro británico Boris Johnson asegura que "ve venir" la segunda ola de contagios y afirma que otro confinamiento está sobre la mesa. Francia todavía está peor: la última actualización suma 13.200 nuevos positivos; la región de París recomienda que se eviten reuniones de más de diez personas, prohibidas ya en Burdeos y Marsella, y se espera que Niza y Lyon sigan su estela. Países Bajos, por su parte, suma casi 2.000 contagios y cuatro días consecutivos sumando máximos y Bélgica tomará medidas el próximo miércoles. Asimismo, en Oriente Medio, Israel prevé un segundo confinamiento estricto. Informan Javier Álvarez y la corresponsal de Radio Nacional en Oriente Medio Cristina Sánchez.

Se han llegado a superar los 5.000 positivos diarios. Así que el gobierno israelí, muy cuestionado por su gestión de la crisis sanitaria, ha aprobado tres semanas de cierre que marcarán los días más señalados en el calendario hebreo, justo a las puertas de un nuevo año, el 5781. Es lo que celebran los judíos con Rosh Hashaná. Después vendrán Sucot, la fiesta de las cabañas, y más tarde Yom Kippur, el día del arrepentimiento.

Israel vuelve hoy al confinamiento durante al menos dos semanas. Ha marcado de nuevo otro máximo de contagios, más de 5.000 casos, de las peores cifras registradas en toda la pandemia. El primer ministro, Benjamín Netanyahu, afirma que el cierre de colegios, tiendas no esenciales y limitación de reuniones sociales en plenas celebraciones religiosas, se basa en la situación epidemiológica del país, y podrían endurecerse en los próximos días. Se limita también el movimiento a un kilómetro de la vivienda. Informa Cristina Sánchez, corresponsal.

Una vez más, resuenan bombas en Oriente Próximo mientras el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, firmaba un acuerdo de paz con Emiratos Árabes Unidos y Baréin. Desde Gaza de lanzaban cohetes que el ejército de Israel respondía con sus propios bombardeos. Los palestinos lo tienen claro: este no es el camino para la paz. Informa Cristina Sánchez, corresponsal en Oriente Próximo.

Delegaciones de Baréin y de Emiratos Árabes Unidos (EUA) han ratificado un acuerdo para normalizar sus relaciones con Israel en Washington. Junto a Egipto y Jordania, ya son cuatro las naciones árabes que establecen relaciones con el Estado israelí, todas ellas con Irán como enemigo común.

El acuerdo, además, es un tanto a favor del presidente de EE.UU., Donald Trump, en su política internacional: logra normalizar relaciones entre Israel y algunos países árabes y de paso debilita a Irán. Israel, por su parte, mejora su posición en la región. Ya no está tan aislado. Y Baréin y EAU, dos estados del Golfo, ganan comercialmente.

Los acuerdos ponen más presión sobre el régimen de los ayatolás, que ve cómo sus enemigos se acercan entre ellos, mientras los palestinos se sienten traicionados por los países árabes que ya han reconocido a Israel.

Este martes en la Casa Blanca, Emiratos Árabes y Bárein firmarán el nuevo acuerdo que normalizará las relaciones con Israel. Un pacto que supondrá un cambio de equilibros en Oriente Medio y un espaldarazo para la imagen de Trump como negociador internacional. Estos acuerdos suponen todo un cambio de paradigma en Oriente Medio. Refuerza a Israel y hunde aún más las aspiraciones de los palestinos de crear su propio Estado. Se refuerza también la alianza de Estados Unidos, Israel y las monarquías del Golfo contra el enemigo común: Irán

Hoy, en 24 horas de Radio Nacional hablamos con nuestros corresponsales para que nos cuenten cómo se ve actualmente la pandemia tras seis meses. Concretamente, en qué se diferencian Alemania, Israel e Italia a la hora de gestionar el mecanismo del estado de alarma. Algo que puede justificarlo, segun Cristina Sánchez, corresponsal para Oriente Próximo, es que "en Israel se han llegado a superar los cuatro mil contagiados por día con apenas nueve millones de habitantes", ha afirmado en un contexto de nuevo confinamiento del país. Por otro lado, está Alemania que no llegó a decretar un estado de alarma como en España. Gabriel Herrero, corresponsal en Berlín, destaca algo que le sorprendió de España en comparación con el país en el que cubre información: "En Berlín casi nadie lleva mascarilla", salvo en zonas de multitud, donde a veces son las personas mayores quienes las llevan, aunque, según afirma rotundamente "todo el mundo se la pone en cuanto entra a un lugar cerrado" Sin embargo, en España tiene la sensación de que "sucede al contrario", ha argumentado.

El otro país en discordia, Italia, fue "el primero en decretar el estado de emergencia", afirma Sagrario Ruiz de Apodaca, corresponsal en Roma. El 15 de octubre, en principio, es cuando los italianos saldrán de su estado de emergencia.

Después de 7 horas de debate intenso, el Consejo de Ministros israelí ha aprobado el confinamiento total del país de tres semanas a partir del viernes para contener el aumento de casos. Se convierte así en uno de los primeros países que tienen que volver a decretarlo. Solo funcionará con normalidad el comercio esencial, se suspende el curso escolar y se limita el movimiento a 500 metros de la vivienda. Los expertos ya lo avisaban debido a que Israel tiene uno de los índices de contagio más altos del mundo. El primer ministro pide a los israelíes que cumpla con las restricciones para evitar más fallecidos a pesar de las fiestas de la comunidad judía que se celebran estos días. Informa Cristina Sánchez, corresponsal.

Uno de los ministros del gobierno israelí ha dimitido en protesta por la intención de Benjamín Netanyahu de confinal a la población. Pertenece a uno de los partidos ultraortodoxos de la coalición. Señala que la intención de Netanyahu es cerrar por completo el país coincidiendo con las principales fiestas judías en las que los rezos en las sinagogas son esenciales para su comunidad. Israel está la cabeza de índice de contagios por número de habitantes y las autoridades sanitarias consideran inevitable confinar a la población al menos durante dos semanas. De aprobarse en la reunión de ministros de hoy, el confinamiento comenzaría el próximo viernes. Informa Cristina Sánchez, corresponsal.

Baréin se convierte en el cuarto país árabe tras Egipto, Jordania y Emiratos Árabes Unidos que establece lazos diplomáticos con Israel. Lo ha confirmado el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump y el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu. El país normalizará las relaciones diplomáticas con Israel e intercambiará embajadores. Se convierte en el segundo país árabe en hacerlo en menos de un mes. Estos acuerdos serán rubricados en una ceremonia en la Casa Blanca la próxima semana. Informa Fran Sevilla, corresponsal.

En marzo, al principio de la pandemia, Israel reaccionó rápidamente, aislándose como pocos países. Contuvo el primer embate, pero tras una rápida desescalada, los casos empezaron a dispararse hasta esta semana en la que ha batido récords de hasta 3.000 positivos al día. Ya es líder mundial en nuevos contagios per cápita. [Coronavirus: última hora en directo]