Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Israel, el país del mundo que mayor porcentaje de su población lleva vacunado contra el coronavirus, empieza a notar el efecto de la inmunización. Entre los que ya han recibido las dos dosis, la proporción de contagios es mínima, y de éstos, no ha habido ningún caso grave. La efectividad de la vacuna de Pfizer es superior al 95% y aquellos que se contagian, pese a ser vacunados, tienen síntomas leves como dolor de cabeza, tos, fatiga o algo de fiebre. En el país han recibido ya las dos dosis más de medio millón de personas. De ellas tan sólo 60, un 0,014 %, se han contagiado. Los datos son incluso mejores de los que anunció en su día la farmacéutica Pfizer. En cuanto a efectos secundarios, la inmensa mayoría de los que han aparecido son leves. Pese a todo, en Israel siguen sufriendo la tercera ola, con más de 8.000 contagios diarios, y por ello el gobierno piensa en extender el actual cierre nacional que comenzó a finales de diciembre. [Última hora coronavirus]

Foto: EFE/Sergio G. Cañizares/Archivo

Cientos de judíos ultraortodoxos han tratado de entrar a la fuerza en una escuela talmúdica en Ashdod, al sur de Israel. Incidentes como este se repiten en varias ciudades desde hace días, pese al estricto tercer confinamiento que vive el país, que tiene cerradas escuelas, comercios no esenciales e incluso desde el único aeropuerto internacional, el de Ben Gurion.

Desde el inicio de la pandemia, los ultraortodoxos han registrado los mayores índices de contagio del país. Actualmente, uno de cada tres nuevos positivos se da entre ellos, pese a que solo representan el 10 por ciento de la población. También son de los más reacios a ponerse la vacuna. Por ahora algo más del 6% de los ultraortodoxos se han vacunado, frente al 25% del resto.

Israel cierra desde el 25 de enero su único aeropuerto internacional, Ben Gurión, situado en Tel Aviv, hasta el próximo día 31 con el fin de evitar la llegada de infectados con las nuevas cepas de coronavirus. Alemania y Francia también aumentan las restricciones en los viajs internacionales. El primero pide una PCR, cuarentena de cinco días y un test posterior a viajeros de 20 países, entre ellos, España, mientras que la nación gala, pide pruebas negativas de coronavirus a los países comunitarios. Coronavirus: última hora

Foto: JACK GUEZ / AFP

Más de dos millones y medio de residentes en Israel han recibido ya la primera dosis de la vacuna de COVID-19 y cerca 900.000 la segunda mientras el país intenta controlar la tercera ola con un cierre nacional hasta febrero. Los índices de positividad más altos se siguen registrando entre las comunidades ultraortodoxas judías, reacias desde el inicio de la pandemia a cumplir las medidas de distancia social. La Policía israelí ha intervenido en los últimos días en varias congregaciones de esta comunidad que derivó en fuertes enfrentamientos con las fuerzas de seguridad. Desde el inicio de la pandemia, Israel ha registrado más de 580.000 contagios y 4.266 fallecidos por COVID-19 en una población de unos nueve millones de habitantes. Coronavirus: última hora

Foto: Un jóven recibe la vacuna en Israel. REUTERS/Ronen Zvulun. 

Biden tiene por delante muchos retos en el ámbito de la política internacional. El primero es China que cada vez expande más su influencia por todo el mundo. El nuevo inquilino de la Casa Blanca ya ha dicho que no ve ese país como una amenaza pero sí como un desafío económico y comercial. El segundo gran reto es Rusia: el entorno de Biden ya ha pedido la liberación del líder opositor, Navalni, después de calificar a ese país como el mayor enemigo de Estados Unidos. El tercer punto es Oriente Medio e Israel. Biden se ha mostrado siempre contrario a los asentamientos judíos. El cuarto gran tema es Irán donde le preocupa el crimen organizado y la proliferación nuclear, también Latinoamérica. El último punto es el Sáhara Occidental donde podría impulsar el solicitado referéndum.

En Israel, cada día unas 200.000 personas son inoculadas. Ya son más de 2 millones de personas en un país de algo más de 9. Es el país del mundo que mayor porcentaje de su población lleva vacunada contra la Covid- 19. Allí los datos médicos de los vacunados se están compartiendo con los fabricantes. De esta manera, los laboratorios cuentan con información a gran escala.


 

Casi un 15% de la población israelí ya ha recibido una dosis de la vacuna contra el coronavirus. Las claves para que Israel se haya convertido en un líder mundial de la inmunización contra la COVID-19 hay que buscarlas en el tamaño país, con nueve millones de habitantes, en un sistema sanitario basado en cuatro mutuas de seguro supervisadas por el Estado y que compiten entre sí, y en un primer ministro, Benjamin Netanyahu, en plena carrera electoral. A eso hay que sumar una buena logística, haber firmado los contratos con los laboratorios a tiempo y una amplia infraestructura. Además, se ha sacado de las clínicas a enfermeros y auxiliares para trasladarlos a centros de vacunación que están en las grandes ciudades y en los pueblos más aislados.

La vacunación está siendo más lenta de lo esperado en la mayoría de países del mundo. En España no hay datos oficiales de Sanidad pero las cifras ofrecidas por las Comunidades están lejos de cumplir con los objetivos.

[Coronavirus: última hora en directo]

En la imagen, una sanitaria vacuna a una anciana en una residencia de Galicia. FOTO: Brais Lorenzo / EFE

En Belén, el origen de Navidad, la estampa este año es muy diferente. Una ciudad sin peregrinos, con apenas visitas y con Israel a las puertas del tercer confinamiento. Sus campanas siguen repicando, pero sin turistas, de los que depende el 85 por ciento de su economía. Las tradiciones, como la misa del gallo, se mantiene, aunque con aforo reducido. Informa la corresponsal, Cristina Sánchez.

Las negociaciones entre ambos países tratan de normalizar sus relaciones y se comprometen a suspender sus planes para anexarse grandes áreas de los territorios ocupados en Cisjordania. El Beitar Jerusalem, uno de los clubes más populares en Israel, ha vendido el 50% del club a un jeque árabe. Algo que no ha entusiasmado a la afición mas radical del equipo. Se llaman a sí mismos La Familia y son conocidos por su racismo y violencia.

La ministra de Asuntos Exteriores de España, Arancha González Laya, ha llamado este jueves a respetar las resoluciones de las Naciones Unidas sobre la cuestión del Sáhara Occidental, tras el anuncio del presidente estadounidense, Donald Trump, de que reconocería la soberanía marroquí sobre ese territorio en disputa.

"Le damos la bienvenida a esa normalización como hemos dado la bienvenida a todas y cada una de las normalizaciones que ha tenido lugar en estas últimas semanas, como no podría ser de otra manera. Ahora bien, queda por resolver la paz entre israelíes y palestinos y queda por resolver la cuestión del Sáhara Occidental. Y en ambos casos la posición de España es muy clara: respeto a las resoluciones de Naciones Unidas", ha dicho.

Haizam Amirah, investigador principal del Real Instituto Elcano), duda de que la decisión del presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, de reconocer la soberanía marroquí sobre el Sáhara traiga paz al territorio"No parece que vaya a contribuir a la paz", ha afirmado en una entrevista en el Telediario en la que ha analizado las consecuencias de la noticia.

"Es un reconocimiento de Trump, habrá que ver si es un reconocimiento de EE. UU. cuando haya un cambio de Administración", ha apuntado, en referencia a las pocas semanas que quedan para que el presidente electo, Joe Biden, asuma el mandato. 

Amirah considera que esto puede "sacudir el escenario en el Norte de África" y que el acercamiento entre el estado judío-israelí y el marroquí no parece que vaya a "mejorar los derechos de los palestinos". Además, el investigador ha subrayado que se trata de una decisión "tomada al margen del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas" que altera los equilibrios en el territorio.

Falta poco más de un mes para que Donald Trump abandone la Casa Blanca, pero el todavía presidente de EE. UU. sigue tomando decisiones de calado y muy polémicas. Hace unas horas ha reconocido la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental. Fue colonia española y la ONU lo define como territorio no autónomo. Es una gran victoria para Marruecos porque obtiene el reconocimiento de Washington, a cambio de la normalización de las relaciones con Israel.