Enlaces accesibilidad

El papa Francisco deja "la puerta abierta" al fin del celibato en la Iglesia

  • El pontífice dice que no se trata de un dogma y que se puede modificar
  • Considera que la renuncia al cargo podría convertirse en algo normal
  • Sobre la visita de Peres y Abás: "no servirá para hacer una mediación"

Por
EL PAPA VUELA DE REGRESO A RMA TRAS VISITA A TIERRA SANTA
El papa Francisco habla con los periodistas durante una rueda de prensa a bordo del vuelo que lo lleva de regreso a Roma tras una visita de tres días en el oriente medio. EFE EFE/Andrew Medichini/POOL

El papa Francisco ha declarado que considera que, aunque cree que los curas de la Iglesia Católica deben ser célibes, la norma no es un dogma y, por tanto, es susceptible de ser modificada. “La puerta siempre está abierta”, ha dicho el pontífice que también ha hablado sobre la posibilidad de ver más renuncias papales como la de Benedicto XVI.

Estos comentarios siguen la línea de los que el papa hacía cuando era arzobispo de Buenos Aires, sin embargo estos comentarios realizados en el avión durante su viaje de vuelta tras la visita a Tierra Santa suponen la primera vez que se pronuncia sobre este asunto desde su nombramiento.  

“El celibato no es un dogma”, ha aseverado Francisco que ha reconocido que se trata de una norma de vida que aprecia mucho y que piensa que es “un regalo para la iglesia”.

En cuanto a la visita programada para este fin de semana de los líderes israelí y palestino, Begoglio ha asegurado que no se trata de una “mediación” sino de una reunión para orar.

Asimismo, ha anunciado una reunión con víctimas de abusos sexuales en el Vaticano para el próximo mes de junio y ha equiparado estos excesos con la celebración de misas satánicas.

El debate sobre el celibato

La respuesta del papa acerca del celibato llega días después de que un grupo de 26 mujeres enamoradas en secreto de sacerdotes católicos remitiera una carta al pontífice en la que pedían que se eliminase el celibato impuesto al clero.

La Iglesia Católica considera que los sacerdotes deben dedicarse plenamente a su vocación para cumplir con su misión. Sin embargo, existen voces relacionadas con los recientes escándalos de abusos sexuales que han propuesto que el celibato sea una opción en la Iglesia argumentando que la frustración sexual de los sacerdotes puede conducir a estas conductas.

Por contra, la Iglesia ha rechazado este argumento alegando que la pedofilia, tanto dentro como fuera de la iglesia, se desarrolla en personas con problemas psicológicos.

Iglesias como la Anglicana, la Protestante o la Ortodoxa sí permiten a los sacerdotes contraer matrimonio.

Abierto a renunciar por motivos de salud

A sus 77 años, el papa Francisco, que lleva 15 meses en el cargo, ha declarado que está abierto a la posibilidad de retirarse como su predecesor, Benedicto XVI, en lugar de permanecer en el cargo de por vida y ha añadido que la figura del “papa emérito” podría llegar a convertirse en algo normal en la Iglesia.

Haré lo que el señor me pida que haga”, ha explicado el pontífice.“Creo que el caso de Benedicto XVI no es algo único. Creo que debemos verle como una institución que ha abierto una puerta, la puerta de los papas eméritos”, ha dicho tras asegurar que el hecho de que la gente viva más tiempo será determinante en la toma de esta decisión en el futuro.

“¿Habrá más renuncias de papales? Dios dirá, pero la puerta está abierta”, ha dicho Francisco.

Su predecesor, Benedicto XVI, se convirtió en el primer Papa en renunciar desde la Edad Media cuando dio un paso atrás voluntariamente en febrero del año pasado.

El vaticano no mediará entre Israel y Palestina

Por otra parte, el pontifice ha asegurado que el próximo encuentro al que ha invitado este fin de semana a los líderes israelí, Simón Peres, y palestino, Mahmud Abás, "no servirá para hacer una mediación" sino para para rezar juntos.

"El encuentro en el Vaticano será un encuentro de oración, no servirá para hacer una mediación. Nos reuniremos para rezar. Luego cada uno volverá a casa", ha dicho el papa según la agencia italiana de noticias Ansa.

"Habrá una rabino, un islámico, y yo", ha explicado Bergoglio.

Encuentro con víctimas de abusos, en junio

En otro orden de cosas, el papa ha afirmado que los abusos sexuales cometidos contra niños por parte de sacerdotes son un crimen comparable con las "misas satánicas" y ha anunciado un primer encuentro con víctimas en el Vaticano, que tendrá lugar a principios del próximo mes de junio.

"El abuso sexual es un crimen horrible, porque un sacerdote que hace esto traiciona el cuerpo del Señor. Es como una misa satánica", ha apostillado Francisco, en un discurso duro con esta lacra. "Tenemos que seguir adelante con tolerancia cero", ha sentenciado

Además, el papa ha criticado el sistema que causa un elevado paro juvenil en España, del que ha dicho que es “grave”. "Estamos en un sistema económico donde el centro es el dinero, no la persona humana", ha declarado el pontífice.

Por último, sobre el caso de presunta malversación de fondos atribuida al cardenal Tarsicio Bertone, Francisco ha afirmado que se está estudiando "la cuestión de los quince millones" de euros y ha asegurado que "no está claro" qué pasó.

"Somos pecadores, somos débiles. La Secretaría de Economía ayudará a evitar escándalos y problemas", ha declarado.

Noticias

anterior siguiente