Enlaces accesibilidad

El Juzgado aprueba el convenio de Pescanova y confirma su salida del concurso de acreedores

  • El convenio recibió el visto bueno del 63,65% del pasivo ordinario
  • Decreta el cese inmediato del administrador concursal, Deloitte

Por
La sede de Pescanova en Chapela, Redondela (Pontevedra)
La sede de Pescanova en Chapela, Redondela (Pontevedra). AFP AFP PHOTO/ MIGUEL RIOPA

El Juzgado de lo Mercantil 1 de Pontevedra ha dictado una sentencia de aprobación de la propuesta de convenio de Pescanova, lo que en la práctica supone el levantamiento del concurso de acreedores al que se acogió la multinacional pesquera el 4 de abril de 2013.

El plazo de alegaciones a la única propuesta de convenio que le fue trasladada al juez Roberto de la Cruz se cerró el pasado miércoles sin que se formulara oposición alguna.

La sentencia, contra la que cabe recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Pontevedra, decreta, con arreglo a lo dispuesto en la Ley Concursal, el cese inmediato del administrador concursal, en este caso Deloitte, pese a lo cual deberá rendir cuentas de su actuación en el plazo de un mes.

El convenio de Pescanova recibió el visto bueno del 63,65% del pasivo ordinario, un porcentaje ligeramente inferior al del concurso de acreedores de la filial Pescafina (68,89%), al que estaba condicionado el procedimiento de la matriz.

En todo caso, es más que suficiente para que la multinacional pesquera salga del concurso de acreedores un año después de que se hiciera cargo de su gestión Deloitte.

Se reconoce una deuda de 1.000 millones

Tras la aprobación del convenio presentado por la banca acreedora, la multinacional pesquera queda como una empresa capitalizada, viva y con todos sus empleados cobrando, han informado a Europa Press fuentes conocedoras de la situación de la firma.

Además, los acreedores con un crédito inferior a 100.000 euros cobrarán todo su dinero en un plazo de un año, mientras que al ser la quita muy grande, se repone el neto patrimonial y con ello los accionistas no sólo mantienen sus acciones sino que también conservan su valor.

Por otro lado, el juez Roberto de la Cruz ha decidido no abrir pieza de calificación y por tanto no exigir responsabilidades personales a los miembros que formaban parte del consejo de administración cuando se declaró el concurso de acreedores.

La salida de concurso de Pescanova se produce un día después de que el consejo de administración aceptara la dimisión de Juan Manuel Urgoiti como consejero y presidente de la compañía, y designara como consejero al accionista César Mata Moretón, que unirá a dicha condición el cargo de secretario del consejo, que ya viene desempeñando desde el 21 de septiembre de 2011.

El pasado 13 de mayo se formalizó la dimisión de los consejeros representantes de Damm y Luxempart, José Carceller y François Tech, respectivamente.

La salida de ambos consejeros se produjo como consecuencia de haber sido aceptado el plan de la banca, tanto por el juez como por los acreedores, que además de un mayor reconocimiento de la deuda suponía explícitamente la salida de Damm y Luxempart del convenio inicial presentado por éstos y que en su día fue seleccionado por el consejo.

Entre los principales cambios introducidos por la banca acreedora en el convenio figura un mayor reconocimiento de la deuda, en 300 millones de euros si la evolución de la empresa lo permite, aunque en caso contrario se establece su capitalización.

Con este aumento, la banca acreedora ve elevado a los 1.000 millones el reconocimiento de su deuda, frente a los 700 millones iniciales.

La amenaza de liquidación que pendía sobre Pescanova ante la oposición de la banca acreedora a la propuesta presentada por el consorcio formado por Damm y Luxempart movió a un grupo de consejeros independientes a acercarse a las entidades financieras para sondear si estaban dispuestas a apoyar un convenio con estos cambios.

Queda saber en qué medida afectará al empleo

Por su parte, los trabajadores de Pescanova han valorado de forma "muy positiva" la salida del concurso de acreedores de la compañía y han pedido conocer "cuanto antes" cuál va a ser la nueva política de la entidad para saber en qué medida afectará al empleo.

El portavoz de la federación agroalimentaria de CC.OO. -sindicato mayoritario en Pescanova-, Francisco Vilar, ha dicho que los trabajadores siempre han estado "convencidos" de que se produciría la salida de la empresa del concurso puesto que "es una marca muy apreciada y muy reconocida".

"Hay que saber qué política va a hacer para mantener el conjunto del grupo y ver qué tipo de reestructuración se debe hacer, porque eso puede afectar más o menos al empleo", ha recalcado el portavoz, que ha asegurado que los trabajadores están "muy atentos" a todas las novedades sobre este proceso.

Noticias

anterior siguiente