Enlaces accesibilidad

Un informe de la CNMV revela "malas prácticas" con las preferentes de Caja Madrid, Bancaja y Bankia

       
  • Según la CNMV, se beneficiaron injustamente a unos clientes sobre otros
  •    
  • Habrían incumplido la ley al colocar preferentes a pequeños ahorradores
  •    
  • El perjuicio económico, de hasta 240 millones, entre los años 2010 y 2011

Por
La CNMV denuncia irregularidades de las preferentes que vendieron Caja Madrid y Bancaja

Una investigación de la Comisión del Mercado de Valores (CNMV) señala que Caja Madrid y Bancaja, las dos principales entidades que formaron Bankia, incumplieron la ley de manera continuada al colocar preferentes a pequeños ahorradores a un precio superior al que correspondía, muy por encima de su valor real. Además -según el informe al que han tenido acceso eldiario.es y el rotativo Expansión- beneficiaron injustamente a unos clientes sobre otros, generándoles un perjuicio de hasta 240 millones de euros.

Fuentes de la CNMV no han querido hacer una valoración a RTVE.es porque, por definición, las investigaciones del organismo son secretas, pero tampoco han desmentido la veracidad del documento, fechado el 11 de febrero de 2013.

En él se asegura que "las entidades no actuaron, como era su obligación, en interés de los inversores" y que "no establecieron ninguna medida destinada a impedir que los conflictos de interés (...) perjudicase los intereses de los clientes compradores (...) perjudicándolos en beneficio de otros clientes que, de esta forma, conseguían la liquidez deseada y en beneficio de las propias entidades que estaban interesadas en facilitar liquidez a los vendedores".

Según el informe, las entidades vendieron las participaciones preferentes de las que se  deshacían los primeros a precios "alejados de su valor razonable". Es decir, se ofrecían preferentes a otros clientes a un precio superior al del mercado abierto.

Pérdidas medias de 2.600 euros por cliente

La CNMV ha investigado unas 65.000 operaciones efectuadas entre los años 2010 y 2011 por Caja Madrid y Bancaja, las cajas que lideraron el nacimiento de Bankia. En concreto, se han analizado de forma parcial emisiones de preferentes que se realizaron durante año y medio -desde junio de 2010 hasta noviembre de 2011-, operaciones por valor de unos 680 millones de euros.

De esa cifra, y hasta mayo de 2011, 176 millones corresponden a Bancaja, una cifra inferior a la de Caja Madrid, que movió 265,8 millones de euros. Bankia, como entidad, operó un total de 241,3 millones. La investigación interna de la comisión concluye que decenas de miles de clientes de  Bankia, sin especificar la cifra, perdieron entre 140 y 240 millones de euros al comprar  esas preferentes.

Serían unos 2.600 euros de media  por cliente, pero hay que tener en cuenta que el volumen de preferentes  de Bankia alcanzó los 5.000 millones de euros. De hecho, Según la investigación interna, los inversores habrían pagado un sobreprecio de entre un 20 y un 33% de su valor. 

Esa venta de participaciones preferentes a clientes particulares, por un precio muy superior a su valor real, lo hacían calculando el precio con un programa informático que inflaba el precio para que la caja siempre ganara, siempre según el informe, dosier que se incluiría dentro de una investigación mayor que abarca a más entidades.

La CNMV pide en el informe que se valore si procede el inicio de "un expediente sancionador  a Bancaja, Caja Madrid y Bankia"  por las actividades, que se  desarrollaron entre el 21 de junio de 2010  hasta el 25 de mayo de 2011  -en el caso de las dos primeras- y entre  el 23 de mayo de 2011 hasta el  15 de noviembre de 2011, en el caso de  Bankia.

Los autores del informe, que ha sido incorporado a la causa sobre  Bankia que instruye el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu,  según Efe, afirman también que el conflicto de interés no solo afectaba a  las operaciones entre clientes, "sino que se extendía también a la  actuación de las entidades".

Querella de UPyD

Esta información ha llegado al Congreso de los Diputados, durante el debate de convalidación de real decreto ley "de protección a los titulares minoristas de preferentes". En la tribuna, la diputada de UPyD Irene Lozano ha explicado que su grupo tiene el informe de la CNMV de hace dos meses que habla de "irregularidades" y "mala práctica  generalizada" en las cajas de Bankia.

Lozano ha acusado a PP y PSOE de "protegerse  mutuamente" en la venta de las participaciones preferentes a clientes  minoristas y ha anunciado que su grupo va a  presentar "contra todos" una querella criminal en la Audiencia Nacional  por este asunto. La presentación de la demanda será en breve, según fuentes del partido.

UPyD quiere que los responsables de lo que ha calificado como una "estafa" no queden impunes: "Ni quienes las comercializaron, ni quienes animaron a comercializarlas, ni quienes miraron para otro lado, ni quienes tenían que supervisar, ni tampoco quien quiere enterrar todas esas responsabilidades por decreto", ha dicho la diputada.

Noticias

anterior siguiente