Enlaces accesibilidad

Se prorroga la ayuda de 400 euros que, según Báñez, cobra 1 de cada 4 parados que la pide

  • Rajoy anunció el automatismo de la ayuda al conocerse que el paro está en el 26.02%
  • En 2012, 300.000 parados cobraron este subsidio, según la ministra de Empleo

Por
El Gobierno prorroga el plan Prepara mientras la tasa de paro no baje del 20%

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha asegurado que el Gobierno ha aprobado este viernes la prórroga automática del Plan Prepara, que incluye una ayuda de en torno a 400 euros para los desempleados. Sáenz de Santamaría ha indicado que esta ayuda pretende paliar en la medida de lo posible los efectos "dramáticos" del paro.

Como había anunciado este jueves el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el Consejo de Ministros ha aprobado la prórroga automática -que funcionará hasta que el paro baje del 20%- del Plan Prepara. Con ese programa, los parados que han agotado sus prestaciones y carecen de rentas pueden recibir 400 euros, un importe que sube hasta 450 euros si tienen cargas familiares.

Como hasta ahora, los parados que cumplan los requisitos para acceder a estas ayudas las cobrarán durante seis meses consecutivos y no hay posibilidad de repetir o de prorrogarlo.

Uno de cada cuatro solicitantes de la ayuda, la cobra

Junto a la vicepresidenta, ha comparecido ante los periodistas la ministra de Empleo, Fátima Báñez, quien ha explicado que 300.000 personas cobraron esta ayuda durante todo 2012 y que se beneficia de ella "uno de cada cuatro" parados que la solicita tras haber agotado el subsidio por desempleo que le correspondía.

Báñez ha asegurado que la última Encuesta de Población Activa (EPA) -que eleva a 5.965.400 parados, el 26,02% de la población activa- muestra un cambio de tendencia en la destrucción de empleo.

"Las cifras internas de evaluación de la EPA están poniendo en evidencia que algo cambia en la situación del empleo: la destrucción de empleo ha pasado del 18%, antes de la reforma laboral, al 13%" a finales de 2012. Esa reducción ha bajado desde el 12% al 9% en el dato de paro registrado en las oficinas de Empleo, que es otra forma de medir el paro.

Según la ministra, en un año en el que la economía de España se contrajo un 1,3% -"el segundo peor año desde que comenzó la crisis"-, "ha habido 400 parados menos al día que durante los cuatro años anteriores de crisis".

La reforma laboral "empieza a funcionar"

Este resultado es consecuencia, según Báñez, de que la reforma laboral del Ejecutivo está empezando a funcionar, "el ritmo de destrucción de empleo, mes a mes, se está frenando".

Báñez ha destacado que "lo más importante que ha aportado la reforma laboral es la flexibilidad que aporta para que las empresas y los trabajadores puedan tomar decisiones para reducir el recurso al despido" (modificar jornadas, reducir salarios o suspender contratos). Esto, ha reiterado, "está empezando a funcionar: el 84% de las medidas de ajuste son ahora de flexibilidad y los despidos solo supone el 16% de todas las medidas colectivas".

Para impulsar que esa flexibilización sea una alternativa al despido, la responsable de Empleo también ha informado de que el Consejo de Ministros ha decidido mantener hasta finales de este año los actuales incentivos para esas medidas (la reducción a la mitad de la cotización a la Seguridad Social cuando se modifica la jornada y la compensación al trabajador de la cotización que ha dejado de pagar mientras la empresa ha suspendido su contrato).

Según la ministra, ese fomento de la flexibilidad de la reforma laboral es el motivo de que las multinacionales estén apostando por España y, como ejemplo, ha enumerado varias compañías del sector del automóvil.

Prórroga automática hasta que el paro baje del 20%

Báñez también ha explicado que el automatismo de este plan se ha aprobado en un real decreto-ley y pone fin a la necesidad de tener que renovar esta ayuda cada seis meses, al menos, hasta que la tasa de paro baje del 20%.

Hasta ahora, este tipo de ayudas a los desempleados se había prorrogado tres veces desde su creación en el último año del Gobierno Zapatero.

La oposición política ha demandado desde hace meses la prórroga de estas ayudas, en un movimiento similar al del pasado mes de agosto, cuando el Gobierno realizó la anterior prórroga del subsidio.

Según las previsiones de la Comisión Europea, el paro alcanzará este año el 26,6% de la población activa. Además, prevé que podría mejorar ligeramente en 2014, cuando estima que el desempleo se sitúe en 26,1% (un 0,1% menos que actualmente), para no bajar del 26% hasta 2015. Previsiones que el Gobierno englobó en el contexto europeo y que ya anunción que "trabajará para superarlas".

Los requisitos para optar a la ayuda

Para poder cobrar esa ayuda financiera, los parados deben de haber agotado la prestación por desempleo y llevar inscritos como demandantes de empleo al menos 12 de los últimos 18 meses.

Cuando dejen de cobrar la prestación correspondiente a su cotización, los desempleados tendrán que realizar, "durante un período mínimo de 30 días, acciones de búsqueda activa de empleo, las cuales se deberán acreditar en el momento" de la solicitud de la ayuda de 400 euros.

Entre esas acciones puede incluirse, por ejemplo, un trabajo que haya durado unos días o unas pocas semanas y por tanto, no genere derecho a prestación.

Para percibir la ayuda, será necesario que los ingresos de la unidad familiar no superen los 481 euros mensuales por cada miembro.

Rebaja en las peonadas exigidas para cobrar el subsidio agrario

Por otro lado, el Consejo de Ministros también ha rebajado a 20 el número de jornales exigidos para acceder al cobro del subsisio agrario. Según ha explicado Fátima Báñez, esa modificación se debe a la bajada de la cosecha en el olivar.

"Esa caída de la producción ha estado, de media, en el 60% en Andalucía y Extremadura", por lo que los jornaleros "tienen dificultad para reunir las 35 peonadas" que se exigían hasta ahora para acceder al subsidio agrario, ha explicado la ministra, quien asegura que así se pretende que "ningún trabajador del campo pierda la renta agraria".

Según Báñez, este cambio "no implica una sobrecarga en el gasto porque esas peonadas ya estaban presupuestadas".

Noticias

anterior siguiente