Enlaces accesibilidad

El Gobierno defiende las medidas laborales para lograr "la prioridad nacional: crear empleo"

Por
El Consejo de Ministros aprueba un Real Decreto con medidas para impulsar el empleo juvenil

El Consejo de Ministros ha aprobado las nuevas medidas dirigidas a fomentar la contratación, destinadas a combatir el elevado desempleo, en especial el que sufren los jóvenes, "la prioridad nacional". Entre ellas destacan el nuevo contrato para la formación y el aprendizaje o la posibilidad de que se encadenen durante los dos próximos años contratos temporales sin límite alguno y sin tener que hacer indefinido al trabajador. Además, se ha aprobado la prórroga por seis meses de los 400 euros que reciben los parados sin otra prestación, y que está ligada a la formación que reciban, "por un principio de justicia social y eficacia económica".

"Se ha aprobado un decreto-ley que responde a la prioridad nacional, que es la creación de empleo. (...) Es nuestro principal desafío: crear empleo, sobre todo juvenil", ha señalado el portavoz del Ejecutivo, José Blanco, que ha culpado a la "burbuja inmobiliaria" el que "muchos jóvenes" renunciaran a la formación.

La prioridad nacional es la creación de empleo, sobre todo juvenil

"En concreto, hasta 700.000 jóvenes no tiene el título de la ESO", ha destacado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros el titular de Trabajo, Valeriano Gómez, quien ha subrayado otros 200.000 tampoco tienen la suficiente cualificación como para encontrar un empleo. Gómez ha señalado que este nuevo tipo de contrato es fundamental porque "en España, uno de cada tres desempleados son jóvenes".

Según los cálculos que ha realizado, el contrato de formación es aún muy escaso. "Solo 100.000 de los 12 millones de contratos que se han al año en España son de formación. Esperamos aumentar el número de contratos formativos", ha dicho. Por eso se ha aprobado este nuevo contrato de formación, que sustituye al anterior. Tendrá una duración mínima de un año, prorrogable hasta los tres, y contempla que el 25% de la jornada sea de formación, ha señalado el ministro de Trabajo.

"Mejor un empleo temporal que un parado"

El ministro de Trabajo también ha defendido que, durante dos años, se puedan encadenar varios contratos temporales sin límite alguno. Es decir, que se elimina el tope de 24 meses para ir encadenando este tipo de contrato. Gómez ha defendido que la suspensión temporal del Artículo 15.5 del Estatuto de los Trabajadores "ese artículo data del 2006, cuando se estaba en pleno proceso de creación de empleo".

"Esta regla, en este momento de destrucción de empleo está obstaculizando la sostención del empleo, aunque sea temporal. Si empleador debe convertir en indefinido al trabajador, no lo hace y contrata a otro. Se está incrementando la rotación en tiempos de crisis", ha señalado Valeriano Gómez, tal y como hizo este jueves en RNE.

La política laboral no puede ser la misma durante la expansión que durante la crisis

Este viernes, el ministro de Trabajo ha sido aún más rotundo. "El Gobierno prefiere un empleo temporal a un parado", ha dicho de forma vehemente Gómez, quien ha repetido en varias ocasiones de que "la política laboral no puede ser la misma durante la expansión que durante la crisis".

"Durante épocas de crisis se debe dar flexibilidad a las empresas. (...) Preferimos bonificar un contrato temporal a que haya un parado", ha subrayado el titular de la cartera de Trabajo, que no ha querido establecer una cifra de cuántos empleos se crearán suspendiendo esta regla durante dos meses porque "la regla persigue que no se destruya empleo, que se mantengan a los trabajadores, que no se les despidan porque la empresa no quiera o no pueda hacerle indefinido".

Del resto de medidas, destaca la prórroga del pago por parte del FOGASA (Fondo de Garantia Salarial) de ocho días para aquellos despidos objetivos, que se indemnizan con 20 días por año trabajado, hasta 2013.

Noticias

anterior siguiente