Enlaces accesibilidad

La Audiencia Nacional investiga a la familia Botín por sus cuentas en Suiza

  • Los Botín tenían cuentas en el HSBC Private Bank Suisse
  • No habrían presentado el IRPF y el impuesto de Patrimonio entre 2005 y 2009
  • Los Botín aseguran que ya han regularizado 200 millones de euros

Ver también: Auto de la Audiencia Nacional sobre la familia Botín

Por
La Audiencia Nacional investigará a Emilio Botín, a su hermano Jaime y a sus cinco hijos por fraude fiscal

La Audiencia Nacional investigará a la familia Botín, fundadores del Banco de Santander, por un presunto delito contra la hacienda pública y falsedad documental por unas cuentas en el banco suizo HSBC.

El auto detalla que entre los investigados están los hermanos Emilio Botín y Jaime Botín y también sus diez hijos: Ana Patricia, Paloma, Emilio, Carmen y Franciso, por parte de Emilio, y Marcelino, Alfonso, Gonzalo, Marta y Lucrecia, por parte de Jaime.

El juez Fernando Andreu ha admitido la denuncia de la Fiscalía Anticorrupción. La Agencia Tributaria recibió la documentación para regularizar las cuentas con el fisco pero ante la imposibilidad de determinar si las liquidaciones eran correctas, por la "cantidad ingente de documentos, muchos en inglés y francés", el 15 de abril remitió el expediente a la Fiscalía.

El abogado de la familia Botín, Jesús Remón, confía en que la Audiencia Nacional archive de forma inmediata la investigación abierta a 12 de sus miembros al considerar que no hay motivos imputables de un posible delito fiscal, ya que han facilitado de forma "voluntaria y completa" la información sobre su situación.

En declaraciones a Efe, el socio del despacho Uría Menéndez ha explicado que los Botín respetan plenamente el sistema judicial y las decisiones judiciales tomadas por la Audiencia Nacional, aunque mantienen su absoluta confianza en que su conducta conducirá al "inmediato" archivo de la causa lo más pronto posible.

El tiempo corría en contra de la Justicia, ya que el 30 de junio prescribían los presuntos delitos fiscales cometidos en 2005. Defraudar a Hacienda se considera delito fiscal cuando la cantidad supera los 120.000 euros.

Irregularidades de 2005 a 2009

Los hechos se remontan a mayo de 2010, cuando las autoridades fiscales francesas informaron a la Agencia Tributaria sobre una serie de personas con fondos en cuentas del banco suizo HSBC Private Bank Suisse, entre las que estaban los denunciados, y que no habían presentado las autoliquidaciones del IRPF y del impuesto sobre el Patrimonio entre 2005 y 2009.

El Ministerio Fiscal recuerda que, en el caso de que las regularizaciones practicadas sean "completas y veraces", procederá el archivo de las actuaciones y la ausencia de persecución penal contra los miembros de la familia Botín, en virtud del artículo 305.4 del Código Penal (que establece que "quedará exento de responsabilidad penal el que regularice su situación tributaria").

Según informa RNE, los Botín ya habrían ingresado 200 millones en la Hacienda Pública, en declaraciones complementarias para ponerse al día. Los fondos, según han señalado los Botín proceden de 1936, cuando el padre se tuvo que ir a vivir a Suiza.

El auto de la Audiencia Nacional no es firme y los denunciados tienen un plazo de cinco días para interponer un recurso.

Noticias

anterior siguiente