Enlaces accesibilidad

Ultraactividad y desjudicialización, coincidencias entre sindicatos y CEOE

       
  • Hay compromisos sobre los objetivos, pero faltan flecos importantes por cerrar
  •    
  • Cómo aumentar la flexibilidad interna de las empresas, entre los problemas

Por
Habrá un plazo para la negociación de los convenios una vez terminen, según los sindicatos

Los secretarios generales de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y de UGT, Cándido Méndez, han explicado este jueves que uno de los puntos considerados difíciles en la reforma de la negociación colectiva y en los que más se ha avanzado ha sido en la prórroga automática de los convenios colectivos expirados (la llamada ultraactividad). Así, habrían logrado un compromiso con la CEOE para que esa prórroga se determine individualmente en cada empresa, en función de las características de cada convenio.

Sin embargo, aunque sostienen que ha habido "avances    sustanciales", advierten -en palabras de Toxo- de que "no hay ningún acuerdo cerrado". Por su parte, Méndez asegura que "hay expectativas fundamentadas" para pensar que el acuerdo se podría cerrar en las  "próximas   semanas".

"Sí estamos de acuerdo en los grandes objetivos, pero no hemos afinado los términos. Esos grandes objetivos son el mantenimiento de la cobertura [de los convenios colectivos], la mejora de la flexibilidad interna en las empresas y la búsqueda de mecanismos que reduzcan la judicialización" de los conflictos laborales, ha precisado el líder de UGT.

Estas declaraciones han sido previas a la reunión convocada este jueves por el presidente del Gobierno, que trata de acelerar el proceso de negociación. Este encuentro, considerado "ineludible e inaplazable" por Moncloa no es, para los sindicatos, un encuentro "imprescindible".

Cuestiones en las que hay acercamiento

       
  • Negociación sobre mutuas y absentismo laboral. Es una materia ajena a la negociación colectiva, pero incluida en las conversaciones por deseo de la CEOE. Ahí se ha acordado reforzar la presencia de sindicatos y empresas en las mutuas, aumentar la colaboración de esas mutuas con los tratamientos necesarios para mejorar las enfermedades y acortar los períodos de bajas laborales, y crear un registro que valore la evolución del   absentismo y que con carácter trimestral emita un informe para  erradicar  en lo posible las faltas injustificadas.
       
  • Ultraactividad de convenios de empresa. Existe un compromiso con la  patronal para establecer diferentes  tiempos máximos de negociación de los convenios tras su vigencia,  un tiempo que dependerá de la complejidad de cada caso. Así, aún debe fijarse una horquilla  temporal -que no se ha concretado- dentro de la cual trabajadores y dirección de la empresa podrían  establecer su propio plazo. De acuerdo con la legislación actual, cuando termina el periodo de vigencia establecido para un convenio, éste sigue en vigor de forma automática hasta que se pacta uno nuevo, mientras que con la modificación pactada, cada empresa pondría un límite a esa prórroga para agilizar la negociación. Según lo hablado entre sindicatos y CEOE, en caso de que no se llegue a un acuerdo en ese tiempo entre trabajadores y dirección, entrarían en funcionamiento los mecanismos de mediación y arbitraje.
       
  • Desjudicialización de los conflictos laborales. Ambas partes coinciden en poner fin a lo que sucede en la actualidad: que entre 350.000 y 400.000 conflictos buscan su solución en el ámbito judicial. Para evitarlo han logrado un compromiso para reforzar las comisiones paritarias de los convenios y los instrumentos de resolución extrajudicial (mediación y arbitraje).
       
  • Abrir un convenio sectorial al de empresa. Se han acercado posturas para hacerlo en cuestiones que no dependan de un nivel superior y en las que se pongan de acuerdo trabajadores y empresa. Los sindicatos proponen que haya un informe preceptivo de la comisión paritaria del convenio sectorial que se pretende abrir; que, en caso de discrepancia entre el convenio de empresa y el del sector en términos cuantificables, se apliquen las condiciones más favorables para el trabajador. Así se trata de impedir el empeoramiento de las condiciones laborales de los empleados a través de renegociación de convenios de empresa.

Cuestiones con mayores diferencias

       
  • Concreción de la flexibilidad interna. Los  sindicatos defienden que la "discrecionalidad" de las empresas ya es  alta y que se debe "buscar una fórmula alternativa para  solucionar las discrepancias", así como "identificar" dentro de los  convenios colectivos los criterios para abordar los tiempos de trabajo  y la movilidad funcional.
       
  • Resolución extrajudicial de conflictos. Falta aclarar cómo se establecen los procedimientos para derivar la solución hacia sistemas de mediación y arbitraje.

Noticias

anterior siguiente