Enlaces accesibilidad

Moody's rebaja la calificación de la deuda soberana española y del FROB

       
  • Ambos bajan desde AAA a Aa1 con perspectiva estable
  •    
  • La causa: la debilidad de las perspectivas de crecimiento económico

Por
La agencia de calificación Moody's ha rebajado su nota para la deuda española

Las notas de las agencias

La nomenclatura varía de una agencia a otra, aunque coinciden en que la triple AAA es el símbolo de los mejores productos, aquellos con los que el inversor tiene la plena seguridad de que recuperará su inversión.

Si las agencias consideran que hay riesgo de que el emisor no pague, la nota se rebaja: AA, A, BBB, BB, B, CCC... hasta la D (con múltiples escalones intermedios, indicados por los símbolos + y -). El límite crítico lo marca la nota BBB: por debajo de esa nota, se considera que se trata de un producto especulativo, es decir, bonos basura.

La agencia de medición de riesgos Moody's ha rebajado este jueves la calificación de la deuda soberana española y del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), ambos desde AAA a Aa1 con perspectiva estable.

En una nota, Moody's apunta como causa principal de la rebaja la debilidad de las perspectivas de crecimiento económico, dado que la recuperación de los sectores de la construcción e inmobiliario tardará aún varios años.

También señala el considerable deterioro de la fortaleza financiera de España, como puede verse en el deterioro fiscal, muy pronunciado respecto a otras economías cuyo "rating" o calificación es de AAA, el máximo que otorga la agencia.

Además, Moody's recuerda el abultado déficit y el gran endeudamiento de España, lo que unido a los elevados intereses que ha ofrecido por su deuda supone que el Gobierno español se muestra ahora "muy vulnerable" a futuros episodios de volatilidad en los mercados.

"Demasiado pesimistas"

El secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, afirma que los argumentos esgrimidos Moody's para rebajar la nota de la deuda española son "demasiado pesimistas" al estimar un crecimiento del PIB para el año que viene del 1%.

En el mismo sentido, De la Vega confía en que Moody's vuelva a subirnos la nota que "no debió bajar" mientras que Rajoy critica la falta de "credibilidad" del Gobierno.

Campa asegura que la agencia basa su informe en estimaciones a muy largo plazo que no coinciden con las del Gobierno, menos pesimistas, aunque indica que el mismo documento reconoce que las medidas que se han adoptado en España para atajar el déficit y reducir el gasto público son las adecuadas.

No hay duda, prosigue el secretario de Estado, de que el proceso no ha terminado y de que aún quedan medidas que implantar. Según Campa, para lograr situar el déficit público español en el 3% en el año 2013 será preciso tomar, en los próximos dos años, medidas adicionales a las que ya se han puesto en marcha.

Noticias

anterior siguiente