Enlaces accesibilidad

Bruselas insta a los países de la UE a retrasar la jubilación para evitar el derrumbe del sistema

       
  • La Comisión Europea quiere reavivar el debate sobre el futuro de las pensiones
  •    
  • En 2060 habrá dos cotizantes por cada persona mayor de 65 años
  •    
  • La edad media de jubilación en la UE estaba en 61,4 años en 2008

Por

La Comisión Europea defiende un retraso generalizado de la edad de jubilación dentro de la Unión Europea (UE), con el objetivo de evitar el derrumbe del sistema. La recomendación llega en el mismo momento en que países como España o Francia estudian reformas de sus sistemas que van en la misma línea y provocan el rechazo social.

"Al ritmo actual, la situación es insostenible", asegura la Comisión en un documento que se publicará este miércoles y que pretende azuzar el debate abierto sobre el futuro de las pensiones en Europa.

Según ese informe de Bruselas -al que ha tenido acceso France Presse-,  "si los ciudadanos, al mismo tiempo que viven más, trabajan menos tiempo", provocarán "una subida insostenible del coste de las pensiones", que "pesará sobre las finanzas públicas" de los Estados.

Dos cotizantes por cada jubilado en 2060

En la actualidad, en Europa hay cuatro personas en activo por cada mayor de 65 años, pero de aquí a 2060, sólo habrá dos personas en edad de trabajar por cada una de más de 65 años. Esa evolución se explica por la creciente reducción de las tasas de natalidad en el continente, combinada con el aumento de la esperanza de vida, que podría alargarse en siete años antes de 2060.

Por otro lado, "el reto del envejecimiento se ha visto seriamente agravado debido a la crisis económica y financiera", que ha hundido las cuentas públicas de los Estados, subraya Bruselas.

En opinión de la Comisión Europea, se debe aliviar el peso sobre las finanzas públicas y evitar la asfixia del sistema de pensiones en la UE, basado en un reparto en el que los jubilados reciben unas pensiones pagadas con las cotizaciones de los activos.

Por eso, destaca el documento, "hacer que el tiempo como jubilado no siga aumentando respecto al tiempo pasado trabajando, ayudará a la viabilidad" de las cajas de pensiones de los países europeos. Para lograrlo, debe elevarse la edad a la que se deja de trabajar y se empieza a recibir la pensión, concluye Bruselas.

Media de jubilación inferior a la de Japón y EEUU

La edad media de comienzo de la jubilación dentro de la UE se situaba en 2008 en los 61,4 años, según los cálculos del Ejecutivo comunitario. Esa media es inferior a la de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE), que estaba en 63,5 años para los hombres en 2007, y también está claramente por debajo de la que existía en ese mismo año en Japón (cerca de 70 años para los hombres) y en Estados Unidos (cerca de 65 años).

Así, la Comisión pide a los gobiernos europeos a que actúen, aunque recuerda que deben ser los Estados los que tomen las decisiones pertinentes.

Esos cambios ya están en estudio en muchos países de la UE que, ante el aumento de sus déficits públicos y su deuda, han iniciado el proceso para retrasar la edad de jubilación.

Primeros pasos en España, Grecia y Francia

Es el caso de España, donde se estudia retrasar la edad de retiro desde los 65 a los 67  años.

En  Francia, se pretende que la edad mínima pase de los 60 años actuales a  los 62 años antes de 2018, y en Grecia, se ha puesto en marcha una amplia reforma del sistema de pensiones que prevé recortes en las jubilaciones y la generalización de los 65 años como edad para el retiro.

Además, el nuevo Gobierno de Reino Unido pretende acelerar los planes para retrasar a  66 años la edad legal de jubilación masculina a partir de 2016, y prevé dejar abierta la  posibilidad de ampliarla incluso más allá de los 70 años en las  siguientes décadas. Según esos planes, la edad de retiro de las mujeres se equipararía a la de los hombres después de 2016.

Alemania está también muy presionada debido a que el contexto demográfico es muy desfavorable a su sistema de pensiones, ya que se espera una bajada de la población en las próximas décadas debido a una tasa de natalidad muy débil. Para contrarrestarlo, el gobierno germano quiere que la edad de jubilación pase, igual que en España, de los 65 años actuales hasta los 67 años para el año 2029.

Noticias

anterior siguiente