Enlaces accesibilidad

La crisis dejará 2,7 millones de nuevos parados en España hasta 2010 según la OCDE

       
  • La tasa de paro llegará al 19,8% de la población activa a fin de 2010
  •    
  • En esa fecha habrá 4,47 millones de personas desempleadas
  •    
  • La cifra española doblará la media de los 30 miembros de la OCDE
  •    
  • Sólo Irlanda registrará cifras similares con un desempleo del 15,1%

Por
La crisis dejará 2,7 millones de parados en España
La crisis económica que comenzó en 2007 provocará en España 2,7 millones de nuevos parados cuando concluya el año 2010, lo que elevará el número total de desempleados en esa fecha hasta cerca de 4,5 millones, según los cálculos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).
   
Estas cifras aparecen en el informe anual sobre Perspectivas del Empleo publicado este miércoles, en el que la OCDE reitera su previsión de que la tasa de paro continuará subiendo en España.

El organismo calcula que del 18,1% de la población activa desempleada en junio pasado se pasará al 19,8% (con 4,47 millones de personas desempleadas) cuando termine el año próximo.
   
Eso significa que el nivel de desempleo al terminar 2010 no sólo seguirá siendo el más elevado, con diferencia, de los 30 países miembros de la organización, sino que será justo el doble de la media, que se situará en el 9,9%, frente al 8,3% en junio de este año.
   
Sólo Irlanda se acercará algo a la tasa de paro española, con un 15,1% de la población activa, cuando antes de la crisis era del 4,5% en ese país.

Las peores cifras desde la Segunda Guerra Mundial

En términos absolutos, el incremento del número de desempleados en España sólo se superará en Estados Unidos, con 8.698.000 parados suplementarios hasta la finalización de 2010, aunque la población estadounidense sextuplica la española.
   
Por detrás de España vendrán Alemania (1,83 millones de parados suplementarios y un 11,8% de tasa de desempleo), Reino Unido (1,388 millones más y el 9,8%), Japón (1,239 millones y el 5,8%), Italia (1,124 millones y el 10,5%) y Francia (1,019 millones y el 11,3%).
   
En el conjunto de la zona OCDE, desde el mínimo de 2007, cuando el paro era del 5,6% -el nivel más bajo en 25 años-, el número de desempleados había aumentado en casi 15 millones de personas hasta junio pasado y serán 25,487 millones hasta fines de 2010.
   
Eso significará que en ese momento habrá en lo que se conoce como el "Club de los países desarrollados" 57 millones de parados, un récord desde la Segunda Guerra Mundial.

Recomendaciones

Los países de la OCDE, que gracias a sus planes anticrisis están evitando un incremento todavía mayor del paro, deben aplicar políticas activas de empleo para impedir que ese desempleo suplementario se enquiste y se convierta en estructural.

El informe advierte de que la recuperación económica no bastará por sí sola para hacer frente rápidamente a "un paro elevado y persistente".
   
El organismo señala la necesidad de reformas estructurales de los mercados de trabajo y de productos "asociadas a unas políticas de empleo bien concebidas y con recursos suficientes que pueden contribuir de forma determinante a la lucha contra el espectro de un paro persistente".

De no haberse adoptado los planes gubernamentales contra la crisis, el paro en el conjunto de la OCDE a fines de 2010, en lugar de aumentar hasta el 9,9% esperado, podría haber llegado a ser entre ocho décimas y 1,4 puntos más elevado.

Noticias

anterior siguiente