Enlaces accesibilidad

'The Economist' reprende a Zapatero por no reformar el mercado laboral y el sistema educativo

  • La revista estima que su aversión a las decisiones difíciles puede prolongar la recesión
  • Así, advierte de que el déficit público podría alcanzar el 12% del PIB en 2009
  • Señala que el presidente español "parece contar con la inercia" para superar la crisis

Por
La revista británica The Economist publica un artículo en su último número en el que reprende al presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, por no reformar el "disfuncional" sistema educativo ni el "desastroso" mercado laboral, y advierte de que "su aversión a las decisiones difíciles corre el riesgo de prolongar la recesión" económica.

El artículo, titulado Cuando lo que es bueno en política no es bueno en economía, argumenta que Zapatero ha antepuesto el acuerdo de financiación autonómica para asegurarse el respaldo de los nacionalistas catalanes en el Congreso, al tiempo que se apoya en los sindicatos para no reformar el mercado laboral, evitando además "el riesgo de una huelga general".

"Estos acuerdos conllevan un coste económico para España", señala, añadiendo que "son típicos de la forma de gobernar de Zapatero. Con su rechazo a aprobar medidas impopulares y su costumbre de recurrir al dinero público en cualquier problema, corre el riesgo de prolongar la recesión". De hecho, la revista estima que el déficit podría alcanzar el 12% del PIB este mismo año.

Inercia

En este sentido, The Economist señala que los problemas de la economía española no sólo se deben a la crisis global, sino a las "debilidades internas"; en concreto, la dependencia de sectores intensivos en mano de obra de baja cualificación, como la construcción y el turismo. "España necesita utilizar el tiempo que ha comprado con el déficit para reformar su economía", insiste la revista.

Así, señala que la normativa laboral crea una "aristocracia laboral", en la que incluye a dos tercios de los trabajadores españoles, aquellos que tienen contratos indefinidos y una indemnización de 45 días por año trabajado, cuyos salarios "se están elevando incluso mientras los precios caen". Por ello, esgrime que la negativa de Zapatero a "abaratar el despido" provoca que "se embote el incentivo para contratar".

"Zapatero parece contar con la inercia para sacar a su país de la recesión, lo que le permitiría ganar un tercer mandato en 2012. tendrá suerte si lo consigue", señala The Economist, que, sin embargo, señala que el presidente español sigue estando mejor valorado que su rival, Mariano Rajoy, y que el PSOE apenas ha perdido apoyo con la crisis.

Noticias

anterior siguiente