Enlaces accesibilidad

Los contribuyentes se rebelan contra el plan de rescate de Wall Street

       
  • Los correos de los congresistas están saturados de mensajes contra el plan anticrisis
  •    
  • Muchos rechazan que se apoye a los magnates responsables de la crisis y no a los ciudadanos
  •    
  • Las críticas llegan tanto de votantes republicanos como demócratas
  •    
  • Congresistas demócratas exigen que se proteja a las familias que podrían perder su casa

Por
Los buzones de correo electrónico de los congresistas de EEUU están llenos de mensajes de contribuyentes mayoritariamente opuestos al plan de rescate de los bancos, mientras que están previstas protestas en todo el país.

Un grupo prevé cubrir de basura una escultura de bronce de un toro cerca de Wall Street, la cual se convirtió en una representación visual del dinamismo de los mercados, en sus buenas épocas.

La acción simboliza el enfado de muchos ciudadanos comunes por el desastre que han causado los magnates financieros del país y refleja las pocas ganas que tienen de poner sobre la mesa 700.000 millones de dólares de dinero público para rescatarlas, como propone el plan del Gobierno.

Rechazo masivo de los contribuyentes


En total están previstas unas 150 protestas en todo el país, organizadas por grupos de izquierda, pero el enojo también cala en las filas conservadoras.

"Mis teléfonos suenan sin parar y son casi 100 (llamadas) contra 1 en contra de esto", ha dicho el senador republicano Jim Demint, de Carolina del Sur, en una entrevista con Fox News.

"La gente que ha pagado sus cuentas y trabajado duramente cree que no debería ser castigada por lo que hicieron otros", ha añadido.

Del mismo modo, el congresista de Colorado Doug Lamborn ha señalado que de los quinientos mensajes electrónicos que ha recibido de su distrito, un 96% están en contra del paquete de rescate.

"Es difícil discutir con la gente que dice que no hay que ayudar a los peces gordos que nos han llevado a esta situación", ha dicho.

"Protégenos a nosotros y no a Wall Street"

La misma reacción han sentido los legisladores demócratas. La senadora Barbara Boxer, de California, ha recibido casi 17.000 correos electrónicos, prácticamente todos en contra del paquete, según ha dicho su oficina al diario The New York Times.

El congresista Jim McDermont, del estado de Washington, ha tenido la misma experiencia. "La gente dice: protégenos a nosotros y no a Wall Street", ha dicho Lambert.

Límite a los sueldos de los directivos

Ha señalado que una de las cláusulas que tienen que aparecer en el proyecto de ley es un límite a los salarios de los directivos de empresas que se beneficien de la ayuda.

"En Japón ellos se habrían suicidado", ha indicado McDermont.

La protesta generalizada de los contribuyentes ha colocado en una posición difícil a los legisladores, que al mismo tiempo sienten la presión de la Casa Blanca para que aprueben el programa con urgencia o se expongan a causar un "pánico financiero", como alertó ayer el presidente George W. Bush.

Los demócratas insisten en que el programa debe incluir medidas para proteger a los propietarios de viviendas que corren el peligro de perder su casa.

Por su parte, numerosos republicanos, especialmente en la Cámara de Representantes, se sienten incómodos en autorizar una intervención masiva en los mercados que va en contra de su creencia en el libre mercado. 

Noticias

anterior siguiente
-->