Enlaces accesibilidad

Solbes advierte de que "caben más subidas" del IPC en verano por el precio del crudo

  • Considera que los altos precios del petróleo se deben a "componentes estructurales"
  • Reconoce que en estos niveles es "difícil" que la inflación baje al ritmo previsto
  • Pide que la economía española se adapte a la nueva situación "lo más rápido posible"

Por

El mal dato de la inflación en mayo se debe, sobre todo, a los altos precios del petróleo y, como éstos no van a bajar por el momento, el IPC puede seguir subiendo en los meses de verano.

Éste es el diagnóstico que ha realizado el vicepresidente económico del Gobierno, Pedro Solbes, que ha precisado que considera que el precio actual del crudo "no responde a componentes especulativos sino a componentes más estructurales", por lo que la subida del barril de crudo no será "efímera", tal y como han vaticinado ya los expertos.

"Lo que sucede es que todo depende muchísimo del petróleo" y de cómo evolucione en los últimos meses, ha añadido

Para Solbes, la senda alcista del petróleo puede prolongarse durante los meses de verano para bajar posteriormente, motivo por el cual "cabe alguna subida más de la tasa de inflación a lo largo del verano", que podría empezar a caer a final del año.

Sin embargo, ha reconocido que la situación actual es "muy difícil", ya que el precio del barril se ha incrementado un 90% en los doce últimos meses y se ha triplicado desde el 2004.

Adaptación a los nuevos tiempos

Por  este motivo, ha apostado por adaptar la economía española a la nueva realidad porque, a su parecer, cuanto más rápida sea esa adaptación,  menor será el impacto del precio del crudo en términos de crecimiento.

"Evitar asumir este coste sirve sólo para prolongar una espiral inflacionista que termina amplificando el impacto negativo",  ha señalado.

Para el vicepresidente económico, lo "fundamental" en estas  circunstancias es evitar que el impacto "inicial e inevitable" sobre  la inflación se extienda de forma generalizada, por lo que consideró  "más importante que nunca" reforzar en el diálogo social los elementos vinculados a la productividad, el empleo y los efectos de  segunda ronda.

Con todo, Solbes no ha esquivado aclarar quién será al final el que tendrá que pagar el repunte del petróleo: los consumidores habituales de crudo.

"Todo el incremento del coste del crudo tiene que ser  prácticamente financiado por aquellos que lo utilizan", ha subrayado Solbes, para quien ésta es la forma "más eficiente" de ajustar a medio  y largo plazo el consumo.

Noticias

anterior siguiente