arriba Ir arriba

Bruselas afronta con cautela los resultados de las elecciones en el Reino Unido y sus consecuencias para las negociaciones del 'Brexit' que tenían que empezar en diez días, el 19 de junio, y habrán de acordar la salida de la segunda economía más fuerte de la Unión Europea. Por el momento, creen que no tiene por qué cambiar la posición de un país rumbo que está de salida, pero a juicio de varios expertos, el resultado de las urnas, lejos de las expectativas de la actual primera ministra, Theresa May, aleja también la perspectiva de un 'Brexit' duro.