arriba Ir arriba

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha rechazado la idea una Cataluña independiente y ha rechazado que la UE medie en el conflicto porque, en su opinión, solo traería "más caos". "Si aceptamos la separación de Cataluña de España también lo harán otros y yo no quiero una UE que en diez o 20 años se convierta en una UE de 98 Estados".

La Comisión Europea y los grupos políticos del Parlamento Europeo han coincidido en reclamar diálogo para afrontar la crisis en Cataluña, aunque siempre dentro del marco constitucional, en un debate organizado en la Eurocámara que ha dejado numerosas críticas a la deriva independentista de la Generalitat de Carles Puigdemont, pero también alguna a la gestión de la crisis por parte del Gobierno de Mariano Rajoy y, en concreto, a la actuación policial del 1-O.

  • La Comisión Europea apela a “olvidar el enfrentamiento y apostar por el diálogo”
  • Con todo, ha rechazado cualquier labor de mediación de las instituciones europeas
  • Populares y socialistas europeos han criticado la actuación ilegal de la Generalitat
  • También se han volcado críticas contra el Gobierno español y las cargas policiales
  • Los eurodiputados españoles han opinado sobre la crisis en un debate previo
  • En vivo, minuto a minuto: El desafío independentista en Cataluña

La Comisión Europea ha proclamado este lunes que el referéndum de independencia en Cataluña "no fue legal", pero ha advertido que "la violencia no puede ser un instrumento en política". Bruselas abandona así la línea mantenida hasta ahora para condenar las cargas policiales de este domingo y llamar a una negociación política.

Y ha añadido que Bruselas “confía en el liderazgo de Rajoy” para que “gestione este difícil proceso con total respeto a la Constitución española y a los derechos fundamentales que esta consagra”. "También reiteramos la posición legal mantenida por esta Comisión y sus predecesoras: si un referéndum fuera organizado de acuerdo a la Constitución [y saliera un "Sí"] implicaría que el territorio que se fuera quedaría fuera de la UE".