arriba Ir arriba
  • Lo justifica por el efecto arrastre del "fuerte impulso" del semestre final de 2017
  • Según la Comisión Europea, los efectos de la crisis catalana "se han contenido"
  • Avisa que nuevos acontecimientos en Cataluña "podrían tener un impacto" que no determina
  • Advierte de la ralentización en la creación de empleo y el consumo privado
  • De Guindos, convencido de que se superará esta proyección

La Comisión Europea (CE) mantiene sus advertencias contra España y otros ocho Estados miembros por exceder los niveles máximos de contaminación del aire y les llevará ante la justicia europea si no toman acciones inmediatas, ha declarado el eurocomisario de Medioambiente, Karmenu Vella. Lo único que puede evitar que el caso acabe en los tribunales es "que las medidas que pongan sobre la mesa y las acciones que tomen en sus países sean suficientes para alcanzar los objetivos sin ningún retraso", ha señalado Vella.
El comisario ha comparecido en rueda de prensa tras reunirse con representantes de los nueve países señalados (Alemania, República checa, España, Francia, Italia, Hungría Rumanía, Eslovaquia y Reino Unido) por exceder los límites de contaminación del aire por partículas finas (PM10) y por dióxido de carbono (NO2).

Una parte de los camiones comprados en España entre 1997 y 2011 a los seis principales fabricantes del sector tuvieron un sobrecoste de un 20%, según los cálculos de la Comisión Europea, que ha multado a esas empresas por actuar como un cártel y pactar los precios en ese período. Ahora, los transportistas españoles tienen de plazo hasta el próximo abril para reclamar la devolución de ese dinero pagado de más, que de media puede suponer unos 20.000 euros por vehículo. Pero muchos están teniendo problemas para reunir la documentación necesaria para esa reclamación. (02/01/2018)

La Comisión Europea (CE) ha puesto este miércoles en marcha el artículo 7 de los tratados europeos contra Polonia, un proceso legal que podría retirar a Varsovia su derecho a voto en la Unión Europea debido a sus polémicas reformas del sistema judicial, que Bruselas considera contrarias al Estado de derecho. "La Comisión ha concluido hoy que hay un claro riesgo de una ruptura seria del Estado de derecho en Polonia (...). La Comisión propone al Consejo que adopte una decisión en el marco el artículo 7 del Tratado de la Unión Europea", indicó la CE en un comunicado. En rueda de prensa, el vicepresidente de la CE Frans Timmermans ha recordado las invitaciones al diálogo que Bruselas ha emitido durante los últimos dos años y señaló que las decisiones adoptadas por el gobierno polaco "ponen en tela de juicio la separación de poderes y la independencia judicial" en el país.

Berlín ha expresado su apoyo a la Comisión Europea en caso de que decida actuar contra Polonia. Así lo ha anunciado este miércoles Steffen Seibert, portavoz de Gobierno alemán: "Si lo decide la Comisión, lo apoyaremos". Las reformas aprobadas por el ejecutivo conservador de Beata Szydlo hace dos años han despertado las críticas del resto de socios europeos y de la oposición polaca, que denuncian el excesivo control que se arroga el Gobierno.

España logra suavizar el recorte en la cuota de pesca de merluza en el caladero sur, desde el 30% que proponía la Comisión Europea, hata el 12% en 2018. Por unanimidad, los ministros de Pesca de la Unión han alcanzado un acuerdo para las cuotas en el Atlántico y el Mar del Norte, después de casi 22 horas de negociación. También serán más suaves los recortes en la pesca de merluza del norte aunque se mantiene lo previsto para el jurel, el rape y los gallos. Se mantienen las cuotas para la anchoa y el boquerón.

  • Los Veintiocho acuerdan las cuotas pesqueras tras 22 horas de negociaciones
  • También rebaja al 7% la reducción del 30% propuesta para la merluza del norte
  • Se veta la pesca de la anguila durante los tres meses de su migración
  • Se mantiene la misma cuota para la anchoa del Golfo de Vizcaya
  • García Tejerina: España ha mejorado la propuesta inicial en casi todas las especies
  • La frontera entre Irlanda y el Ulster será permeable, pero respetará los acuerdos de paz de Irlanda del Norte
  • Bruselas cree que se dan garantías suficientes para los ciudadanos europeos en Reino Unido
  • Hasta la fecha de salida de Reino Unido no se concretará la factura económica
  • Tusk recuerda que empieza "lo más difícil" porque las diferencias son "muy grandes"