Enlaces accesibilidad

Aniversario

Líderes mundiales rinden homenaje a los protagonistas del desembarco de Normandía en el 75 aniversario del 'día-D'

  • La reina Isabel II preside los actos que han arrancado en Portsmouth, en el sur de Inglaterra
  • Varios excombatientes han estado presentes en el acto, al que han acudido Trump, Merkel y Macron

Por
Los aliados celebran el aniversario del desembarco de Normandía

La conmemoración por el 75 aniversario del desembarco de Normandía, el 6 de junio de 1944, ha arrancado este miércoles en Portsmouth, en el sur de Inglaterra, con la presencia de líderes mundiales como la reina Isabel II de Inglaterra o el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

La monarca británica, de 93 años, ha sido la última llegar al lugar de celebración del evento, al que también han acudido el presidente francés, Emmanuel Macron, y la canciller británica, Angela Merkel, y en el que participan unos 300 excombatientes. La guardia real y miembros de las fuerzas armadas británcias han hecho una muestra de despliegue militar como bienvenida para la reina.

En una pantalla gigante ubicada en el escenario con las banderas de los países aliados en la II Guerra Mundial y la leyenda 'Día-D75' se han mostrado imágenes y fotografías del bando aliado. Posteriormente, han subido al estrado varios excombatientes nonagenarios, en su mayoría con bastones y con las condecoraciones en la solapa, donde han recibido los aplausos de los asistentes.

En el palco real, junto a la reina Isabel II -que durante la II Guerra Mundial fue mecánica de coches- se han ubicado su hijo y heredero, el príncipe Carlos, además de Trump y la primera dama estadounidense, Melania Trump; la primera ministra británica, Theresa May; además de líderes de países como FranciaAlemaniaCanadáAustrialiaNueva ZelandaBélgicaRepública ChecaGreciaLuxemburgoPaíses BajosNoruegaPolonia y Dinamarca.

75 aniversario del desembarco de Normandía

anterior siguiente
31 Fotos 1 / 31 ver a toda pantalla
  • Una patrulla área dibuna la bandera de Francia como parte de los actos en conmemoración del 75 aniversario del desembarco de Normandía.

    Exhibición aérea en el aniversario del 'Día-D'

    Una patrulla área dibuna la bandera de Francia como parte de los actos en conmemoración del 75 aniversario del desembarco de Normandía.

    AFP
  • Los presidentes de EE.UU. y Francia y sus esposas, Melania Trump y Brigitte Macron, charlan en el cementerio americano de Normandía.

    Actos en el cementerio americano de Normandía

    Los presidentes de EE.UU. y Francia y sus esposas, Melania Trump y Brigitte Macron, charlan en el cementerio americano de Normandía.

    REUTERS

"Heroísmo, coraje y sacrificio"

Isabel II ha agradecido el "heroísmo, coraje y sacrificio" de los soldados de las fuerzas aliadas que, 75 años atrás, "dejaron estas orillas por la causa de la libertad", muchos de los cuales "no regresaron". 

"Con humildad y placer, en nombre de todo el país, y de hecho de todo el mundo libre, os digo a todos gracias", ha añadido la monarca en su discurso, que ha puesto broche final a un impresionante despliegue de interpretaciones escénicas a cargo de actores, músicos, bailarines, militares, veteranos y políticos.

También Donald Trump, Emmanuel Macron y Theresa May han subido al escenario para hacer lecturas de una oración y misivas de la época.

Trump, que concluye este miércoles su visita de Estado al Reino Unido, ha sido el primero de los tres mandatarios en leer un texto, en su caso de una oración escrita por el expresidente norteamericano Franklin Roosevelt.

Macron se ha encargado de pronunciar la última carta de un joven militar de la resistencia Henri Fertet, ejecutado con apenas 16 años, a sus padres. El político galo ha querido dar las "gracias con sinceridad" a los aliados en nombre de su país.

"Mis queridos padres, mi carta va a ocasionaros una gran pena, pero en el pasado os he visto tan llenos de coraje que no dudo de que seguiréis siendo valientes, aunque solo sea por amor hacia mí. Voy a morir por mi país. Quiero que Francia sea libre y que los franceses sean felices (...)", ha leído Macron.

Por su parte, May se ha encargado de la lectura de otra misiva fechada el 3 de junio de 1944, escrita por el capitán Norman Skinner, del Ejército británico, y dirigida a su esposa, Gladys. La carta aún estaba en su bolsillo cuando el capitán participó en desembarco, un día antes de morir, dejando viuda a su esposa y huérfanas de padre a dos niñas pequeñas.

"Mis pensamientos ahora, en esta adorable tarde de sábado, están con todas vosotras. Te imagino en el jardín, tomando té, mientras Janey y Anne se preparan para irse a dormir. Aunque daría lo que fuera por estar contigo, no he sentido aún ningún deseo de retirarme del trabajo que tenemos que hacer", señala parte del fragmento leído por Theresa May

Noticias

anterior siguiente