Enlaces accesibilidad

Elecciones europeas

El representante de JxCat abandona el debate en TV3 tras el veto a Junqueras, Puigdemont y Comín

  • Aleix Sarri renuncia a participar en el debate de las europeas y la cadena rechaza emitir un discurso grabado de Puigdemont
  • Los partidos se enzarzan sobre el papel europeo en la crisis catalana | Especial: Elecciones europeas

Por
Jordi Cañas, Javier López, Jordi Solé, Ernest Urtasu y Esteban González Pons, en el debate de TV3
Jordi Cañas, Javier López, Jordi Solé, Ernest Urtasu y Esteban González Pons, en el debate de TV3. TV3

El veto de la Junta Electoral Central a la participación de Oriol JunquerasCarles Puigdemont, y Toni Comín en el debate para las para las elecciones europeas organizado por TV3 ha llevado al representante de Junts per Catalunya (JxCat), Aleix Sarri, a renunciar a participar en el programa para protestar por las ausencias de los políticos catalanes. "Es un hecho intolerable impropio de un Estado democrático, donde hay presos políticos y exiliados", ha dicho al inicio del programa, tras negarse a posar para la fotografía de familia.

Antes de abandonar el plató, ha entregado un USB con el minuto de oro del expresidente de la Generalitat catalana grabado desde Bruselas, que la cadena ha decidido no emitir, aunque sí lo harán público en otros programas. Lo mismo ha hecho el participante de ERC, Jordi Solé, un discurso que sí se ha emitido porque el partido sí ha participado en el debate. En él, Junqueras ha reivindicado la "fuerza" con la que afronta las elecciones tras pasar "un año y medio de silencio impuesto en la prisión"

Es un hecho intolerable impropio de un Estado democrático

Solé ha abierto el debate en la misma línea que JxCat, lamentando la ausencia de su líder, que no ha podido participar porque la cárcel de Soto del Real donde se encuentra en prisión preventiva durante el juicio del 'procés' ha alegado que alteraría los horarios de la institución. "Es una decisión política, tomada desde las instituciones penitenciarias, que por cierto dependen del PSOE. No nos callarán nunca. No harán efectiva esta represión", ha dicho.

El Supremo permite a Junqueras y otros cuatro presos electos ir a la constitución de las Cortes

También el eurodiputado de En Comú Podem, Ernest Urtasun, ha lamentado la "anomalía" que supone que "personas que tienen sus derechos políticos perfectamente reconocidos no puedan estar aquí". Por contra, PP y Cs, que presentaron los recursos ante la JEC, han dirigido sus críticas hacia Puigdemont, precisamente por encontrarse huido de la Justicia en Bruselas. "El espectáculo que acabamos de ver es lamentable. Puigdemont es especialista en huir y espero que no se ponga ese vídeo con una intervención enlatada de un persona que parece de Star Trek, que solo habla desde la pantalla", ha dicho el eurodiputado popularEsteban González Pons. Por su parte, el representante de Cs, Jordi Cañas, ha matizado que si este debate se ha producido, es "porque el golpe de Estado [el referéndum ilegal del 1-O] fracasó".

Tensión por el conflicto político catalán

Como era de esperar, la elección de Cataluña en la Unión Europea como tema para el primer bloque ha tensado la primera hora del debate. PP y Cs han liderado las críticas al representante de ERC, mientras En Comú Podem mostraba un tono más conciliador y el PSOE pedía "diálogo y empatía" para resolver la situación. También Pons y Urtasun se han enzarzado a cuenta de quién promulgó que el Parlamento Europeo debatiese el problema catalán en una ocasión.

Solé ha aprovechado la ocasión para reivindicarse como el partido "más europeísta", aunque ha recordado el malestar en la formación republicana por la actitud que mantuvo la UE durante la crisis catalana de 2017, cuando optó por respetar el papel de la Justicia española. "Estaría bien que Europa quisiera ser un poco catalana. [...] Lo que no puede volver a pasar nunca más que los líderes europeos miren para otro lado", ha dicho. Urtasun ha considerado que en Cataluña "falta un poco más de método europeo", que se base en el diálogo y la política para resolver el bloqueo político, una opción que ha prometido defender desde su alianza con los grupos Verdes e Izquierda Unitaria. 

Por su parte, el eurodiputado del PSOE, Javier López, ha defendido que la UE "ha sido muy clara: Europa con la ley, fuera de la ley no hay nada.[...] Europa quiere hacer mucho por los catalanes, pero para resolver nuestros conflictos hace falta empatía", ha dicho, para recordar que el proyecto europeo "fue construido para difuminar fronteras, no para crear nuevas".

La justicia permite a Puigdemont, Ponsatí y Comín presentarse a las elecciones europeas

Entretanto, Pons, que ha criticado "el país de Peter Pan que es la república catalana", ha fracasado en sus intentos para tentar a Solé a criticar la huida de Puigdemont a Bélgica mientras Junqueras se enfrenta al proceso judicial en España. "Junqueras y Puigdemont no están en la misma situación: uno duerme en la cárcel, el otro en una mansión en Waterloo", ha dicho el eurodiputado popular, a lo que Solé ha respondido que "nunca" compararán las dos situaciones. Y Cañas ha defendido que su partido luchara por la "libertad, la igualdad de derechos y el respeto al Estado de Derecho, porque cuando alguien decide romper [esos valores], está yendo en contra de los princpios fundadores de la Unión".

En cambio, los partidos sí se han puesto de acuerdo los partidos en trabajar por conseguir que el catalán sea reconocido como un idioma oficial en el Parlamento Europeo, "un gesto extremadamente importante para empezar a construir la España plurinacional que quiere tanta gente", según Urtasun. Un consenso que contrasta con la barrera lingüística del debate: Pons y Cañas han sido los únicos en hablar en castellano, a excepción del minuto final del popular y su petición para poder emplear el valenciano en el Parlamento Europeo.

Reproches sobre migración ante la "amenaza" del nacionalismo

Más allá de Cataluña, los políticos han desgranado sus propuestas sobre el presente y futuro de la UE. ERC y En Comú Podem han lamenetado la falta de acuerdo en política migratoria y han reprochado además la posición del Gobierno socialista por haber prohibido a la ONG catalana Proactiva Open Arms participar en rescates en el Mediterráneo. 

El auge de los partidos nacionalistas y euroescépticos también ha estado presente en la segunda hora. López, Pons, Urtasun y Cañas han advertido de la "amenaza" que suponen para el proyecto europeo unos partidos que han llegado a comparar con los independentistas catalanes. De hecho, Pons ha asegurado que en Europa hay un rechazo al nacionalismo catalán, mientras que Cañas ha recordado que el líder ultraderechista de la Liga italiana, Matteo Salvini, defendió en su día la idependencia de Cataluña. Por otra parte, el eurodiputado socialista ha advertido de que el auge de estos partidos no es ajeno a España, puesto que "Vox está haciendo un discurso claramento antieuropeo".

Con respecto a la economía, los partidos han enfrentado posturas y presentado propuestas para el futuro del bloque. ERC ha defendido "incentivar la inversión", toda vez que Urtasun ha pedido un "cambio de paradigma con la reforma de la fiscalidad y la eurozona"; mientras que el candidato popular y el de Ciudadanos han defendido mejorar la economía española desde Europa.

El cambio climático ha aglutinado después el apoyo de todos los partidos, que han cerrado el debate de la misma forma en la que lo abrían, defendiendo sus posturas sobre la situación política en Cataluña.

Noticias

anterior siguiente