Enlaces accesibilidad

La Eurocámara reforma los derechos de autor y obliga a plataformas como Youtube o Twitter a respetar el 'copyright'

  • Los gifs y memes con intención paródica no deberían verse afectados
  • Los detractores temen que los filtros de carga limiten la libertad de expresión

Por
14 horas - Europa aprueba una nueva ley de copyright

El pleno de la Eurocámara ha respaldado el acuerdo provisional sobre la directiva europea de derechos de autor, que pretende que los creadores de la era digital sean remunerados justamente y que obliga a plataformas como Youtube, Facebook o Twitter a respetar el copyright.

Tras dos años de tensas negociaciones por el gran rechazo que ha despertado tanto entre algunas plataformas de internet como entre los pequeños creadores, el texto ha salido adelante por 348 votos a favor, 274 en contra y 36 abstenciones. Este es el penúltimo paso para que se confirme la reforma, a falta de que también den su visto bueno los Veintiocho en decisión del Consejo.

Para conseguir que nadie suba contenidos protegidos por derechos de autor a la red, un ecosistema mucho más complicado de vigilar que el analógico, se reclama a las plataformas que asuman responsabilidades por el material que suben a la red incluso a través de terceros.

Google, Youtube o Facebook tendrán que vigilar y filtrar los contenidos que los internautas compartan en sus espacios, para detectar si se están publicando obras protegidas por derechos de autor sin permiso. Así, las páginas deberán hacer todo lo posible por encontrar al autor y pedirle su permiso o retirar el contenido, con el objetivo de asegurar que los creadores son justamente remunerados por sus obras.

Las plataformas tienen previsto poner en marcha "filtros de carga" que les ayuden a evitar cuantiosas multas. Esos filtros, que los defensores de la directiva defienden facilitará asegurar la justa remuneración a los autores, significan para los detractores limitar la libertad de expresión y acabar con los pequeños creadores.

"Básicamente estamos hablando de un algoritmo, estaremos ante la censura algorítmica. Un robot que decide si algo tiene o no copyright y lo bloquea", denuncia la experta de Xnet, fundador en España de #SafeYourInternet, Simona Levi, que lamenta que Europa vaya "a quedarse atrás respecto a innovación digital y cultural" respecto a EE.UU. Además coincide con la eurodiputada de Podemos Lola Sánchez en calificar este martes de "día negro para la libertad de expresión".

A salvo los memes y los gifs

La nueva normativa excluye en la teoría a obras que busquen simplemente la parodia, como los memes y gifs, pero en la práctica el cribado de los filtros podría afectarles.

Por otro lado, se pretende que las empresas periodísticas puedan proteger mejor sus noticias en la red, que a menudo son reproducidas sin permiso ni respeto al crédito o la autoría. De la normativa se excluye a enciclopedias en línea como Wikipedia, o plataformas de software de código abierto, como GitHub, además de pequeñas nuevas empresas con menos de tres años de actividad.

La reforma también garantizará que se puedan compartir fragmentos de noticias, pero no textos enteros, lo que afecta directamente a portales agregadores de noticias como Menéame o Reedit. Además los editores de prensa podrán reclamar compensaciones a los agregadores de noticias por usar sus contenidos, una especie de tasa Google similar a la que llevó a Google News a retirarse de España, aunque menos restrictiva.

Estas dos condiciones son los artículos más polémicos de la reforma, durante cuya tramitación los eurodiputados han denunciado fuertes presiones por parte de lobbies interesados, campañas masivas de envío de mensajes e incluso amenazas.

Algunas web en catalán, como Softcatalà o Wiktionary, han cesado sus servicios en protesta por la normativa y han colgado un comunicado en el que argumentan que discrimina a las lenguas minoritarias como el catalán. Desde la cuenta en Twitter de Viquipèdia, admiten ahora la derrota, vuelven a abrir las páginas web e invitan a colaborar con nuevas entradas.

En defensa de la directiva, el vicepresidente de la Comisión y responsable de Agenda Digital, Andrus Ansip: "Es un gran paso adelante. Acaba con la fragmentación y es un paso clave para completar el Mercado Único Digital. Por primera vez, la UE tiene reglas comunes claras sobre la explotación del patrimonio cultural, datos y textos".

Una de las plataformas más afectadas, Google, ha indicado a través de un comunicado que la nueva directiva "aunque mejora algo las cosas, seguirá comportando inseguridad jurídica y perjudicará a las economías digitales y culturales europeas". Por contra, la Asociación Europea de Editores de Periódicos considera que "la justicia ha prevalecido" a través de una reforma "esencial para el futuro de la publicación de prensa y el periodismo profesional".

Noticias

anterior siguiente