Enlaces accesibilidad

Análisis | Crisis en Venezuela

La ruptura de España con Maduro: relaciones tocadas, pero no hundidas

  • Pedro Sánchez ha reconocido a Juan Guaidó como "presidente encargado" de Venezuela, pero ha omitido los próximos pasos
  • Los expertos consultados por RTVE.es destacan la "excepcionalidad" de la situación, que puede "paralizar" las relaciones

Por
Manifestantes opositores ondean la bandera de Venezuela en la Puerta del Sol
Manifestantes opositores ondean la bandera de Venezuela en la Puerta del Sol. EFE / LUCA PIERGIOVANNI

La amenaza cumplida del Gobierno español al reconocer al líder opositor Juan Guaidó como "presidente encargado" de Venezuela es una vía más para presionar al presidente Nicolás Maduro a que convoque elecciones, pero no una ruptura automática de las relaciones diplomáticas, si bien se puede traducir en la "paralización" de la relación bilateral, según los expertos consultados por RTVE.es.

El paso dado por el presidente español, Pedro Sánchez, tiene consecuencias jurídicas que sí pueden dificultar las relaciones. A partir de ahora, el Ejecutivo español "no reconoce la legitimidad del Gobierno que ocupa la Presidencia, ni a cualquier representante que envíe para negociar", explica la investigadora de América Latina del Barcelona Centre for International Affairs (CIDOB), Anna Ayuso.

Pero Sánchez no ha especificado cómo va a ponerlo en práctica, y, a falta de próximos anuncios, esto se traduce "paralización de los tratados económicos y del derecho internacional", según el profesor de Relaciones Internacionales de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), Ernesto Pascual, que cree que la "pista" es que Sánchez solo lo reconoce "para convocar elecciones", pero no como Gobierno con el que relacionarse. 

No obstante, aunque esta sea la finalidad española, lo cierto es que Madrid "ha perdido su capacidad de negociación, es muy difícil que pueda actuar como país mediador porque ya se ha situado en un lado", añade Ayuso.  Así las cosas, la investigadora del CIDOB destaca la excepcionalidad de la maniobra europea, en tanto que un paso así "solo se da cuando hay un Golpe de Estado", y Pascual coincide en la "inmensa anomalía" que se da ahora en un país con dos presidentes reconocidos por unas naciones y otras no, si bien subraya que "no ha cambiado nada con respecto a los días anteriores" del plazo del ultimátum español. 

Mapa de apoyos de Guaidó y Maduro

Mapa de apoyos de Guaidó y Maduro FRAN MENA

El reto diplomático de Maduro

Alrededor de 167.000 españoles residen actualmente en Venezuela, y casi 96.000 venezolanos están empadronados en España. Venezuela es, de hecho, el país con mayor número de solicitantes de asilo en España.

El Gobierno de Maduro ya ha advertido de que la "revisión de las relaciones" con los países que apoyan a Guaidó, pero se desconoce si decidirá expulsar al personal diplomático en Caracas y si España opta por la reciprocidad. La respuesta más probable, según Ayuso, "es que el embajador español sea expulsado. El problema es si se aplica la reciprocidad, si España no acepta la representatividad de las personas de la embajada en Madrid. Cuando afecta a toda la estructura de exteriores en los respectivos países, eso sí genera problemas importantes, pero no es automático", apunta.

En cambio, Pascual ve muy poco probable que Maduro termine por enfrentarse a la comunidad internacional expulsando a los 19 países europeos que apoyan a Guaidó, "porque sería un caos" y su objetivo, realmente, es resistir al estrangulamiento económco. En cualquier caso, Ayuso destaca que "los representantes del Estado en el exterior representan al Estado, no al Gobierno". Y con respecto a los españoles residentes en Venezuela, todo depende de las decisiones de Maduro sobre el consulado. "Si no lo cierra les podrán seguir atendiendo", dice, porque Maduro puede optar por expulsar a parte del personal; pero, mientras, Guaidó ha anunciado que nombrará al personal diplomático este martes. En cualquier caso, "cuando desconoces al Gobierno, no puedes tener relaciones normales", dice Ayuso.

Venezuela: España reconoce a Guaidó y pide elecciones cuanto antes

Relaciones comerciales "paralizadas"  

España es el segundo país inversor en Venezuela después de Holanda en la Unión Europea, y cuenta con 72 filiales de empresas españolas en el país actualmente, según datos recopilados por Efe. Para Ayuso, el reconocimiento de Guaidó no tiene por qué afectar a las relaciones comerciales, si bien es cierto que "Maduro podrá utilizar los instrumentos que tenga" a la hora de defenderse. 

Según Pascual, la pregunta reside en si el reconocimiento de Sánchez legitima a Guaidó para firmar tratados comerciales y económicos, y la mayor incógnita es saber "con quién va a negociar ahora la Unión Europea, a quién se pagará el suministro de petróleo, es decir a qué cuentas".

14 horas - ¿Qué pasará a partir de ahora en Venezuela?

Los militares, claves en la entrada de ayuda humanitaria

Sánchez ha anunciado el envío de ayuda humanitaria y Alemania y Canadá también harán lo propio. Pero esta ayuda humanitaria no puede entrar en el país si no lo autoriza el Gobierno, que controla y tiene el apoyo de las Fuerzas Armadas. "La clave sigue siendo los puestos intermedios, si empiezan a agitarse [contra Maduro y permiten la entrada]", indica Pascual, ya que entonces estarían apoyando a Guaidó.

Y ante esta opción, Maduro tiene ante sí una "disyuntiva" si permite la entrada: por un lado, "demuestra que Guaidó tiene relaciones internacionales, pero, por otro, lo puede ver como oportunidad para mejorar las condiciones de vida y que haya menos protestas". 

Noticias

anterior siguiente