Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela electa en 2015, Juan Guaidó, defiende en una entrevista en RTVE, su estrategia de no presentarse a las elecciones locales y regionales del pasado domingo. Unos comicios que insiste en no reconocer. “No podemos darle ningún tipo de legitimidad a la dictadura ni normalizar la crisis existente”.

Guaidó reconoce que hay “diferencias naturales” en el seno de la oposición a Maduro, y que el gran reto es su reunificación. Para ello, pide que se dejen a un lado los personalismos. “Ninguna aspiración personal está por encima de Venezuela. Los liderazgos se ganan, la decisión de quién debe encabezar el proyecto debe ser de la gente”, subraya Guaidó.

La oposición venezolana digiere los malos resultados en las regionales de este domingo, en las que solo han obtenido 3 de las 23 gobernaciones. El llamado presidente encargado de Venezuela y reconocido por parte de la Comunidad Internacional, Juan Guaidó, dice que las elecciones no han sido legítimas y asegura que hay que alejarse de personalismos para conseguir en el futuro unas elecciones libres: “Ninguna aspiración personal puede estar por encima de Venezuela”. El chavismo está exultante. Ahora habrá que ver cómo afecta todo lo que ha ocurrido a la llamada Mesa del Diálogo que se ha estado celebrando en México. Informan los enviados especiales de RNE, Luis Montero y Santiago Barnuevo.

En Venezuela se abre una nueva etapa tras las elecciones regionales y municipales. La oposición ha salido trasquilada, 20 de los 23 estados en juego quedan en manos del chavismo. Cuatro años ha pasado la oposición sin participar en las elecciones y no ha sabido unirse para tratar de lograr un buen resultado. Pese a la baja participación, Nicolás Maduro, afronta ahora un camino más despejado para gobernar. La Unión Europea ha seguido estos comicios con interés: 130 observadores han participado en la misión de la UE y este martes se esperan los resultados de ese grupo de trabajo. Los Estados Unidos no da credibilidad a estas elecciones, para la administración Biden nada cambia.

Con el economista, analista y profesor, Luis Vicente León, los enviados especiales a Caracas, Luis Montero en la técnica y Santiago Barnuevo; la corresponsal comunitaria, María Carou; y el corresponsal en Washington, Fran Sevilla.
 

El núcleo duro de la oposición busca en estos comicios recuperar espacios políticos en regiones y ayuntamientos. Pero su estrategia de campaña, fragmentada, juega en contra. Una parte del electorado opositor no irá a votar, entre ellos el principal líder Juan Guaidó. Frente a su discurso está el de otros líderes que consideran que no se ha ganado nada con el boicot a los comicios. Una baja participación no favorecería al oficialismo, ya que podría suponer una nueva pérdida de votos. Todos estos factores hacen que una convocatoria regional se convierta en una cita crucial a la hora de probar las fuerzas de Gobierno y oposición.

Foto: Ciudadanos revisan sus puestos de votación a la entrada de un colegio electoral en Caracas (EFE/Rayner Peña)

La llamada Mesa de la Unidad Democrática que representa a parte de la oposición critica que el líder opositor Juan Guaidó se ha echado a un lado. Las elecciones son el domingo y la oposición a Maduro está tan dividida que se da por hecho que, como mucho, ganarán en 6 de las 23 gobernaciones donde hay que elegir representante. Informan desde Caracas los enviados especiales de RNE, Luis Montero y Santiago Barnuevo.

La Policía de Venezuela intentó este lunes detener al líder opositor venezolano Juan Guaidó, según ha denunciado él mismo.
En un vídeo difundido por el propio Guaidó se ve como, supuestamente, un grupo de operaciones especiales intentó detenerle en su domicilio, pero él lo evitó recluyéndose en su coche blindado.

Poco después fue detenido el exdiputado opositor Freddy Guevara. El presidente venezolano, Nicolás Maduro, asegura que formaba parte de una conspiración para cometer atentados terroristas.

Guaidó ha negado que Guevara esté involucrado en los tiroteos entre bandas armadas y policías la semana pasada en varias barriadas del occidente de Caracas.

Foto: EFE/MIGUEL GUTIÉRREZ
 

Miramos hoy hacia Venezuela y hacia esa crisis múltiple que arrastra el país desde hace ya mucho tiempo. El gobierno de Nicolás Maduro se mantiene a pesar de la presión internacional y del desastre económico y la oposición está dividida: una parte cuestiona el liderazgo de Juan Guaidó, que quiere ahora sentarse a negociar. Es un reportaje de Santiago Barnuevo.

Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional salida de las urnas en 2015 y reconocido como presidente interino por más de 50 países, ha alertado de la situación sanitaria del país, en el que, ha asegurado, el 54 por ciento de los hospitales no tiene acceso al agua. "Por ser una dictadura, no ha llegado ni una vacuna por el mecanismo de Covax", ha destacado en 24 horas de RNE, donde ha añadido que, a falta de datos oficiales, los observatorios y las ONG estiman que solo el uno por ciento de la población venezolana ha accedido a las dos dosis de las vacunas. Guaidó ha sostenido que, en Venezuela solo se tiene acceso a las vacunas mediante el mercado negro y ha explicado que el Gobierno "ha preferido vacunar a sus militantes del partido". "Se ha utilizado el ‘carnet de la patria’", ha comentado el opositor que ha explicado que es un "sistema de afiliación del régimen que impide el acceso a la vacuna a quien no lo tenga".

Sobre su propuesta para iniciar un proceso de negociación con el régimen de Nicolás Maduro, el opositor ha mantenido que Venezuela "necesita una solución". "Proponemos un Acuerdo de Salvación Nacional que pasa por una negociación sobre elecciones libres y justas a cambio del levantamiento de algunas sanciones y tenemos el respaldo de Europa, Canadá, Colombia y la Unión Europea", ha explicado y ha comentado que "enfrentan una dictadura que no accederá de buena fe". También ha hecho hincapié en la fuerza de la presión que puede ejercer "el mundo libre" y ha negado que esta propuesta al Gobierno de Maduro sea un cambio de rumbo: "Ya lo intentamos en 2019 con la mediación de Noruega, pero, lamentablemente no llegó a término".

Con la corresponsal diplomática de Radio Nacional, María Gámez; la corresponsal comunitaria, María Carou; y el corresponsal en Washington, Fran Sevilla.

El investigador principal para América Latina del Real Instituto ElcanoCarlos Malamud, ha hablado analizado en 'Las mañanas de RNE' la situación política de Venezuela en el día en que el chavismo recupera el control de la Asamblea Nacional. "Es un día de festejo para el chavismo, pero los problemas de fondo siguen estando ahí: una crisis sanitaria y social y una profunda crisis económica, con el éxodo de cinco millones de personas y una baja producción de petróleo", ha explicado.

Malamud cree que para la oposición "es un golpe muy duro" perder el control de la Asamblea y confirma "lo suicida" que fue la estrategia de Juan Guaidó de no participar en las elecciones". "Es verdad que estaban manipuladas por el régimen y que apenas tenían opciones de volver a controlar el Parlamento, pero la situación habría sido mejor. Se equivocó al jugárselo todo a la carta de la reelección de Trump", ha dicho Malamud que cree que la relevancia de Guaidó tiene "fecha de caducidad". "Por eso es importante que la comunidad internacional lo siga respaldando para evitar que sea encarcelado por el régimen de Maduro". Malamud ha asegurado que, en este momento, "hacer oposición en Venezuela es prácticamente un milagro con la mayoría de sus líderes presos, en el exilio o torturados."

El comité organizador de la consulta en rechazo a las elecciones legislativas de Venezuela, promovida por el líder opositor Juan Guaidó, ha asegurado que el evento contó con la participación de 6.466.791 personas, es decir, el 31,22 % del padrón electoral del país. En la imagen, una mujer deposita su papeleta en una urna. Foto: MARCO BELLO/ REUTERS.

-->