Enlaces accesibilidad

Rivera reclama a Rajoy "extender" el 155 a las finanzas, los Mossos, TV3 y las embajadas catalanas

  • Pide que Rajoy no condicione su actuación "a lo que dicen los nacionalistas"
  • Afirma que "ante un presidente racista" no caben "contemplaciones ni buenismos"
  • Rajoy no ha accedido tras un encuentro marcado por la seriedad entre ambos
  • El presidente habla por teléfono con Iglesias y fijarán una fecha para reunirse

Por
Rivera pide a Rajoy "extender" el artículo 155 para controlar las finanzas, los medios públicos y los Mossos

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha reclamado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, "extender" la aplicación del artículo 155 en Cataluña, de modo que se aplique de nuevo una vez que decaiga automáticamente, y se aplique en concreto a "controlar de manera efectiva las finanzas de la Generalitat", asegurar que la cúpula de los Mossos d'Esquadra esté "absolutamente comprometida" con el Estado de Derecho, que los medios de comunicación públicos catalanes no hagan "propaganda separatista con dinero público" y detener "la propaganda internacional" de las llamadas embajadas catalanas.

Tras su reunión de una hora con el presidente del Gobierno, Rivera ha dicho en una rueda de prensa en Moncloa que no ha tenido éxito en esta petición y que, ante la investidura de Quim Torra, "un presidente racista" que "odia" a la mayoría de los catalanes y españoles y que "lo primero que hace es rendir cuentas a un prófugo", en referencia a Carles Puigdemont, se debe demandar "acciones y soluciones" a los partidos constitucionalistas y no solo "hacerse fotos".

"No es momento de contemplaciones ni buenismos", ha subrayado el presidente de Ciudadanos, que ha añadido que "lo leal es actuar" y "no puede haber impunidad", pero según ha reconocido, el presidente "no tiene previsto" reactivar el artículo 155 tras la formación del Govern y se limitará a estar "vigilante".

Rajoy también ha hablado por teléfono este jueves con el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, con el que ha acordado buscar fecha para una reunión en La Moncloa.

El artículo 155, una solución "política"

Rivera ha vuelto a subrayar que el artículo 155 debería ser aplicado de nuevo si no hay un acatamiento expreso de la Constitución y el Estatuto de Autonomía por parte del nuevo presidente de la Generalitat. "¿Hay una prueba más de desafío que decir que el presidente legítimo es Puigdemont, un prófugo de la justicia que ha dado un golpe de Estado?", ha preguntado el mismo día en que Quim Torra tomaba posesión de su cargo.

El líder de Ciudadanos ha sostenido que es mucho más adecuado recurrir al artículo 155, que considera una medida "política" y "más moderada" que seguir con la persecución penal de los líderes independentistas, y que la ampliación de este precepto constitucional solo necesita "una propuesta del Gobierno y una resolución del Senado", que contaría con el apoyo de su partido.

Y ha reclamado que el Gobierno no condicione su actuación "a lo que dicen los nacionalistas", en referencia al PNV, que ha dado su apoyo a los Presupuestos Generales del Estado, y ha sugerido que si el apoyo en el Congreso a las cuentas públicas peligrara por esta cuestión debería ser el PSOE el que facilitara la "estabilidad" con su abstención.

Rivera pide "extender" la aplicación del artículo 155 en cuanto decaiga la actual

Rajoy sigue en los términos del acuerdo con el PSOE

Sin embargo, Rivera ha asegurado que no ha conseguido convencer a Rajoy, y que le ha advertido al presidente de que no se puede salir "corriendo" de Cataluña "sin garantizar" que la ley se va a cumplir.

De hecho, fuentes del Ejecutivo consultadas por Efe han reiterado que el Gobierno no se plantea ahora otro 155, sino que responderá en Cataluña cuando se cometa "cualquier ilegalidad" y que la "prioridad" es dar una respuesta "pactada y proporcional", tal y como Rajoy acordó con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

La reunión de los líderes de Ciudadanos y el PP no ha terminado, por tanto, igual que la de hace dos días Rajoy con Sánchez, en la que llegaron a cinco acuerdos, entre ellos el de volver a aplicar el 155 si se crean estructuras políticas paralelas o se produce un quiebra institucional en Cataluña. También pactaron seguir manteniendo la supervisión sobre las cuentas de la Generalitat para evitar que el dinero público sea destinado al proceso independentista.

Ante esto, el presidente del Ciudadanos se ha venido a situar al margen de una futura actuación del Gobierno de la mano del PSOE al señalar que si el Ejecutivo decide ampliar el 155 tiene "todo el apoyo" de su partido pero, si opta por mirar hacia otro lado, "no necesita el apoyo de Ciudadanos para no actuar".

En cuanto a iniciativas legislativas, Rivera ha propuesto una reforma de la ley para que "no sea elegible un prófugo de la justicia" y evitar así que en unas eventuales elecciones en octubre Puigdemont pudiera ser de nuevo candidato a presidir la Generalitat, y que también pedirán en el Parlamento catalán que se retire el sueldo a los diputados que no acudan a la cámara autonómica.

Seriedad entre ambos líderes

El jefe del Ejecutivo y el líder de Ciudadanos, aupado por las últimas encuestas de intención de voto y con una postura sobre el desafío independentista endurecida en los últimos días, han mantenido una reunión enmarcada por las discrepancias entre ambos sobre la situación en Cataluña y la exigencia de Rivera de mantener y ampliar la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

También, en contraste con la cordialidad y unidad que mostraron Rajoy y Sánchez el martes, Rivera ha llegado este jueves al Palacio de la Moncloa en un clima de distanciamiento con el Gobierno, escenificado la semana pasada cuando el presidente del partido naranja dio por roto el acuerdo sobre el apoyo de Cs al 155, por no recurrir el voto delegado de Carles Puigdemont y Antoni Comín, posibilitando de este modo la investidura de Quim Torra.

Rajoy no recibió a Rivera en la escalinata del Palacio de la Moncloa, como hizo con Sánchez, sino dentro del edificio, donde se han saludado de manera protocolaria y con gesto serio, informa Efe.

Una vez en la sala de la reunión, han mantenido esta misma seriedad en las fotografías del encuentro, el primero que mantienen ambos desde el pasado 28 de diciembre, cuando se reunieron para hablar de los resultados de las elecciones catalanas, aunque después han conversado por teléfono en dos ocasiones, una de ellas también sobre la crisis catalana, y otra, en marzo, sobre los Presupuestos.

Noticias

anterior siguiente