arriba Ir arriba

El líder de CiudadanosAlbert Rivera, ha asegurado este lunes por la tarde que, a pesar de que el propio candidato a la Presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, ha "tirado la toalla" y ha asumido como fallida su investiduraél no la tira porque cree que hasta el viernes hay tiempo para convencer al PSOE de que facilite la reelección del actual jefe del Ejecutivo en funciones. Rivera ha pedido una reflexión al líder del PSOE, Pedro Sánchez, para que "no haga lo mismo que le hicieron" en su investidura fallida Mariano Rajoy y Pablo Iglesias, y ha reclamado a los socialistas que "piensen en los españoles" y eviten el bloqueo permitiendo ahora la investidura del candidato del PP.

El presidente del PP en funciones, Mariano Rajoy, considera "muy positivo" el acuerdo alcanzado este domingo entre PP y Ciudadanos, aunque reconoce que es "insuficiente" para que España tenga nuevo Gobierno, ya que no suman los diputados necesarios para una mayoría. "Hemos cumplido con nuestra obligación y falta que los demás cumplan con lo que ellos crean que es la suya", ha añadido en alusión al Partido Socialista.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha expresado este domingo su satisfacción por el acuerdo de investidura al que ha llegado con el PP y ha destacado el papel que está jugando su partido para superar la situación de bloqueo institucional en España.  A su juicio, se trata del mayor conjunto de reformas para el país en los últimos 35 años, y ha asegurado que con este pacto se acabaron los recortes en políticas sociales.

  • El documento se titula 150 compromisos para mejorar España
  • 100 de esas 150 fueron las que C's firmó con el PSOE tras el 20D
  • Incluye una reducción de senadores y abrir la reforma constitucional
  • Se compromete en el texto a acabar con los recortes e invertir en política social
  • Lee el documento íntegro del acuerdo entre PP y C's (.pdf)

Ciudadanos ha dado al PP un ultimátum de 48 horas, que expira el sábado por la noche, para firmar el pacto de investidura de Mariano Rajoy ante la falta de avances en materia de regeneración y de concreción sobre las partidas presupuestrarias de las medidas que van acordando. Si entonces no está cerrado mantendrán su abstención también en segunda votación en el debate de investidura. El PP niega que exista bloqueo e insta a Ciudadanos a seguir negociando porque "no se ha agotado" el tiempo.

La negociación entre Ciudadanos y el Partido Popular para la investidura de Mariano Rajoy se "estanca" por la falta de concreción en la dotación presupuestaria para las medidas que van cerrando y por la "falta de voluntad política", que según la formación naranja, tienen los 'populares' para abordar las medidas de regeneración que plantean para el Senado, las diputaciones o la "despolitización" del Consejo General del Poder Judicial. La negociación no está rota, asegura desde Ciudadanos, pero advierten al PP de que no puede oponerse a todo lo que proponen.

El Partido Popular y Ciudadanos han entrado este lunes de lleno en la negociación para la investidura de Mariano Rajoy y han avanzado bastante en el bloque de economía, pero todavía hay escollos para cerrarlo definitivamente. Tras la primera jornada de diálogo, las principales discrepancias están en el contrato único y las cuotas para autonómos progresivas que plantea la formación naranja, según han confirmado fuentes de ambos partidos. Más allá de la economía, los mayores desacuerdos están en las medidas contra la corrupción, informa TVE. Para seguir avanzando, el PP y Ciudadanos aparcarán de momento estas dos cuestiones más conflictivas para seguir dialogando sobre el resto de las materias este martes a las once de la mañana, cuando reanudarán las negociaciones con el objetivo de cerrar el pacto definitivo esta misma semana antes de que Rajoy acuda al Congreso el 30 de agosto. No obstante, en declaraciones a la prensa en el receso que han hecho al mediodía, tanto el secretario de Organización del PP, Fernando Martínez-Maíllo, como el secretario general del grupo parlamentario de Ciudadadanos, Miguel Gutiérrez, han destacado que existen "coincidencias" y que no hay "discrepancias insalvables".

El PSOE mantiene su "no" a Rajoy para no legitimar la gestión del presidente del Gobierno en funciones, como ha explicado la líder del PSE-EE en una entrevista radiofónica. "Da la sensación que Rajoy siente que la ciudadanía le ha indultado en las últimas elecciones, en la corrupción, en la pésima gestión económica, en la precariedad laboral, y no podemos, por tanto, abstenernos ante ese escenario'', ha señalado la candidata socialista a lehendakari, Idoia Mendia. Podemos, por su parte, deja la puerta abierta a un Gobierno de izquierdas si fracasa la investidura. ''Pedro Sánchez podría ser presidente del Gobierno con un apoyo parlamentario que genere más simpatías que Mariano Rajoy: es falso la idea de que hay que elegir entre Mariano Rajoy y elecciones'', ha señalado el coordinador general de IU. Una de las alternativas para que el intento de Rajoy prospere, sumar al PNV al acuerdo, tampoco parece factible a día de hoy. Coalición Canaria sí parece más receptiva al acuerdo mientras que desde el PP reiteran que no cuadra ninguna suma de escaños sin una abstención del PSOE.

"Estoy en disposición de acudir a la sesión de investidura cuando la presidenta del Congreso lo estime oportuno". Con estas palabras, el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha mostrado su intención de ser reelegido presidente, después de alcanzar un acuerdo con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, para firmar el pacto anticorrupción propuesto por la formación naranja como condición necesaria para dar su 'sí' al PP.

"Estoy en disposición de acudir a la sesión de investidura cuando la presidenta del Congreso lo estime oportuno". Con estas palabras, el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha mostrado su intención de ser reelegido presidente, después de alcanzar un acuerdo con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, para firmar el pacto anticorrupción propuesto por la formación naranja como condición necesaria para dar su 'sí' al PP.

Tras alcanzar este acuerdo con Ciudadanos- que supone aceptar las seis condiciones exigidas por Rivera- y pactar el inicio de las negociaciones para este mismo viernes, Rajoy ha comparecido ante la prensa para asegurar que el paso dado ha sido "decisivo" para intentar formar gobierno y no ir a las terceras elecciones.

Para evitar otra cita con las urnas, ha pedido también"colaboración" al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, con el que pretende reunirse en los próximos días con el fin de convencerle de que cambie el sentido negativo de su voto o "para que planteé la alternativa que considere oportuna".

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha descartado entrar en el gobierno de Mariano Rajoy, y ha instado al PSOE y a su líder a que tengan una actitud "activa y estadista" y que acepten unas medidas anticorrupción que él mismo pactó con C's. "Espero que lo que para el PSOE era bueno hace cuatro meses, lo siga siendo ahora", ha aseverado, para añadir que espera que "todo el mundo esté a la altura".

Ha insistido en que su partido ha demostrado sentido de Estado para desbloquear la situación y no ir a terceras elecciones y ha afirmado que "quien hace cábalas pensando en elecciones no merece ser presidente de este país".

No ha desvelado qué temas concretos se van a poner encima de la mesa en la negociación con el PP, si bien considera que la fórmula que se adoptó en las negociaciones llevadas a cabo en Andalucía y Madrid puede ser la más adecuada.

"Todavía queda mucho camino por recorrer, pero al menos se abre un camino, el único posible que les queda a los españoles. Los españoles ya han tenido suficiente paciencia y es hora de ponerse a trabajar y de hablar de los problemas de los españoles y de cómo podemos solucionarlos", ha afirmado.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha asegurado este jueves que el presidente Mariano Rajoy ha aceptado firmar el pacto contra la corrupción que ofreció su partido y se ha compremetido a fijar este mismo jueves una fecha para celebrar el debate de investidura, con lo que ambos partidos podrán empezar a negociar el apoyo del partido naranja a su investidura.