arriba Ir arriba

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha rechazado este martes que después de las elecciones generales del 26 de junio, tenga que gobernar la lista más votada, y por contra, ha subrayado que en democracia "gobierna la mayoría", y que para eso, "hay que saber ganarse" a dicha mayoría en el Congreso, saber dialogar con los demás para sumar voluntades, porque, a su juicio, seguirá siendo necesario el acuerdo.

Así lo ha asegurado en rueda de prensa en el Congreso de los Diputados el día en el que se ha firmado el decreto de convocatoria de nuevas elecciones el 26 de junio.

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha advertido este lunes al líder del PSOE, Pedro Sánchez, de que tras las elecciones del 26 de junio no puede volver a ocurrir lo que ha pasado en los últimos cuatro meses y no debe plantear vetos al PP porque eso es "malo para la democracia". Rajoy ha hecho esta advertencia a Sánchez en la sede de la Comunidad de Madrid, donde ha asistido a la recepción ofrecida por la presidenta madrileña, Cristina Cifuentes, con motivo de la celebración del 2 de mayo, en respuesta a unas declaraciones de Pedro Sánchez, que ha rechazado una coalición con el PP sea cual sea el resultado en las elecciones del 26 de junio. Este martes, el CIS publicará un nuevo sondeo con intención de voto y preferencias de los españoles sobre pactos postelectorales. Asuntos que, junto a las elecciones del 26J, han marcado los actos del 2 de mayo en Madrid. Una celebración en la que hemos visto a Albert Rivera y Mariano Rajoy.

El 20 de diciembre de 2015 el PP ganó las elecciones con 123 escaños pero perdió la mayoría absoluta, lo que obligaba a un escenario de pactos. El PSOE fue segunda fuerza con 90 diputados y dos partidos irrumpieron por primera vez en el Congreso, Podemos y sus confluencias lograron 69 escaños y Ciudadanos 40. Desde el primer día, el PP ha defendido una gran coalición con PSOE y Ciudadanos presidida por Mariano Rajoy pero el líder del PSOE la ha descartado hasta en 20 ocasiones.
 

El líder de Ciudadanos rechaza la propuesta de los socialistas a raíz de la propuesta de Compromís, por el que el PSOE ofrecía un gobierno presidido por Sánchez y con independientes y una cuestión de confianza dentro de dos años. Albert Rivera cree que estamos abocados a unas nuevas elecciones y ni siquiera entra a valorar la propuesta de última hora de Compromís. Considera que la palabra la tienen ahora los españoles y critica el bloqueo institucional.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, no ha querido entrar a valorar en profundidad este martes el 'Acuerdo del Prado' que ha propuesto Compromís para tratar de conformar un Gobierno 'in extremis' porque no ve "razonable" presentar "tres páginas para gobernar cuatro años entre seis partidos distintos".

Así lo ha puesto de manifiesto Rivera en la rueda de prensa posterior a la reunión que ha mantenido en Zarzuela con el rey, con quien no ha podido conversar sobre esa oferta porque se ha enterado al término de dicho encuentro.

  • Felipe VI inicia la tercera ronda con la vista puesta en elecciones anticipadas
  • No obstante, dejará la puerta abierta "hasta el último momento" a los pactos
  • Garzón (IU) traslada al rey el "revulsivo" que supondría ir a las urnas con Podemos
  • En Marea culpa al PSOE de la repetición por elegir a C's en lugar de la izquierda
  • Homs (DiL) cree que España ha hecho el "ridículo" al tener que repetir elecciones
  • Oramas (CC) no ve posibilidad alguna de que haya acuerdo in extremis

Cuando parecía que las distintas propuestas para un posible acuerdo degobierno estaban ya definidas por los principales partidos, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha hecho este miércoles otro planteamiento: Que los líderes de PP, PSOE y Ciudadanos den un paso atrás y  apoyen a un presidente independiente. El líder del PSOE, Pedro Sánchez, no contempla esa propuesta de su socio de acuerdo, mientras que el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, no comparte ese planteamiento que compara con el Gobierno que lideró Mario Monti en Italia. Mientras, el PP habla de tándem de fracaso para calificar el pacto entre PSOE y Ciudadanos y rechazan la propuesta de Rivera.

Carles Puigdemont y Albert Rivera se han reunido en la Generalitat justo una semana después del encuentro del presidente catalán con Pablo Iglesia. Constatadas las diferencias en cuanto al proceso independentista, sí han coincidido en temas del día a día y han quedado en volver a verse. El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha avisado al presidente de la Generalitat de que su proceso independentista está en "vía muerta", por lo que le ha pedido que no se quede "al margen" de las reformas de España, un ofrecimiento que ha declinado el jefe del ejecutivo catalán.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha anunciado hoy que su grupo pedirá la comparecencia en el Congreso del presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, para explicar, entre otros aspectos, si apoya al ministro José Manuel Soria.

En rueda de prensa en el Congreso, tras escuchar las declaraciones del titular de Industria negando implicaciones en sociedades encubiertas en Panamá, Rivera ha considerado que sería "mejor para todos" que el jefe del Gobierno en funciones acuda voluntariamente al pleno del Congreso.
Pretende Rivera que Rajoy aclare si España investigará posibles casos de blanqueo en Panamá, lo que no está incluido en el convenio firmado con este país en 2013, o si incluirá "este lugar" en la lista de paraísos fiscales.

Al margen de lo que haga Rajoy sobre si comparece o no en el Congreso, Ciudadanos buscará el apoyo de otros grupos para cursar la petición de explicaciones del presidente en funciones en una Cámara que "no está en funciones, sino funcionando".