Enlaces accesibilidad

De Guindos dimitirá en "cuestión de días" como ministro tras despejarse el camino para ser vicepresidente del BCE

Por
De Guindos anuncia que dejará de ser ministro "en los próximos días"

El ministro de Economía, Industria y CompetitividadLuis de Guindos, ha confirmado este lunes que su dimisión es "cuestión de días" después de obtener el respaldo unánime del Eurogrupo para ser vicepresidente del Banco Central Europeo, en una breve comparecencia ante los medios en Bruselas. De Guindos era el único aspirante a este puesto después de que Irlanda haya retirado la candidatura de su único rival, el gobernador del banco central de este país, Philip Lane.

"En cuanto vuelva [a España] hablaré con el presidente del Gobierno. En los próximos días yo presentaré mi dimisión, será cuestión de días", ha anunciado el todavía ministro español tras la reunión del Eurogrupo, en la que él no ha estado presente, tal y como decidió hace unos días, por ser uno de los candidatos. Aunque no ha dicho fecha exacta para su dimisión, De Guindos espera que sea efectiva antes de que comparezca ante el Parlamento Europeo para defender su candidatura el lunes 26.

Luis de Guindos ha destacado que se siente "muy contento de que España haya vuelto a conseguir" un puesto en el BCE tras perderlo en 2012 y se ha mostrado "convencido" de que intentarán "hacerlo lo mejor posible" y que el país "podrá contribuir mucho". Hace seis años, ha destacado, la "reputación de España estaba en otro entorno", pero ahora "ha recuperado muchísimo prestigio" por el crecimiento y la creación de empleo.

De Guindos ha agradecido el apoyo del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a su candidatura y la "confianza" que ha recibido del resto de miembros del Eurogrupo, donde ha estado los últimos seis años. También ha mostrado su agradecimiento al ministro irlandés por sus palabras "amables" y ha destacado que Philip Lane "era un gran candidato y seguirá siendo un gran candidato a futuro".

El español ha restado importancia al hecho de que la Comisión de Economía de la Eurocámara concluyera la semana pasada que Lane fue "más convincente" que él y ha señalado que en la presentación oficial de su candidatura intentará convencerles de cuál será su contribución.

Nadie a quien le hemos pedido apoyo nos ha puesto ningún tipo de condicionalidad

De Guindos ha negado que los apoyos recibidos hayan sido a cambio de que España respalde al gobernador del Bundesbank, Jens Weidmann, para que sea presidente del BCE en 2019 en sustitución de Mario Draghi: "Nadie a quien le hemos pedido el apoyo nos ha puesto ningún tipo de condicionalidad al respecto".

De Guindos insiste en que la independencia del BCE está garantizada

El ministro español ha subrayado que su nombramiento como vicepresidente del BCE "supone un desafío" que afronta "con humildad, con ganas de aprender para defender su independencia como siempre" ha hecho y hará y ha negado que el hecho de que hasta ahora haya ocupado un cargo político vaya a afectar a esta última.

Sobre este particular, el futuro vicepresidente del BCE ha señalado que la "independencia" del organismo "está garantizada" en sus estatutos, que no solo la pueden defender los banqueros centrales y, en cualquier caso, ha insistido varias veces en que en los "próximos días" dejará de ser ministro durante su canutazo con los medios.

De Guindos ha señalado que ha habido momentos difíciles como el Eurogrupo de marzo de 2012, que dejó la famosa imagen de Jean-Claude Juncker recibiendo al ministro español agarrándole del cuello simulando como si le estuviera estrangulando.

Reunión de los ministros de economía de la zona euro para analizar el déficit español

Como "mejor momento", De Guindos ha destacado cuando España salió del programa de rescate bancario.

Preguntado sobre su posible sustituto al frente del Ministerio de Economía, De Guindos se ha limitado a responder que Rajoy "no necesita ningún tipo de asesoramiento" para ello.

Un salario base bruto de 334.080 euros como vicepresidente del BCE

El puesto de vicepresidente del BCE, que ocupará el ministro de Economía, Luis de Guindos, está dotado con un salario base bruto de 334.080 euros, al que se suman complementos por representación, residencia, educación o hijos, en función de las circunstancias personales de quien ocupe el cargo.

Según el último informe de cuentas anuales publicado por el Banco Central Europeo (BCE), referente al ejercicio de 2016, el vicepresidente es el segundo directivo mejor remunerado de la entidad, solo por detrás del presidente, que dispone de un salario base de 389.760 euros.

Los otros cuatro miembros del Comité Ejecutivo -el órgano que se encarga de la gestión del banco y pone en práctica las decisiones del Consejo de Gobierno, que incluye a los gobernadores de los bancos centrales nacionales- percibieron ese año un salario base de 277.896 euros.

Noticias

anterior siguiente