Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El catedrático de Economía de CUNEF y director de Estudios Financieros de Funcas, Santiago Carbó, ha asegurado este jueves que la derrota de la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, en el Eurogrupo muestra “que no hay una cierta sensibilidad hacia los países del sur”, de hecho “le sorprende” que haya sido elegido un presidente de un país más pequeño y más independiente de la Unión Europea como es Irlanda, por lo que cree que la decisión ha estado motivada por “si eres un país acreedor o deudor”.

En una entrevista en el Canal 24 Horas, Carbó ha señalado que existe “una cierta desconfianza” entre los países del norte con los del sur ya que piensan que los segundos “no han hecho los deberes en los años precedentes para consolidar sus finanzas públicas”. Por ello, ha advertido el catedrático, “aún está por ver si se logrará el entendimiento entre los dos bloques”, aunque este viernes el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, haya hecho recortes en el presupuesto, lo que “significa que está dando una concesión a estos países que están poniendo problemas al proyecto de recuperación”. En este sentido, ha apostado por que Europa dé una imagen “más sólida y unida” de cara al exterior ya que “los mercados pueden generar algún tipo de tensión si ven que Europa va reduciendo su compromiso”.

[Última hora sobre el coronavirus]

La vicepresidenta económica, Nadia Calviño, ha asegurado en 'Las mañanas de RNE' que, pese a la derrota frente al candidato irlandés en la votación para presidir el Eurogrupo“España encara igual de fuerte la negociación del fondo de reconstrucción” que tendrá lugar la semana que viene. “La negociación va a ser muy complicada porque lo que se propone es un cambio de paradigma en Europa, pero nuestra capacidad de negociación sigue intacta”, ha afirmado Calviño, que tampoco cree que la derrota haya cambiado su posición dentro del Gobierno, en el que se siente igual de fuerte.

Calviño ha descartado que la coalición de Gobierno con Podemos haya influido en la votación. “En Europa hay gobierno de todo signo, con diferentes coaliciones, y eso es algo no suele jugar ningún papel”, ha zanjado. La vicepresidenta económica ha lamentado no haber podido conseguir que, por primera vez, un país grande y una mujer presidan el Eurogrupo, una institución “que da una gran capacidad de representación a los países pequeños”.

En Las Mañanas de RNE con Íñigo Alfonso hemos ahondado en las consecuencias tanto internas como externas que va a tener la derrota de Nadia Calviño como presidenta del Eurogrupo. En la vertiente interna, su autoridad puede quedar un poco tocada dentro del Gobierno. Era la garantía de la ortodoxia frente a la coalición cuando pasó de ministra a vicepresidenta. Pedro Sánchez daba por hecha su victoria, que al final no ha llegado. El PP ha señalado que es un fracaso de Sánchez y que España genera desconfianza en Europa.

La vicepresidenta económica era la candidata de las grandes potencias europeas y contaba con el voto expreso de Francia, Alemania o Italia pero sin embargo, no ha conseguido convencer a los países pequeños que han apoyado al candidato irlandés Paschal Donohoe. Estas diferencias anticipan lo difícil que van a ser las negociaciones sobre los futuros presupuestos y el fondo de reconstrucción para hacer frente a la pandemia que se debatirá la semana que viene. En el caso español, supone un fracaso y la pérdida de capacidad de influencia y visibilidad dentro del Eurogrupo.

Informan Sandra Gallardo y María Carou, corresponsal en Bruselas.

El ministro de Finanzas de Irlanda Paschal Donohoe será el nuevo presidente del Eurogrupo tras imponerse en la carrera por el puesto a la vicepresidenta y ministra de Asuntos Económicos española Nadia Calviño y a su homólogo luxemburgués Pierre Gramegna. Contamos desde Bruselas como transcurrió la votación, antes de viajar a Italia, para escuchar a la ministra de agricultura Teresa Bellanova sobre las condiciones de los inmigrantes sin papeles que trabajan en el campo. Hablaremos además de la decisión del Supremo estadounidense sobre la información financiera de Donald Trump, de la evolución de la pandemia en el mundo, con atención especial hoy a Puerto Rico. Terminaremos con la historia de los jugadores de la selección de baloncesto de Bosnia que huyeron de la sitiada Sarajevo para poder jugar el Eurobasket en 1993.

El presidente del Gobierno decía ser "optimista" antes de la votación de hoy, pero finalmente Nadia Calviño no presidirá el Eurogrupo. En un mitin en el País Vasco, Sánchez ha lamentado la decisión de los socios comunitarios, pero ha mandado ánimos a su "extraordinaria vicepresidenta econñomica" y emplaza al nuevo presidente, el irlandés Donohoe, a "empezar a trabajar en una respuesta de las dimensiones y envergadura que tenemos con esta crisis". Informa Sandra Gallardo.

El ministro de Finanzas de Irlanda, Paschal Donohoe, ha sido elegido este jueves nuevo presidente del Eurogrupo para los próximos dos años y medio, en sustitución del portugués Mário Centeno. El irlandés arrebata así la presidencia a la española, Nadia Calviño, tras una ajustada votación en segunda ronda, después de que el candidato luxemburgués, Pierre Gramegna, se haya retirado al no conseguir los apoyos suficientes.

La vicepresidenta económica de España no ha conseguido los diez votos de sus colegas. El irlandés Paschal Donohoe será desde el lunes el próximo presidente del Eurogrupo, como ha informado su antecesor Mário Centeno, al que sustituirá los próximos dos años y medio. Ambos se han medido en una segunda vuelta tras obtener más votos que el luxemburgués Pierre Gramegna. Es la segunda ocasión que España se queda a las puertas, tras el intento fallido de Luis de Guindos. Informa la corresponsal de Radio Nacional en Bruselas, María Carou.

El presidente del Eurogrupo no puede imponer ni vetar decisiones de forma individual pero sí organizar la agenda dando prioridad y orientando temas de discusión. Porque el líder de los ministros de Economía y Finanzas de la Eurozona tiene mucha influencia a la larga en las decisiones que se toman en Europa, algo importante en un momento clave en la negociación del fondo de recuperación y del presupuesto comunitario para los próximos siete años.

El ministro francés de Finanzas, Bruno Le Maire, ha confirmado que Francia va apoyar a Nadia Calviño para que presida el Eurogrupo. Le Maire ha dicho que la vicepresidenta económica española “puede ser una excelente presidenta por su competencia y porque defiende más integración en la zona euro”. Calviño se convierte así en la candidata de las grandes potencias porque cuenta con el apoyo de Alemania, Italia y Francia, pero todos los votos valen lo mismo y la española necesita 10 votos para convertirse en la primera mujer en presidir el Eurogrupo. Su gran rival es el candidato de Irlanda al que apoyan los ministros del PP europeo. La votación de esta tarde será online y secreta.

El catedrático de Economía de CUNEF y director de Estudios Financieros de Funcas, Santiago Carbó, ha asegurado en ‘Las mañanas de RNE’ que la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, tiene muchas opciones de ser la elegida hoy para presidir el Eurogrupo “por su perfil profesional y su dilatada experiencia en Bruselas, y porque España nunca lo ha presidido”. Además, Carbó ha recordado que España “siempre ha estado menos representada en Europa de lo que le correspondía”.

La vicepresidenta económica del Gobierno, Nadia Calviño, sabrá este jueves si es la elegida para presidir el Eurogrupo, las reuniones de los ministros de Finanzas de la eurozona. Se enfrenta al candidato irlandés, Paschal Donohoe, apoyado por el Partido Popular Europeo, y al luxemburgués, Pierre Gramegna, que parte con menos opciones. Calviño es la gran favorita sobre el papel, pero necesita el apoyo de 10 países en una votación secreta y la elección aún está en el aire. La española, que cuenta con el apoyo de Alemania e Italia, sería la primera mujer y la primera española en presidir el Eurogrupo.

Así lo ha expresado en Lisboa, donde ha iniciado su ronda de contactos. En este aspecto, España y Portugal van de la mano: rechazan condiciones duras y piden que haya acuerdo sí o sí este mes. "Puede salvar mucho empleo y reforzar el proyecto europeo. Es fundamental que seamos conscientes de que julio es el mes del acuerdo", ha señalado un Sánchez que, al igual que su contraparte lusa António Costa, rechaza que la cantidad de este sea iferior a los 750.000 millones actuales. Asimismo, el líder del Ejecutivo español se mostró "razonablemente optimista" ante la posibilidad de que la vicepresidenta económica Nadia Calviño sea elegida presidanta del Eurogrupo.

Alemania asume hoy la presidencia rotatoria de la Unión Europea. En 14 Horas de RNE hablamos con Pol Morillas, director del CIDOB, sobre los retos que afronta Angela Merkel durante su presidencia en la UE, como lograr una acuerdo sobre los prespuestos europeos o el fondo de recuperación. La primera cumbre presencial del Consejo Europeo tras el pico de la pandemia, que se celebrará los días 16 y 17 de julio, marcará el devenir del mandato de la canciller alemana: "Esto facilita la predisposición de los líderes a empezar a acordar el fondo de recuperación. La posición de los países ya ha quedado clara en las anteriores cumbres, por lo tanto ya estamos en fase de decisión" apunta Morillas y añade que Alemania tiene la responsabiliad de tratar de cerrar el asunto del fondo de recuperación antes de otoño, "fecha en la que el dossier del Brexit volverá a estar en primera línea y que también definirá los seis meses de presidencia alemana". Merkel es una voz autorizada y respetada, con mucho poder en Europa, ¿podrá convencer a los llamados países frugales, que rechazan el mecanismo del fondo? Morillas cree que Merke tiene "una ventaja y es que ella misma se acerca al final de su carrera política y tiene ante sí un reto que puede definir su contribución al futuro de la UE", lo cual es favorable para fraguar un consenso. Al mismo tiempo, Merkel seguirá siendo una política conservadora y entiende que, es en beneficio de Alemania, que Europa salga reforzada. ¿La presidencia alemana podría beneficiar a la candidatura de Nadia Calviño para el Eurogrupo? "Aparecieron otras candidaturas a última hora", comenta Morillas. El director del CIDOB cree que es importante tener en cuenta el papel de los países frugales en la negociación y cómo perciban a Calviño: si como demasiado del sur o como una persona que conoce perfectamente Bruselas y sus reglas. "Está bien situada pero es cierto que es una negociación política y tener el apoyo de Alemania siempre es un punto extra", concluye.

La vicepresidenta económica cuenta con el respaldo de la mayoría de los grupos políticos en España, pero deberá trasladarlo al resto de países comunitarios: para ser elegida deberá contar con mayoría simple, es decir, contar con el apoyo de al menos diez ministros de finanzas europeos. Las únicas reticencias proceden de los autodenominados países frugales, como Países Bajos, que temen que Calviño no sea neutral y apueste por aumentar mucho el gasto para favorecer a los países del sur. Por ello podrían apostar por sus rivales: el irlandés Paschal Donohoe y el luxemburgués Pierre Gramegna.

La presidencia del Eurogrupo se ocupa de ordenar las reuniones de los ministros de Finanzas de los 19 países de la zona euro. Es un cargo con poco poder real, pero sí que otorga mucha influencia, visibilidad y capacidad para orientar y priorizar los temas que están sobre la mesa. Más aún ahora que la Unión Europea debe dar forma al fondo de reconstrucción dotado con 750.000 millones de euros para hacer frente a la recesión provocada por el coronavirus. Calviño sería la primera mujer y la primera española en ocupar ese puesto cuyo mandato es de dos años y medio y que no implica dejar el Gobierno. De hecho, es obligatorio seguir siendo ministro para presidir el Eurogrupo. Informa la corresponsal comunitaria de Radio Nacional, María Carou.

El investigador del Instituto Elcano, Enrique Feás, considera que la candidatura de Calviño a presidir el Eurogrupo es algo muy positivo para España porque le suma representación en las instituciones europeas. Tras varias semanas de rumores, el Gobierno de España ha confirmado la candidatura oficial de Nadia Calviño a presidir el Eurogrupo. Sería la primera vez que un español ostentaría este cargo, al que también aspiran el conservador irlandés Paschal Donohoe y el liberal luxemburgués Pierre Gramegna. El nombre de la vicepresidenta tercera de Gobierno suena como el favorito para liderar la institución.