Anterior Condenan a más de cuatro años de prisión al empresario Jorge Dorribo por el caso Campeón Siguiente Los familiares de la tripulación del submarino desaparecido pierden la esperanza: "No van a volver nunca más" Arriba Ir arriba
Manifestación independentista en la Plaza Sant Jaume de Barcelona el pasado 8 de noviembre
Manifestación independentista en la Plaza Sant Jaume de Barcelona el pasado 8 de noviembre EFE/Quique García

Las agrupaciones de electores, última oportunidad del independentismo para presentar una "lista única" el 21D

  • Las agrupaciones deben ser promovidas por ciudadanos no por partidos

  • Luego, en las listas que presenten, sí pueden ir políticos pero sin sus siglas

  • En Cataluña, se necesitan más de 55.000 firmas para presentarse bajo esta fórmula

  • El PDeCAT es partidario de esta lista, pero está por ver si ERC y la CUP la apoyan

  • Bajo esta fórmula, no tendrían espacio en los debates ni publicidad gratuita

|

Después de que el PDeCAT, ERC y la CUP no se pusieran de acuerdo para presentarse como una coalición a las elecciones catalanas del 21 de diciembre reeditando la fórmula de Junts pel Sí que impulsaron en 2015 los dos primeros partidos -el plazo para ello expiró el 7 de noviembre-, la última oportunidad que tiene el independentismo para concurrir bajo una "lista única de país" son las agrupaciones electorales. El plazo para su registro termina, en este caso, el próximo viernes 17 de noviembre.

El expresidente de Cataluña Carles Puigdemont se ha mostrado "dispuesto" a encabezar una lista unitaria bajo esta fórmula porque "es el momento de defender el país", en una entrevista con la Agencia Catalana de Noticias este viernes. ¿Pero que son exactamente las agrupaciones electorales y quién las promueve?

Las agrupaciones electorales, según recoge la ley electoral española, se constituyen única y exclusivamente para cada proceso electoral y deben estar promovidas por ciudadanos -no por partidos políticos- en cada circunscripción electoral. Esto quiere decir que en Cataluña debe registrarse una por provincia consiguiendo para ello las firmas de al menos el 1% del censo -en este caso, más de 55.000 en total. En las listas de las candidaturas podrían ir luego políticos pero no como miembros de sus respectivos partidos.

Dos colectivosrespublica.cat y llistaunitaria.cat, han comenzado la recogida de estas firmas para presentar el 21D una "agrupación de electores" con la voluntad de que llegue a ser una lista unitaria. Este viernes, representantes de entidades civiles apoyados por el presidente de la ANC, Jordi Sànchez, han apostado por esta fórmula sin partidos, informa Europa Press.

El PDeCAT, con Puigdemont al frente, se ha mostrado favorable a integrarse en esta fórmula pero falta por saber si ERC y la CUP accederían.

Renunciar a las ventajas de las que disponen los partidos políticos

De hecho, presentarse bajo esta fórmula supone renunciar a una serie de ventajas de las que disponen los partidos políticos con representación parlamentaria, como la presencia en los debates y en los espacios informativos, así como la participación en el reparto de la publicidad gratuita, informa Europa Press.

Aunque sus candidatos hayan sido diputados del Parlament, incluso exconsellers o líderes de formaciones parlamentarias como Junts pel Sí, a la hora de ordenar su presencia en los medios de comunicación tendrán la misma consideración que cualquier otra formación extraparlamentaria, añade esta misma agencia.

En su manifiesto, respublica.cat y llistaunitaria.cat proponen la "constitución de una candidatura unitaria de todo el soberanismo" con un programa político que incluya la retirada del artículo 155 y de los refuerzos policiales, la "reinstauración del Govern legítimo de Cataluña", el retorno de los "presos políticos" y el archivo de las causas judiciales abiertas contra los cargos electos y ciudadanos "encausados por este proceso" e inicio del "proceso constituyente", entre otros aspectos.

Los promotores plantean que la candidatura esté integrada "fundamentalmente" por lo que consideran "presos políticos" -los presidentes de la ANC, Jordi Sànchez, y Òmnium, Jordi Cuixart, el exvicepresidente Oriol Junqueras y los otros siete exconsellers que están en prisión-, por los encausados por el proceso de independencia y "por los alcaldes de las principales poblaciones del país".

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente