Anterior David de la Cruz verifica el primer triunfo español y de premio se lleva el rojo Siguiente Las claves del acuerdo entre PP y Ciudadanos Arriba Ir arriba
Logo de Volkswagen en la feria de Ginebra
Logo de Volkswagen en la feria de Ginebra. REUTERS

Un juez alemán niega la devolución de un Volkswagen porque el fallo de las emisiones "no es grave"

  • Para ser grave debería suponer al menos el 1% del precio de compra

  • Es el primer juicio en Alemania por el escándalo de las emisiones de VW

|

La Audiencia Provincial de Bochum en Renania del Norte-Westfalia considera, en el primer juicio en Alemania por el caso Volkswagen, que los clientes no tienen derecho de devolución de sus coches porque la manipulación de las emisiones no es un "fallo grave".

El juez Ingo Streek, en una toma de postura en la apertura de la vista, indicó que es evidente que hay un "fallo" en los coches trucados, pero añadió que no se trata de una cuestión "grave" en "sentido legal" porque puede ser subsanada con un esfuerzo "relativamente pequeño".

La legislación contempla que la devolución de un bien a su productor únicamente procede en caso de fallo grave. Streek, en su toma de postura de base, indica que un "fallo grave" debe supone al menos el 1% del precio de compra.

"El tribunal no considera adecuado en este caso aplicar el medio más duro posible", explica un portavoz de la Audiencia Provincial de Bochum.

Este juicio es el primer proceso que se celebra en Alemania a raíz del escándalo de Volkswagen, por el que se reveló que millones de vehículos contaban con un software que reducía las emisiones contaminantes solo cuando estaba en un banco de pruebas.

El demandante quería devolver un Tiguan de 2015

El demandante, propietario de un Volkswagen Tiguan comprado en 2015, exige devolver el vehículo y el reintegro de los 38.000 euros que abonó. La firma asegura que puede arreglar el problema en el modelo del demandante con una actualización del software que dura apenas media hora y que cuesta unos 100 euros (que asume la empresa).

La acusación, por su parte, argumentó que los daños para su cliente son mucho mayores -ya que el vehículo, pese a ser relativamente nuevo, es invendible- y teme un menor rendimiento o un mayor consumo del coche a raíz de la reparación.

El fabricante alemán aceptaría devoluciones puntuales, pagando solo el precio de mercado, indicó la defensa.

Las partes tendrán ahora 14 días para llegar a un acuerdo y si no la Audiencia Provincial dictará sentencia.

La marca alemana comenzó el pasado enero a llamar a taller a todos los vehículos afectados, un proceso que se alargará aún durante meses.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente