Enlaces accesibilidad

La Eurocámara reduce el recorte del presupuesto de 2014 marcado por los Veintiocho

  • Reino Unido, Suecia, Holanda y Dinamarca no apoyan las cuentas
  • Por primera vez en tres años, se gastará más de lo que querían los Estados
  • La Presidencia lituana destaca la apuesta por el empleo y la innovación

Por
La Eurocámara reduce el recorte del presupuesto de 2014 marcado por los Veintiocho

Finalmente, el Parlamento Europeo ha conseguido el propósito que se marcó al inicio de la negociación sobre el presupuesto europeo para 2014 y ha logrado arrancar a los Estados miembros unas cuentas en las que,  por primera vez en tres años, el gasto aprobado es mayor al que querían los países. Con una fase final de más de 15 horas de negociación, los Veintiocho y la Eurocámara han conseguido cerrar el presupuesto del año que viene que, sin embargo, no ha sido apoyado por Reino Unido, Suecia, Holanda y Dinarmarca, que querían unos presupuestos más restrictivos.

En la conciliación entre las dos instituciones de la UE, se ha pactado un presupuesto que fija los gastos en 135.505 millones de euros, 500 millones más de lo establecido por los Estados, mientras que el tope para los compromisos se elevará a 142.640 millones de euros, 414 millones más.

El compromiso se ha quedado entre las exigencias de los Gobiernos -que querían un recorte adicional de 500 millones de euros- y las de la Eurocámara, que reclamaba un aumento extra de 1.000 millones y que había amenazado con vetar las cuentas si no se suavizaban las rebajas.

Así, el Europarlamento se muestra satisfecho por conseguir que el primer año del nuevo marco presupuestario plurianual de la UE "no empiece en rojo", sino con fondos suficientes para las necesidades mínimas. Mientras, los Estados aseguran haber logrado un presupuesto austero, que no obliga a los países a aumentar sus aportaciones a la UE en una época de ajustes a nivel nacional.

"Estoy satisfecho de que el acuerdo alcanzado entre el Parlamento Europeo y el Consejo proporciona oportunidades de inversión muy necesarias para las empresas, los científicos, las ciudades, las regiones y los estudiantes de Europa en un momento en que la inversión es muy necesaria", ha dicho el comisario de Presupuestos, Janez Lewandoski.

Deben ratificarlo el Europarlamento y los Estados miembros

Una vez pactado el presupuesto en el comité de conciliación, ahora deberá votarse en la Comisión de Presupuestos del Parlamento Europeo el próximo jueves. Además, la propia Eurocámara ha subrayado que "este resultado es importante con vistas a la aprobación del las Perspectivas Financieras de la UE para el período 2014-2020".

El punto final llegará con la ratificación de todo el marco presupuestario en el pleno de la Eurocámara que se celebrará en Estrasburgo del 18 al 21 de noviembre. También debe ser ratificado por los Estados reunidos en el Consejo de la UE.

El acuerdo también incluye un pacto para ampliar el presupuesto de este año, en concreto, para destinar 3.900 millones para pagar facturas pendientes de la Política de Cohesión y 400 millones para compensar a las regiones afectadas por las inundaciones de la primavera pasada, según ha resumido la Comisión Europea en su comunicado.

Menos gasto que en 2013, pero más del que querían los Estados

Tanto en el tope de gastos como en el de compromisos pactados por Eurocámara y Estados, significan un recorte del presupuesto respecto al de 2013, en concreto, se rebajan los gastos en un 9,4% mientras que los compromisos globales descienden un 9,5% en comparación a los de este ejercicio.

Las cifras pactadas también son inferiores a lo solicitado por el Parlamento Europeo -que quería 136.444 millones de euros para gastos y 143.082 millones para compromisos- y están cerca de lo defendido por la Comisión Europea, que buscaba una dotación de 136.065 millones de euros para gastos y 142.467 millones para compromisos.

En una rueda de prensa, el comisario europeo de Presupuestos, Janusz Lewandowski, ha calificado el acuerdo como "decente" y ha subrayado que, normalmente, los incrementos se han dado en los compromisos, pero ahora "por primera vez en tres años también aumentan los gastos" por encima de lo que defendían los países.

El responsable comunitario ha indicado que, en pactos como éste, nadie sale plenamente satisfecho, pero ahora la UE dispone de un "presupuesto gestionable" con un aumento de los pagos, lo que le hace avanzar un "buen pronóstico" de cara a la sesión plenaria de la próxima semana.

Margen ante una eventual falta de recursos

El Parlamento Europeo exigió desde el comienzo de las negociaciones que hubiese flexibilidad suficiente para poder reaccionar ante una eventual falta de recursos el próximo año, de modo que se pueda transferir fondos de unas políticas a otras -por ejemplo, de agricultura a cohesión- y de un año a otro. Al final, se ha conseguido un margen para poder recolocar 711 millones de euros del marco financiero plurianual, frente a la petición inicial de 1.060 millones.

Sin embargo, el viceministro de Finanzas de Lituania y presidente de la representación de los Estados miembros, Algimantas Rimkunas, ha admitido que no puede asegurar que esa cantidad sea finalmente suficiente ante cualquier imprevisto que pueda surgir.

"No puedo descartar que se vaya a requerir financiación adicional por encima del margen para la implementación adecuada del presupuesto de 2014", ha admitido en una rueda de prensa.

Apuesta por el empleo y la innovación

"Fueron unas largas negociaciones, pero mereció la pena: la Presidencia lituana alcanzó un acuerdo entre el Consejo de la Unión Europea y el Parlamento Europeo sobre un presupuesto comunitario de 2014 que favorece el crecimiento, el empleo y la innovación", ha señalado Rimkunas.

Lituania, que ocupa la Presidencia rotatoria, ha destacado que, además de esas tres áreas prioritarias, el presupuesto "refuerza la financiación destinada a inmigración, el sistema de protección de fronteras Frontex, la oficina europea de apoyo al asilo, Europol y las tres autoridades de supervisión que son importantes para una aplicación adecuada de la Unión Económica y Monetaria". 

Así, aumentan sobre todos los compromisos para políticas relacionadas con la mejora de la competitividad: los destinados a investigación e innovación aumentan en 212 millones para quedar en 9.000 millones (los gastos ascienden a 6.000 millones), y los dedicados al Programa Erasmus suben en 137,5 millones, hasta los 1.600 millones (1.555 millones son gastos).

El pacto también incluye compromisos presupuestarios de 3.900 millones de euros para el nuevo fondo europeo contra el paro juvenil, de los cuales 900 millones podrán desembolsarse ya en 2014.

El acuerdo incluye 920 millones de euros en compromisos de ayuda humanitaria (785 millones son gastos), que se destinará entre otras cuestiones a las víctimas de la guerra civil en Siria y a los refugiados de Lampedusa, según el comunicado emitido por el Consejo.

Con todo ello, el comisario europeo ha expresado su "optimismo" de cara al voto de la próxima semana en el Parlamento Europeo del presupuesto plurianual, ya que la Eurocámara ha vissto satisfechas sus peticiones y la condición adicional puesta por los eurodiputados para que un grupo de alto nivel estudie cómo se pueden incrementar los recursos propios "también debería quedar resuelta" antes de esa votación.

"De esta manera, no hay ninguna razón para posponer el voto", ha subrayado el comisario.

Pagos del Fondo Europeo de Solidaridad

Otro de los escollos en las negociaciones fueron los 400,5 millones de euros de dotación adicional al Fondo Europeo de Solidaridad que se destinarán a Alemania, Austria y la República Checa -por los daños ocasionados por las graves inundaciones de los pasados mayo y junio- y a Rumanía, por los incendios forestales y sequía del verano de 2012.

El Parlamento Europeo quería que se tratase de una dotación nueva, mientras que los Estados exigían reutilizar los fondos que no se gastarán en este 2013 (unos 500 millones).

Al final, se ha acordado financiar 250 millones de euros con el dinero no gastado y los restantes 150 millones con el nuevo presupuesto de 2014, según ha explicado el titular adjunto de Finanzas de Lituania.

Noticias

anterior siguiente