Enlaces accesibilidad

Médicos del Mundo lanza una campaña contra la exclusión sanitaria de inmigrantes

  • La ONG se opone a que inmigrantes se queden sin sanidad
  • Cree que la reforma sanitaria "choca con la ética profesional"

Por
Médicos del Mundo lanza un vídeo para promover la objeción y seguir atendiendo a inmigrantes sin papeles

"Juro dedicar mis conocimientos en medicina a trabajar por la salud de los españoles y extranjeros con papeles". "Juro que dejaré en un segundo plano ni ética y mi moral en épocas de crisis financiera". Así empieza el vídeo de la campaña "Dereho a curar" que ha lanzado Médicos del Mundo en contra de la medida del Gobierno de dejar sin asistencia sanitaria a los inmigrantes sin papeles a partir del 1 de septiembre y a favor de la objección de conciencia de médicos y enfermeros.

En el vídeo aparecen seis profesionales sanitarios haciendo varios juramentos con una mano en alto, mientras que la otra la mantienen escondida con los dedos cruzados como señal de que están mintiendo aunque este detalle no se ve hasta el final.

"Juro que no interpondré los derechos humanos a las medidas de ahorro o maximización de beneficios", "juro que no utilizará instalaciones del estado para diagnosticar a inmigrantes irregulares" ,"juro que no negaré asistencia sanitaria a nadie salvo que no tengan NIE ni DNI" o "juro que no recetaré medicamentos contra el sida a quien no aporte a la Seguridad Social" son los otros 'juramentos' que hacen.

El último de los médicos que aparece termina diciendo que sobre todo juran que lo que han dicho antes no lo cumplirán "nunca". Una voz en off recuerda que la atención sanitaria a las personas sin papeles es un derecho universal y que por eso ellos han jurado, como sanitarios, "atender sin discriminar" y que lo van a seguir haciendo porque curar no solo es una "obligación", sino también su "derecho".

El vídeo termina haciendo un llamamiento para recoger firmas a favor de la objección de conciencia de los sanitarios.

Campaña "Derecho a Curar"

Médicos del Mundo ha lanzado con este vídeo la campaña "Derecho a curar" en apoyo de la objeción de conciencia del personal sanitario para que pueda asistir a la población inmigrante irregular que quede fuera del sistema a partir del próximo 1 de septiembre, cuando entre en vigor la reforma sanitaria.

La ONG ha puesto en marcha esta acción de movilización ciudadana contra el decreto del Gobierno que "deja a las personas sin permiso de residencia sin acceso al sistema sanitario público" según ha señalado en un comunicado.

De esta manera, Médicos del Mundo intenta contribuir a la iniciativa puesta en marcha por la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (SEMFYC) el pasado 10 de julio y que suma ya más de 1.300 profesionales objetores contra "la exclusión sanitaria".

La iniciativa, dirigida en un primer momento a médicos de familia, se amplía a profesionales de todas las especialidades, de enfermería y administrativos de salud.

El presidente de la ONG, Álvaro González, ha subrayado que se trata de suscitar un movimiento del mundo sanitario contra una medida que "choca contra la ética profesional".

"Queremos servir de vehículo de transmisión para que el personal sanitario reivindique, ejerza su derecho a la resistencia y su derecho a curar a toda persona que lo requiera, independientemente de su situación administrativa", ha comentado González.

Una campaña online

La iniciativa también busca sensibilizar y movilizar a la ciudadanía en apoyo de la profesión médica y a favor del derecho a la salud.

Así, con la campaña online www.derechoacurar.org se pretende recabar apoyos de la ciudadanía contra el decreto ley de la reforma sanitaria.

Entre los materiales que incluye la web se encuentra una carta modelo que cualquier ciudadano puede dirigir a su médico para solicitarle que objete contra la exclusión de las personas inmigrantes.

Desde la propia página también se puede suscribir una carta dirigida a la ministra de Sanidad en la que se manifiesta su rechazo a "la exclusión de las personas sin permiso de residencia de la atención sanitaria".

La ONG considera que la reforma supone "un grave retroceso en términos de derechos sociales" y rechaza las justificaciones para la adopción de esta medida.

"Las personas inmigrantes no vienen a España para servirse de los sistemas de cobertura socio-sanitaria" ha afirmado González.

Asimismo ha recordado que "son numerosos los estudios que demuestran que las personas inmigrantes utilizan menos los servicios sanitarios que la población española".

Noticias

anterior siguiente