Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La tercera ola de COVID-19 ha seguido imparable este fin de semana en España, que ha marcado nuevas cifras récord de pacientes ingresados en Andalucía, La Rioja y Extremadura. Preocupan también La Comunidad Valenciana, con 4.000 ingresados, y Cataluña, que roza los 3.000. La situación ha obligado a la instalación de hospitales de campaña o a adaptar algunas instalaciones como la cafetería del Hospital de Alcoy, que ya alberga camas para los enfermos. Coronavirus: última hora.

Foto: EFE/ D. Sinova / Comunidad de Madrid.

Las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) de once comunidades autónomas y Melilla están en riesgo extremo al superar más del 25% de ocupación con pacientes de COVID-19. En algunos casos, la presión es mayor incluso que en la primera y segunda ola. Uno de los últimos territorios en los que se ha disparado la presión asistencial es La Rioja, donde la ocupación ya alcanza el 85% de las camas habilitadas. Coronavirus: última hora

Foto: Una enfermera prepara una habitación en el Hospital San Pedro de Logroño, La Rioja. EFE/Raquel Manzanares

Los datos siguen demostrando que los contagios están en lo más alto en esta tercera ola en España, mientras las comunidades continúan tomando medidas cada vez más duras. En la Comunidad Valenciana se prohiben la reuniones entre no convivientes en domicilios. En la misma linea desde mañana Madrid también limitará al máximo la interacción social. Esta Comunidad abrirá un tercer pabellón del hospital Zendal para atender pacientes covid. En La Rioja han tenido que ampliar el número de camas UCI ante la situación crítica.

[Coronavirus: última hora en directo]

FOTO: El dueño y un trabajador de un restaurante cierran el negocio en Valencia Biel Aliño / EFE

La curva de fallecidos de COVID-19 no ha dejado de aumentar en la última semana y, según el Ministerio de Sanidad, se han registrado más de 1.400 muertes. Durante tres días consecutivos, España también ha superado los 40.000 contagios diarios, batiéndo el récord de positivos diarios desde el inicio de la pandemia. La curva de la incidencia tampoco deja de subir: ya por encima de los 800 casos, cifra insólita hasta ahora. Además, la situación en los hospitales empeoran: una de cada cinco camas a nivel nacional está ocupada por un paciente COVID. Preocupan, especialmente, las unidades de cuidados intensivos, con un tercio de pacientes afectados por el virus. Coronavirus: última hora. 

Foto: REUTERS/Jon Nazca

En el informativo 24 horas analizamos con expertos del sector sanitario el impacto que ha tenido la pandemia de la COVID-19 en la salud mental de los trabajadores y trabajadoras de la Sanidad. Para ello tenemos como invitados al doctor Jordi Alonso, autor principal del estudio 'Mind COVID' -han analizado datos de más de 9.000 trabajadores sanitarios de España- del IMIM-Hospital del Mar Barcelona; María Antonia Estecha, del Hospital Clínico Virgen de la Victoria de Málaga y jefa del servicio de UCI; y Mercedes Navío, psiquiatra y coordinadora regional de Salud Mental y Adicciones de la Comunidad de Madrid. Según nos cuenta el doctor Alonso, "el 28% de trabajadores que presentaban depresión mayor, es hasta seis veces más que antes de la pandemia". La doctora Estecha ha recalcado el sufrimiento vivido en los servicios hospitalarios: "Hemos visto pacientes muy malos, como nunca antes, y mucho dolor en familiares", ha explicado. Por su parte, la psiquiatra Mercedes Navío nos ha ilustrado sobre el Plan de Respuesta Asistencial Prioritaria en Salud Mental en la Postcrisis por COVID-19 (2020-21). 

El consejero madrileño de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha dado a conocer este jueves en la Asamblea de Madrid que la Comunidad se ha quedado sin dosis para vacunar contra la COVID-19 a más profesionales sanitarios de primera línea, por lo que se ha visto obligada a suspender el plan de vacunación. Escudero lo que ha achacado a la "discriminación" por parte del Ministerio de Sanidad en el reparto de vacunas.

Los sanitarios llevan casi un año sufriendo en primera línea el azote del coronavirus y llegan exhaustos emocional y físicamente a esta tercera ola de contagios. Dicen, además, sentirse decepcionados, ya que "vamos siempre por detrás del virus". El personal de hospitales y centros médicos pide responsabilidad la ciudadanía para cumplir con las restricciones y más medios y personal a los gobiernos. Coronavirus: última hora

Ocho comunidades autónomas han empezado a administrar la segunda dosis de la vacuna de Pfizer, 21 días después del primer pinchazo. Esta segunda dosis es necesaria para alcanzar la inmunidad contra la covid. Las que no lo han hecho, se espera que lo hagan a partir de mañana.

[Coronavirus: última hora en directo]

FOTO: Una enfermera administra la segunda dosis de la vacuna de Pfizer a una residente de un centro de Lleida. Europa Press.

Al menos siete comunidades autónomas han comenzado este domingo a administrar la segunda dosis de la vacuna de Pfizer contra el coronavirus. Se trata de Baleares, Canarias, Cataluña, Comunidad Valenciana, Galicia, Madrid y País Vasco, mientras que el resto de autonomías comenzarán a inyectar la segunda dosis este lunes. La segunda dosis se administra 21 días después de la primera y es la que otorga la inmunidad.

FOTO: Nieves Cabo recibe la segunda dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech en una residencia de Santiago de Compostela. Xunta de Galicia.

Casi la mitad de los profesionales sanitarios de España, un 45%, presenta un riesgo alto de trastorno mental después de trabajar en la primera ola de COVID-19 y un 3,5% incluso llegan a pensar en el suicidio, más del triple de la media del resto de la población.

Así lo concluyen dos estudios liderados por investigadores del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM) y médicos del Hospital del Mar y del CIBER, que ha utilizado datos de 9.138 trabajadores sanitarios de 18 centros sanitarios de toda España.

A porcentaxe de doses administradas en Galicia é do 81% e no caso da provincia de ourensá supera o 90%.

A residencia xeriátrica de Leiro é o único centro sociosanitario da provincia de Ourense que queda pendente de vacinar contra a covid trala confirmación dun caso positivo. O resto, e son máis de 140, xa están vacinados. Estamos a falar de 9.000 persoas entre usuarios e traballadoras vacinadas en dúas semanas.

Ante la dificultad de movimientos en Madrid la colaboración ciudadana ha sido clave para facilitar el desplazamiento a hospitales de enfermos y personal sanitario. Algunos vecinos ofrecen a través de un sistema de mensajería un servicio de recogida y traslado con sus vehículos 4x4, la forma más segura de poder trasladarse a la espera de que todas las vías estén limpias de nieve y hielo y sean seguras.

Numerosos sanitarios han doblado turnos, ante la imposibilidad de que sus compañeros se reincorporen y trasladen al centro sanitario. Otros han dormido en hoteles cercanos y vecinos de varias localidades han colaborado en la limpieza de los accesos a los hospitales o les han acercado comida al personal de los centros sanitarios.

La intensa nevada que ha caído en las últimas horas en Madrid ha bloqueado las calles y carreteras de la capital española, dificultando la labor de los servicios de emergencia. La ayuda de voluntarios con vehículos 4x4 ha permitido a algunos médicos poder desplazarse a las urgencias domiciliarias, como es el caso de la doctora Sandra Sánchez Lozano, médico de familia del centro de salud Joaquín Rodrigo.

Última hora: temporal Filomena en directo

Los sanitarios han sido la cara visible de este año terrible que termina y quizá ellos, más que nadie, querían decirle adiós. Un equipo de TVE estuvo con ellos en Nochevieja en la UCI del Hospital Vall D'Hebron en Barcelona. Allí comieron las uvas y allí recibieron al 2021 con esperanzas", a pesar del aumento en la presión hospitalaria de las últimas semanas. Coronavirus: última hora

Foto: EFE/ Ballesteros

Serafín Romero, presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos, ha dicho en Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso que la marcha de Salvador Illa del Ministerio de Sanidad es una mala noticia. "Una vez más, lo político queda por encima de lo sanitario". Espera que este cambio no afecte a la coordinación establecida con las Comunidades Autónomas. "En cuatro años en mi cargo he conocido cuatro ministros de Sanidad, el siguiente será el quinto".

Y ha comentado su relación con él desde su cargo. "Desde el comienzo mantuvo un nivel de comunicación directo. Pero a lo largo de la pandemia ha habido un alejamiento, incluso hemos tenido que pedir y solicitar por escrito que la profesión participara y fuera parte de la solución, porque éramos conocedores de la trinchera. Ha respondido siempre que se le ha hecho una petición, pero ha habido una no participación".

Explica que la primera ola a todos nos pilló por sorpresa, pero que las siguientes no se han previsto. "En la segunda y la que vamos conociendo como tercera, entendemos que el virus ha ido por delante de nosotros. Estamos viendo algunas decisiones que nos hacen ir por detrás de las medidas a tomar."

Sobre los sanitarios, insiste en el cansancio físico, psíquico y emocional que sufren. "Toca tirar hacia atrás en algunas medidas y una esencial es el plantear confinamientos parciales. Las consecuencias son mucho peores." Y termina recordando a los 83 médicos que han perdido la vida a consecuencia de esta pandemia, y a los farmacéuticos, enfermeros... que han estado en primera línea.

Juan Pablo Horcajada, Jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas y Coordinador General COVID19 en el hospital del Mar de Barcelona, avierte que el hospital está en un aumento de ingresos lento, pero persistente. "Estamos a punto de abrir una tercera planta, porque no paran de llegar pacientes", ha dicho.

Sobre las medidas actuales para luchar contra el coronavirus, cree que no son suficientes. "Deberían endurecerse las restricciones porque están subiendo los casos y esto acaba traduciéndose en la saturación del sistema sanitario".

Y explica que los sanitarios necesitan descansar. "Estamos cansados. No hay enfermeras. Sentimos que si faltamos nosotros no hay nadie. Hay bajas por COVID y por depresión y conciliación familiar", concluye.

En plena pandemia enfermeros españoles siguen emigrando a Alemania en busca de una mejores condiciones laborales. Almudena, Verónica y Leo van a cumplir siete años como enfermeras en Alemania. En la UCI de la clínica Vivantes de Berloin son testigos de cómo el coronavirus ha puesto también contra las cuerdas a la sanidad alemana, a pesar de los medios, muchas camas, pero poco personal.

Es la historia de las cerca de 4.000 enfermeras y enfermeros españoles que están salvando del colapso a la sanidad alemana. 

[Coronavirus: última hora en directo]

Foto: EFE/Raquel Manzanares. 

A pesar de que en España falta personal en hospitales y centros de salud en plena pandemia, los sanitarios españoles siguen marchándose a Alemania. Lo hacen porque los contratos que consiguen en España son temporales mientras que allí obtienen plazas fijas en el servicio público alemán. Es el caso de Alejandro, que cobra lo mismo que su madre, enfermera en España, pero trabajando sólo 10 días al mes haciendo sustituciones, así las cosas no cree poder conseguir las mismas condiciones. Sara también ve cada vez más difícil la vuelta a España tras ocho años trabajando en el servicio público alemán. Entre otras cosas porque hace poco la llamaron de España para ofrecerle un contrato de un día.