Enlaces accesibilidad

Europa lamenta que Reino Unido se baje del tren del pacto fiscal, pero señala que seguirá adelante

  • Los líderes europeos llaman al Reino Unido a que se una al pacto fiscal
  • Van Rompuy: El nuevo pacto de disciplina fiscal se firmará en marzo de 2012
  • Merkel: "Le he dicho Cameron que todos estamos en el mismo barco"
  • Polonia: El acuerdo de la UE "no es suficiente para calmar a los mercados"
  • La declaración final del Consejo Europeo deja clara la soledad de Londres

Por
Acuerdo en la UE para fijar un límite de déficit

Los jefes de Estado y Gobierno de la UE han lamentado que el Consejo Europeo haya finalizado sin el acuerdo unánime para reformar los Tratados de la UE por el veto del Reino Unido, pero también han señalado que este hecho no va a parar el pacto fiscal acordado en la madrugada del jueves al viernes cuyo objetivo es consolidar la disciplina presupuestaria en la zona euro, salvar a la moneda única y frenar la crisis de deuda. Eso sí, en las comparecencias posteriores los líderes han dejado la puerta abierta a Londres para que se una al pacto.

El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, se ha mostrado convencido de que todos los países de la UE "menos uno" se sumarán al pacto intergubernamental. "Este pacto está abierto a los países de fuera del euro. Excepto uno, todos están considerando participar", ha dicho Van Rompuy sin nombrar a la delegación británica.

Van Rompuy ha explicado que el nuevo pacto de disciplina fiscal se firmará en marzo de 2012, mientras que el presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, se ha mostrado convencido de que la ratificación podrá lograrse "en un plazo muy reducido" y ha destacado que "al menos 23 Estados miembros formarán parte y posiblemente lleguen a 26".

Merkel a Cameron: "Todos estamos en el mismo barco"

En este mismo sentido, la canciller Angela Merkel ha dejado claro que "hay un país que se ha distanciado, Reino Unido", pero que el resto de los Estados miembros han mostrado su interés o su voluntad en el pacto. Además, Merkel también ha querido señalar lo que le ha recordado a David Cameron: "Todos estamos en el mismo barco". "Lamentamos que Reino Unido no nos siguiera, pero sus condiciones eran inaceptables", ha detallado Merkel, que ha señalado que "si los bancos del euro se resienten, también los demás se resienten".

Lamentamos que Reino Unido no nos siguiera, pero sus condiciones eran inaceptables

En cualquier caso, para Merkel "el éxito claro ya se ha conseguido" porque se han sentado las bases para que exista "una unión de la estabilidad: la unión fiscal". Merkel, que ha considerado a Londres un actor importante dentro de la UE, ha reconocido que "todavía no se ha redactado el acuerdo", pero que los pactos se van a "introducir de forma muy detallada" la regla de oro en la constitución de cada país que se adhiera al pacto lo antes posible.

"En los próximos meses nos vamos a encontrar todos los meses hasta que la crisis acabe", ha afirmado la canciller. "El de hoy es un paso importante, pero hay un camino muy largo por recorrer", ha añadido.

El pacto que vendrá

Por otro lado, Merkel ha dejado claro que los 500.000 millones de euros del fondo de rescate permanente suman "el techo" que Alemania no está dispuesta a sobrepasar. En opinión de la canciller, Europa cuenta con los instrumentos para afrontar la crisis y por ello Berlín ha dicho "claramente que no sumaremos nada más a esa cifra". Además, ha asegurado que se ha acordado reforzar el papel de las instituciones, a las que se les dará más poder de acción "para competencias que ya existen".

En este sentido, Durao Barroso ha recalcado que el nuevo tratado de carácter internacional (ya que no abarcará a toda la UE) no supondrá una cesión de nuevas competencias a Bruselas.

Tanto Van Rompuy como Barroso han asegurado que la cumbre ha adoptado "decisiones importantes para salvaguardar la Eurozona a corto y medio plazo". "Hemos visto que los Estados miembros de la Eurozona e incluso los que no son miembros están haciendo todo lo que pueden para apoyar al euro", ha dicho el presidente de la Comisión.

Reino Unido se queda solo

De esta forma ha aludido al primer ministro británico, David Cameron, que se ha quedado aislado este viernes en su rechazo al nuevo Tratado que prepara la eurozona para endurecer la disciplina fiscal. Cameron vetó una reforma de los Tratados a Veintisiete tras la negativa de los otros líderes europeos a otorgarle las garantías que reclamaba para eximir a la City de Londres de la regulación financiera de la UE.

El resto de Estados miembros de la UE, incluidos Hungría, República Checa y Suecia, han expresado su disposición a sumarse al pacto, pero han pedido consultar a sus parlamentos.

Van Rompuy y Barroso señalan que casi todos los Estados miembros hacen lo posible para apoyar el euro

"Los jefes de Estado o de Gobierno de Bulgaria, República Checa, Dinamarca, Hungría, Letonia, Lituania, Polonia, Rumanía y Suecia han indicado la posibilidad de formar parte de este proceso tras consultar con sus parlamentos cuando sea apropiado", asegura la declaración final adoptada al término del Consejo Europeo.

Polonia subraya el golpe de Londres

El primer ministro de Polonia, Donald Tusk, cuyo país ocupa este semestre la presidencia de turno de la UE, ha considerado este viernes que el acuerdo intergubernamental "no es suficiente para calmar a los mercados" por el rechazo de Reino Unido a unirse a este pacto.

El escepticismo británico ha ensombrecido ese acuerdo

"Los países de la Eurozona y un grupo de países más han llegado a un acuerdo, pero esto no es lo suficientemente significativo para calmar a los mercados", ha reconocido Tusk desde Bruselas, en declaraciones recogidas por los medios polacos y difundidas por Europa Press.

"Se trata ciertamente de un resultado importante en el que muchos países alcanzado un acuerdo, pero el escepticismo británico ha ensombrecido ese acuerdo", ha opinado Tusk.

Finlandia amenaza su participación en el fondo de rescate

La ministra finlandesa de Finanzas, Jutta Urpilainen, ha asegurado que su país no participará en el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) si se modifica el actual sistema de toma de decisiones del Eurogrupo, como proponen Francia y Alemania, ya que supondría perder su derecho a veto.

La propuesta franco-germana prevé que las decisiones del MEDE, el fondo de rescate permanente que empezará a funcionar en 2012, no se tomen por unanimidad, sino por una mayoría cualificada del 85%, lo que en la práctica supondría que solo Francia, Alemania e Italia podrían bloquear una decisión. De hecho, España no ha logrado que esa mayoría se eleve al 90%, lo que hubiera permitido a nuestro país bloquear el fondo.

"Sólo tenemos dos opciones: o se mantiene el acuerdo inicial de que las decisiones en el mecanismo permanente se toman por unanimidad, o Finlandia no participará en ese mecanismo", ha asegurado Urpilainen a la prensa en Helsinki.

El FMI, aplaude el acuerdo

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), la francesa Christine Lagarde, ha valorado la "demostración de liderazgo" de anoche de los líderes europeos para resolver la crisis financiera, y animó a otros a asumir también "su parte".

En un comunicado emitido tras participar en la cumbre de los 27 dirigentes de la Unión Europea en Bruselas, Lagarde calificó los acuerdos alcanzados esta madrugada como "una importante contribución que ayudará a hacer frente a la crisis en la Eurozona y a reforzar la recuperación global de la economía".

Noticias

anterior siguiente