Enlaces accesibilidad

El Eurogrupo elige a Draghi como sucesor de Trichet al frente del BCE

  • El nombramiento se produce por unanimidad de los ministros de Finanzas
  • Francia y Alemania expresaron su apoyo públicamente
  • Draghi se muestra partidario de las políticas antiinflacionistas

Por

El gobernador del Banco de Italia, Mario Draghi, sucederá a Jean-Claude Trichet al frente del Banco Central Europeo el próximo 1 de noviembre, cuando expira el mandato de Trichet al mando del organismo regulador. Los ministros de Economía de la eurozona han elegido a Draghi por unanimidad, según ha informado el primer ministro luxemburgués y presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker. 

Draghi ya se perfilaba como el sucesor más probable desde el pasado 26 de abril, cuando el presidente francés, Nicolás Sarkozy expresó públicamente su apoyo al nombramiento de Draghi.

Este mismo encuentro de los ministros de Finanzas del Eurogrupo ha servido además para dar luz verde al plan de rescate financiero de Portugal, por valor de 78.000 millones de euros.

Carrera en la sucesión de Trichet

El nombramiento formal de Draghi se realizará en la cumbre de líderes europeos que se celebra el 23 y 24 de junio tras consultar a la Eurocámara.

Desde la retirada en febrero del candidato alemán, el expresidente del Bundesbank Axel Weber, por su discrepancia con el programa de compra de deuda del BCE, Draghi ha sido considerado de forma casi unánime en toda la UE como el aspirante favorito por su preparación y experiencia.

Sin embargo, la canciller alemana, Angela Merkel, ha buscado hasta el último momento alternativas ante el temor de que sus votantes no aceptaran a un candidato procedente de Italia, país considerado allí inflacionista, al frente de la autoridad monetaria europea.

Merkel también apoya el nombramiento de Draghi

Berlín apoyó el año pasado el nombramiento del portugués Vítor Constancio como vicepresidente del BCE para garantizarse la presidencia de la institución. De acuerdo con las tradiciones de la UE sobre equilibrios geográficos, ello aseguraría la elección de un candidato del norte halcón en el combate contra las subidas de precios, como quiere Alemania.

Pero el presidente francés, Nicolas Sarkozy, decantó la elección al apoyar por primera vez públicamente a Draghi el pasado 26 de abril, después de que el italiano diera una serie de entrevistas en diversos medios europeos exhibiendo sus credenciales antiinflacionistas.

Merkel cedió y dijo el pasado 11 de mayo que respaldará al italiano por considerarlo "muy cercano a nuestras ideas de estabilidad y solidez de la política económica".

Presidente del Consejo de Estabilidad Financiera

El nombramiento de Draghi significa que el miembro italiano del comité ejecutivo del BCE, Lorenzo Bini Smaghi, deberá abandonar su puesto. Sarkozy ya ha dicho que espera que le sustituya un francés.

Además de gobernador del Banco de Italia desde 2006, Draghi, de 63 años, es el presidente del Consejo de Estabilidad Financiera, el órgano al que el G-20 ha encargado la elaboración de un nuevo marco financiero para evitar futuras crisis.

Entre 2002 y 2006 fue vicepresidente para Europa de Goldman Sachs, el banco de inversión que ayudó a Grecia a maquillar sus cifras de déficit y deuda. Tanto la entidad como Draghi han negado que estuviera al tanto de estas operaciones.

Entre 1991 y 2001, fue director general del Tesoro italiano y presidente del comité de privatizaciones, cargo en el que se mantuvo con 10 Gobiernos diferentes. Se considera que durante esta etapa jugó un papel clave en la entrada de Roma en el euro.

Noticias

anterior siguiente