Enlaces accesibilidad

La nueva ayuda a la formación para parados costará 400 millones al año

  • Sustituirá a los 426 euros y beneficiará a 80.000 desempleados cada mes
  • El Consejo de Ministros aprueba este viernes las nuevas políticas de empleo

Por

La nueva ayuda de 400 euros para los parados sin rentas vinculada a la recualificación profesional tendrá un coste anual de 400 millones de euros y beneficiará a cerca de 80.000 desempleados al mes, según fuentes del ministerio de Trabajo.

El Consejo de Ministros aprueba este viernes un real decreto ley que incluirá el plan de choque para fomentar la contratación parcial así como la nueva ayuda a los desempleados que sustituirá al Programa Temporal de Protección por Desempleo e Inserción (PRODI), más conocido por su cuantía, 426 euros.

La nueva ayuda se inscribe así en un proyecto de reforma de las políticas activas de empleo que el Gobierno pactó con sindicatos y empresarios en el marco del Acuerdo Económico y Social, que incluye la reforma de las pensiones y que fue firmado la semana pasada.

Políticas activas y plan de choque

Las mismas fuentes han señalado que el Gobierno y los agentes sociales están ultimando este real decreto Ley, que no descarta que los parados que se hayan beneficiado del antiguo PRODI no puedan solicitar la nueva ayuda. En este sentido, las fuentes han puntualizado que aunque finalmente no se excluya a los desempleados que hayan accedido al PRODI "tampoco tendrían prioridad" para poder solicitar la nueva prestación.

Asimismo, han indicado el Gobierno estima que dicha ayuda, que comenzará a ser efectiva a partir del 16 de febrero, pueda beneficiar como media a 80.000 personas al mes, al tiempo que detallaban que la dotación presupuestaria asciende a 400 millones de euros al año.

Sobre el plan de choque que bonifica a los empresarios que fomenten las contrataciones a tiempo parcial aseguraron que las partes están detallando que sólo puedan acceder a estas bonificaciones las empresas que no hayan reducido plantilla en los últimos tres o seis meses. Precisamente ésta era una de las reivindicaciones de los sindicatos UGT y CC.OO.

Noticias

anterior siguiente